37.7 C
Paraná
martes, febrero 7, 2023
HomePolíticaAlberto Fernández recibirá a Lula Da Silva

Alberto Fernández recibirá a Lula Da Silva

El presidente Alberto Fernández encarará en los próximos días una intensa agenda exterior con las visitas de Estado que realizarán a Argentina, primero, el canciller alemán, Olaf Scholz, y luego, el flamante mandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, y que incluirá además como punto central la realización de la VII Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), a la que fueron especialmente invitados los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden; y de China, Xi Jinping.

El Gobierno inicia así el 2023 con una abultada agenda instrumentada por la Cancillería que conduce Santiago Cafiero, que sumará además la llegada al país del ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Hayashi Yoshimasa.

Fernández recibirá a fines de enero en la Casa Rosada a Scholz, quien llegará en el marco de una gira que lo llevará antes a Brasil y Chile y que servirá para analizar las posibilidades de ampliación del comercio bilateral, el flujo de inversiones y el financiamiento en diversos proyectos, informaron a Télam fuentes del Palacio San Martín.

La visita del canciller alemán fue anunciada el pasado jueves en conferencia de prensa por la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti.

Scholz -quien permanecerá en el país dos días (30 y 31 de enero)- arribará a Buenos Aires acompañado por una nutrida delegación integrada por colaboradores, empresarios de distintos sectores y periodistas alemanes que cubrirán su viaje por América del Sur.

Esta será la tercera oportunidad en que Fernández se reunirá con Scholz, luego de los encuentros que mantuvieron en mayo y junio del 2022 en Alemania, en los que analizaron el impacto de la guerra en Ucrania en la producción, distribución y el mercado global de alimentos, y donde también dialogaron sobre la agenda de cambio climático, la seguridad alimentaria y energética.

En el marco del G7, al que Fernández asistió como disertante, Scholz había remarcado que “es bueno saber que en estos tiempos con Argentina tenemos un socio fiable en América latina”, y agradeció a Fernández “por la determinación con la que Argentina apoyó la condena a Rusia en los foros internacionales”.

Ambos países mantienen un “excelente vínculo y promueven agendas que destacan al multilateralismo y el diálogo como herramientas clave, con visiones compartidas en diferentes temas”, destacaron ante esta agencia desde la cartera que conduce Cafiero.

Alemania -principal socio comercial de Argentina en la Unión Europea-, se muestra interesado por el potencial argentino para el desarrollo y exportación de energías tanto de gas como de hidrógeno verde, generado a partir de la energía renovable como la solar o la eólica.

Según se indicó, ambos Gobiernos buscan reimpulsar la “complementariedad” de sus economías, principalmente en sectores como agronegocios, manufacturas, energía, hidrocarburos e infraestructura.

Antes de Scholz, visitará Argentina el ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Hayashi Yoshimasa, también como parte de una gira que comprende otros países de la región.

Yoshimasa, que arribará a Buenos Aires el 10 de enero, mantendrá una reunión bilateral con Cafiero en el marco de los 125 años del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Argentina y Japón, oportunidad en que se buscará profundizar la agenda bilateral y evaluar posturas en ámbitos multilaterales.

No se descarta que el canciller japonés también sea recibido en la Casa Rosada por Fernández.

El Gobierno argentino espera que la visita de Yoshimasa ayude a “continuar trabajando en la asociación estratégica” y sirva para que ambas administraciones exploren la “posibilidad de avanzar hacia una asociación estratégica global, como mantiene con Brasil y México, teniendo presente los valores comunes, la cooperación creciente y el intercambio de visiones” sobre el contexto mundial, precisaron las fuentes.

La agenda bilateral incluye la cooperación en usos pacíficos de la energía nuclear y en materia satelital.

Un capítulo especial, por cercanía y sintonía política, será para el Gobierno la llegada al país, el 23 de enero, de Lula Da Silva, en lo que será la primera visita de Estado del líder del Partido de los Trabajadores (PT) desde su asunción al frente del Palacio del Planalto, y que significará el relanzamiento formal de la estratégica relación bilateral con el principal socio comercial de Argentina en el Mercosur.

Fernández y Lula tendrán una reunión de trabajo en Balcarce 50, que incluirá la firma de acuerdos ya delineados en el encuentro que ambos líderes sostuvieron en Brasilia, el 1 de enero pasado, tras la toma de mando del presidente de Brasil.

“Por el afecto que siente Lula por nuestro Presidente” se logrará “un gran acuerdo binacional en lo financiero, lo energético, en agro-industria, cultura, infraestructura y turismo”, anticipó días atrás en declaraciones a la prensa el embajador argentino en Brasilia, Daniel Scioli.

El regreso de Lula al Planalto significa para el Gobierno la restauración del tándem Brasilia-Buenos Aires como base para la integración regional, lo que además sumará un elemento favorable al comercio entre ambos países y al ritmo de crecimiento de Argentina.

En la Casa Rosada confían en que los efectos positivos de la mayor sintonía política entre ambas administraciones se trasladarán a varios planos, en particular en la esfera económica pero también en el posicionamiento de la región en los debates globales, a partir de la relación de confianza construida entre el Presidente y su par brasileño.

Fernández y Lula comparten una visión respecto a potenciar la industrialización, la sustitución de importaciones, abandonar el modelo de primarización que tuvo el Mercosur y la región en este tiempo, y avanzar en encadenamientos productivos donde se agregue valor.

Otro punto fuerte de la agenda exterior del Gobierno será la Cumbre de la Celac, que tendrá lugar el 24 de enero en el Sheraton Buenos Aires Hotel.

El encuentro convocará a los mandatarios, cancilleres y representantes de los 33 países miembros del mecanismo regional, cuya Presidencia Pro Témpore está en manos de Argentina, además de observadores de distintos organismos regionales y multilaterales y sus representantes.

La Argentina busca reforzar a la Celac como un ámbito “multilateral” para el diálogo global, dijo Cerruti en relación a la decisión de Fernández de invitar a la cumbre a Biden y Xi Jinping, quienes aún no confirmaron su asistencia al encuentro que tendrá como plato fuerte la participación de Lula, en lo que será el regreso de Brasil al bloque del que había quedado excluido temporalmente por decisión de su antecesor, Jair Bolsonaro.

NOTICIAS RELACIONADAS