25 C
Paraná
miércoles, febrero 1, 2023
HomeÀgoraEstrategia de desarrollo - Análisis histórico

Estrategia de desarrollo – Análisis histórico

Por Julián De Beus y Alejandro Di Palma (Grupo DEC)

HISTORIA DE LA COLONIZACIÓN AGRICOLA

El proceso de colonización agrícola en la provincia de Entre Ríos, entre 1856 y 1895, fue uno de los más singulares y de avanzada. Escasamente abordado por el campo historiográfico nacional, perdió protagonismo en el debate histórico ante el dinámico desarrollo del proceso de colonización agrícola de Santa Fe y su ajuste al modelo agroexportador.

Esta perdida de protagonismo exhibe claramente que el motivo por el cual se inicio este proceso, se fue extinguiendo en una forma tan paulatina que paso desapercibido hasta por los Entrerrianos.
A pesar, como se dijo, que Entre Ríos fue pionera junto con Santa Fe en materia de colonización agrícola, ya que allí un grupo de valesanos y saboyanos (suizos/Italianos del norte) funda la Colonia San José.

Las primeras colonias se asentaron en Moisés Ville (Santa Fe) y Domínguez (Entre Ríos) Si bien desde 1868 Buenos Aires tenía su congregación israelita, fue después del congreso en la ciudad suiza que se intensificó aún más la llegada. Algunos quedaron en Buenos Aires, varios volvieron en los primeros cinco años, pero la gran mayoría partió al Litoral principalmente.

A trabajar la pampa gringa al igual que otros inmigrantes españoles e italianos, incluso en las tierras vecinas que eran de alemanes y rusos, sus perseguidores en el Viejo Continente. Hacia fin de siglo XIX casi un 70 por ciento de la población rural litoraleña era extranjera, con gran mayoría de judíos, y eran propietarios en un 60 por ciento contando Córdoba. No existían latifundios ni terratenientes en Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes, los mismos gobiernos provinciales intentaban impedirlo, y eso evitó que no fracasaran las colonias agrícolas como en Buenos Aires. Y fueron la cuna, aquella pampa judía, “que sembraba maíz y cosechaba doctores”, para que hoy la Argentina exhiba orgullosa a los dos terceras partes de judíos de Latinoamérica.

En 1890 un desprendimiento de esos colonos a los que se suma un grupo de piamonteses se establecen en Villa Elisa, en las cercanías del puerto de Colón.

La descripción anterior se completa con la irrefutable prueba descripta en el libro “los gauchos judíos”, Gerchunoff describe en esta novela la visión de la utopía agraria de los colonos judíos en los campos argentinos. Esta singular experiencia agrícola se desarrolla en esa tierra utópica, ese otro lugar donde era posible empezar una vida nueva. Para ellos, las pampas argentinas eran ese otro lugar, era como la Tierra Prometida.

Tenemos que señalar que esta ubicación geográfica que en principio fue muy funcional como objetivo para esa migración, luego al tomar relevancia el aislamiento orográfico de la provincia, hecho que deviene lógico del cambio relativo en la importancia del transporte fluvial respecto del transporte terrestre y la posterior decisión de evitar toda infraestructura indispensable en la Mesopotamia para proteger al “territorio continental” argentino de una potencial invasión brasilera, justifican el inicio de un ÉXODO, el que aun luego de la conexión de Entre Ríos al resto del país (13/12/1969- inauguración del túnel subfluvial) siguió la misma dirección.

ENTRE EL EXODO Y LA MIGRACION

El éxodo es un fenómeno por el cual, diversas poblaciones se encuentran desarraigadas de sus lugares de origen y residencia por diferentes motivos, los cuales obligan a las personas a buscar nuevos lugares donde refugiarse para salvar y/o reconstruir su vida. El término éxodo normalmente se utiliza cuando nos referimos a las MIGRACIONES MASIVAS que se producen en diferentes épocas donde existen grandes cambios.

En lo que respecta a la migración, esta puede ser de carácter permanente, cuando el individuo fija definitivamente su residencia en el nuevo lugar o temporal cuando la estadía es breve. Las causas que determinan las migraciones son múltiples y, en este sentido, tienen diferentes motivaciones y características, aun así, sabemos que entre los principales motivos que obligan a las poblaciones a buscar opciones de vida en otros lugares, se ENCUENTRA LA POBREZA Y FALTA DE OPORTUNIDADES.

Tenemos datos concretos de una emigración de 1.000.000 entrerrianos, hecho que a pesar de la pretendida invisibilidad resulta absolutamente indiscutible y requiere analizarse el fenómeno cuya resultante fue este, agregamos que, detalles más precisos de este éxodo pueden encontrarse en “Interesante análisis demográfico de la provincia” (Daniel Tirso Fiorotto).

Una vez presentadas las consideraciones históricas que son la causa primitiva (inicial) de un problema que en tiempos modernos no fue siquiera abordado por LA POLÍTICA, vamos a presentar los principales datos duros para proponer luego, un objetivo y una simple estrategia para intentar cambiar el centro de gravedad de nuestra problemática provincial.

Reiteramos, nuestra provincia con 1.400.000 habitantes, expulsó o permitió el ÉXODO de como mínimo 1.000.000, lo que convierte a Entre Ríos en la provincia de mayor expulsión poblacional del país, hecho que requiere de una explicación.

LA DISTORSION

Según datos estadísticos disponibles, la cantidad de trabajadores privados en la provincia de Entre Ríos es actualmente de 136.400, un conjunto demasiado pequeño comparado con su población (1.400.000 habitantes) aun siendo que esta, ha presentado un crecimiento absolutamente inferior al del resto del país, si el señalado EXODO no se hubiera materializado estaríamos con una población de 2.400.000
De manera que tenemos que, en la actualidad, 136.400 trabajadores sostienen a una población de 1.400.000, es decir el 10% de la población proporcionan la renta que luego debe distribuirse sobre el universo poblacional.

Pero este no es el único dato curioso, si observamos mas de cerca la realidad provincial, tenemos que estos 136.000 empleos son empleados por unas 20.000 empresas, de manera que esas 20.000 empresas son los drivers que alimentan a 1.400.000 habitantes.

DESORIENTACION Y PRIMARIZACION

Entre Ríos es un provincia que sin entender el alcance de sus acciones, se oriento casi con exclusividad a la producción de commodities, mercaderías simples sin mayor valor agregado, recibimos, en general, la mercadería que nuestra sociedad consume, desde fuera de nuestra provincia y los camiones que nos proveen vuelven vacíos, es decir compramos y no nos compran nada, lo cual constituye desde el punto de vista económico una sofisticada forma de extracción, es decir el dinero sale de la provincia y no vuelve nunca más (transferencia de renta).

Como muestra de nuestra profunda crepuscularidad, hemos naturalizado hasta el simple hecho de traer agua envasada desde Mendoza, Córdoba o Bs As siendo que estamos en “la provincia del agua dulce”, la tierra de los ríos… Siendo como es que el Entrerriano es un criador de animales, traemos carne desde otras provincias… y así sucesivamente…

Sintéticamente, la política provincial ha creado por acción u omisión un sistema incapaz de abastecer las necesidades alimenticias de nuestra población, es decir somos un modelo sin futuro.

ALGUNAS ESTRATEGIAS DE DESARROLLO

1-El ser humano puede vivir sin petróleo, pero no sin agua o alimentos, nuestra Mesopotamia (y particularmente nuestra provincia) está rodeada de Ríos con agua dulce (Paraná, Uruguay, Gualeguay) e infinidad de arroyos, reservas de agua en el lago de Salto Grande, Esteros de Ibera, acuífero guaraní, etc. Sin embargo, no utilizamos ese recurso natural, hemos evitado su utilización, nos limitamos a admirar el paisaje. Es en esta perversa lógica de negación insensata del usufructo del recurso, manifiesta en que aceptamos la sentencia meteorológica como la principal variable de nuestra producción siendo que disponemos de agua dulce en cantidad y de energía eléctrica económica y fruto de nuestros recursos naturales, el riego podría triplicar o cuadruplicar nuestras producciones, nuestra provincia tiene que definir como objetivo la utilización del agua según sus necesidades multiplicando tanto la producción vegetal como animal y lanzarnos abiertamente a la carrera por agregar valor a estas producciones primarias evitando vender barato lo que vendemos y pagar caro lo que compramos o consumimos. De esta manera resulta indispensable la creación de represas de riego, la acuicultura, las microturbinas y hasta el turismo de “pesca y pague”

2-Se habla de pobreza, hambre, drogas, indigencia, desigualdad, desnutrición, alimentación, villas de emergencia, ñoquis, exceso de personal, administración pública, burocracia, sindicatos, obras sociales, falta de oficio, la salada, manteros… todo esto anterior se explica por un solo problema… falta de trabajo.

De manera que estas problemáticas se revierten con trabajo, con trabajo de cualquier color.
Entonces como damos trabajo en nuestra región que tiene capacidades específicas de fabricar comida, el objetivo sería en principio orientarnos hacia la alimentación, o sea a la nutrición, necesitamos 114 nutrientes básicos.

Siguiendo esta estrategia, “primero hay que alimentar y luego educar”, en este sentido nuestros pequeños y mediamos productores serian parte de la solución del hambre
Dando valor agregado en origen, se crean empleos en zonas rurales a largo plazo o dicho de otra manera, los pequeños productores son parte de la solución del trabajo y por ende de los otros problemas, el hambre y la desnutrición.

Apoyar la producción local, que es evitar el éxodo, una propuesta en este sentido, podría consistir en lograr alimentos enlatados esterilizados en su origen sin la necesidad de cadena de frio, algo que se dejo de hacer hace mucho en Entre Ríos.

POLITICA DE DESARROLLO

Necesitamos con urgencia un proceso político provincial, capaz de “orientar TODAS las herramientas de las cuales el Estado dispone hacia el objetivo de generar riqueza a través del aumento de la producción y la elevación del valor agregado”, procesos que deben ser llevados adelante utilizando la mayor cantidad de trabajo privado posible.

En este proceso de coordinación de las herramientas disponibles, la utilización de la totalidad de los recursos deviene en un imperativo.

Para esto necesitamos el trabajo de un ESTADISTA que organice sobre este conjunto de 20.000 drivers una serie de acciones, a fin de: segmentarlos conforme sus realidades, consultarlos sobre sus necesidades, prioridades y opiniones para el desarrollo, proceso que seguramente dejara en claro cuál debería ser el rol del Estado Provincial para convertirse en el promotor del desarrollo.

Queda claro que al introducir la condición de que, este proceso de aumento de producción y valor agregado, sea realizado con la mayor cantidad de mano de obra posible, el rol de las PYMES resulta central, no se puede seguir diseñando políticas “a la carta” para un conjunto reducido de actores productivos, esta interpretación de la política productiva nos llevó a un escenario de concentración que ha convertido en nuestra provincia, a los Estados Subnacionales en los principales dadores de trabajo, por ende es la causa principal de la referida falta de oportunidades que arraiga a la sociedad, una lógica que en nuestra provincia, las estadísticas indican que fue quebrada y explica el EXODO descripto al inicio.

Sintetizando, las PYMES deberán ser el futuro de la provincia porque son las únicas con capacidad de oferta laboral competitiva en cada rincón de nuestra provincia.
Debemos orientar exclusiva y urgentemente la obra pública a la multiplicación de PYMES.
Si nuestra Política no es capaz de definir objetivos de desarrollo y motorizar esos cabios, no tendremos destino.

NOTICIAS RELACIONADAS