34,937 %

Por Sergio Fischer en base a datos históricos

En las elecciones presidenciales de 2003, Néstor Kirchner encabezó la lista del Frente para la Victoria. Obtuvo el segundo lugar con el 22,24% de los votos detrás de la propuesta electoral que encabezaba el ex Presidente Carlos Menem.

Accedió a la presidencia luego de que su oponente  renunciara a la segunda vuelta electoral. En los meses siguientes buscó consenso con los partidos políticos opositores a nivel nacional.

La Argentina comenzaba así un período de crecimiento sin precedentes.

Entre las medidas de su gobierno se destacan: la reducción a la mitad en los niveles de pobreza, indigencia y desempleo, la renovación de la Corte Suprema de Justicia, los juicios por delitos de lesa humanidad, la recomposición de las relaciones con los países de Latinoamérica — principalmente Brasil y Venezuela—, el rechazo en conjunto con otros países de la región al ALCA, el pago total de la deuda externa al Fondo Monetario Internacional (FMI) y el dato que forma parte del título (34,937 %). Fue el crecimiento acumulado durante los cuatro años de su gobierno, es decir entre 2003 y 2007.

En las elecciones de 2009 obtuvo una banca en la Cámara de Diputados por la provincia de Buenos Aires. Ese año también fue elegido presidente del Partido Justicialista. Durante la primera presidencia de su esposa acompañó como legislador y referente político sus decisiones de Gobierno; a la ve que también fue elegido secretario general de la Unasur. Durante 2010 su salud se debilitó seriamente.

En febrero de ese mismo año fue operado de la carótida y en septiembre fue sometido a una angioplastia donde se le colocó un stent.

Sus médicos le recomendaron que cambiara su estilo de vida debido al estrés. Luego de unas semanas de reposo, volvió a la actividad política.

Sin embargo, falleció el 27 de octubre a los 60 años, hace hoy exactamente una década.

Para muchos de sus partidarios, “Kirchner fue el Perón del segundo milenio”.