Connect with us

Economía

Advierten que durante 2019 habrá mayor presión fiscal sobre monotributistas

Publicado

on

Las escalas del Monotributo que definen cuánto paga el contribuyente y determinan si los que están al tope de la pirámide tienen que pasarse al régimen general comenzaron 2019 con un retraso de al menos 17 puntos respecto de la inflación acumulada en el último año.

Desde este 1 de enero subieron 28,46%. Y eso se debe a que el Gobierno decidió adoptar el mismo índice de actualización que las jubilaciones. Pero los precios fueron mucho más rápido durante el año. Crecieron por lo menos un 45%, de acuerdo con estimaciones privadas. El efecto de retraso de las escalas es similar al que provocaba la falta de actualización en el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias de los salarios. Los contribuyentes de las escalas más bajas pasaban más rápido a niveles más altos donde el tributo es mayor.

En el caso del Monotributo, los que están al tope se ven obligados a abandonar el denominado régimen simplificado para pasar a ser responsables inscriptos de IVA y pagar el Impuesto a las Ganancias. De acuerdo con datos oficiales de la Secretaría de Trabajo, en los primeros 10 meses de 2018 hubo 2.200 autónomos más declarados ante la AFIP con aportes jubilatorios. Se supone que su incremento se debería a ese efecto distorsivo de la inflación.

De ese modo, los que están en la categoría K en la actividad de comercio de bienes, si superan $1.726.599 de facturación anual, estarán obligados a dejar de ser monotributista, mientras que los proveedores de servicios tienen un techo de $1.151.066. en la categoría H. Básicamente, un comerciante debería declarar a la AFIP menos de $143.800 de ventas al mes, y con ello, además pagar mercaderías, un empleado, alquiler de local y servicios, retirar algo para sus gastos familiares. En el caso de un profesional, debería tener una facturación mensual inferior a los $95.922.

Por esa razón, Vicente Lourenzo, asesor pyme del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires, señala que “el 70% del universo monotributista se dedica a los servicios”, y aclara que “no hay muchos que se dediquen al comercio de bienes”. Evidentemente, es inviable volcarse al comercio en esos niveles tan bajos de ventas.

Incluso, considera que en algunos casos es el propio Estado el que promueve una suerte de “monotributización” de las personas. “Hay municipalidades que no aceptan facturas del régimen general, porque les resulta más caro”, por el pago del IVA, explicó Lourenzo, quien indicó que entonces las comunas piden a las personas las facturas tipo C del régimen simplificado. 

El especialista considera igualmente que las cuotas del régimen ya resultan “bastante elevadas” en los niveles actuales y supone que la extensión obligatoria del uso de facturas electrónicas en esta modalidad provocará una “depuración” del sistema. “Antes con las facturas de papel la AFIP realmente no sabía lo que se facturaba; ahora tienen todos los datos”, explicó. Incluso para un Monotributista que decida no declarar parte de sus operaciones le resultará complicado cobrar porque sus clientes a su vez tendrán que usar dinero de cuentas no declaradas.

Federico De Luca, tributarista, también explicó a Ámbito Financiero que “los que están en las escalas más altas pasan más rápido al régimen general, donde los costos son 7 u 8 veces más altos”. Al describir el Monotributo, indicó que “es un impuesto que se cobra contra la facturación, no importa si se gana o se pierde”. Por caso, señala que en una economía inflacionaria como la de la Argentina, “la facturación subió mucho nominalmente, pero eso no quiere decir que se haya ganado”. El tributarista del Estudio DLF, consideró que se deberían introducir modificaciones al régimen simplificado para corregir esos errores.

Economía

Los allanamientos dispuestos por Bonadío tocaron Entre Ríos

Publicado

on

El juez federal Claudio Bonadio rechazó excarcelar al último arrepentido de la causa de los cuadernos, el exsecretario de Hacienda de Santa Cruz, Juan Manuel Campillo. Además en la misma causa ordenó unos 80 allanamientos a empresas de todo el país, informaron fuentes judiciales.

Campillo, es el primer acusado que no logra ser excarcelado por el juez de la causa de los cuadernos inmediatamente después de acogerse al régimen de testigos e imputados colaboradores. El exfuncionario kirchnerista fue aceptado en la víspera como “arrepentido” en la causa cuando el juez Bonadio homologó el acuerdo que había alcanzado hacía tres semanas con los fiscales del caso, Carlos Rívolo y Carlos Stornelli.

Bonadio rechazó excarcelar a Campillo porque cree que su libertad puede “entorpecer la investigación”, informaron fuentes judiciales que remarcaron que los fiscales se habían pronunciado a favor de la liberación del acusado que permanecerá -por ahora- en el penal de Ezeiza.

La decisión de Bonadio será apelada ante la Cámara Federal porteña por el abogado de Campillo, el defensor oficial Gustavo Kollmann, que encabeza también las defensas del ex secretario de Obras Públicas, José López, y del chofer del ex funcionario Roberto Baratta, Oscar Centeno, ambos arrepentidos en el expediente.

Campillo fue señalado en la causa por la también arrepentida Elizabeth Ortiz Municoy, vinculada a la venta de inmuebles en Estados Unidos del fallecido secretario privado del ex presidente Néstor Kirchner, Daniel Muñoz.

Allanamientos

En tanto, Bonadio dispuso la realización de decenas de procedimientos en busca de información administrativa de 80 empresas mencionadas en la causa de los cuadernos de las coimas, informaron fuentes judiciales.

Los procedimientos ordenados por Bonadio fueron “órdenes de presentación”, mediante las cuales efectivos de fuerzas federales de seguridad se presentaron en las empresas investigadas para solicitar la información requerida por el juzgado.

El objetivo de los procedimientos fue acceder a información vinculada, por ejemplo, con la composición societaria de las empresas señaladas en el tramo de la causa de los cuadernos vinculado con las concesiones de obra pública.

Bonadío ordenó decenas de operativos en distintos puntos del país. Uno de ellos se lleva a cabo en las oficinas de la empresa constructora José Eleuterio Pitón S.A. de Gualeguay.

Seguir leyendo

Economía

El campo estima pérdidas cuantiosas por las lluvias

Publicado

on

Coninagro alertó por las cuantiosas pérdidas económicas que provocarán las fuertes lluvias que azotaron a las provincias del centro y noreste del país.

Según estimaciones del Área de Economía de la entidad agropecuaria, si se toma el 13,8% de superficie afectada que reveló la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, unas 2,4 millones de hectáreas, equivalentes a 6,5 millones de toneladas, quedaron bajo el agua sin utilidad, lo que restaría la facturación de al menos u$s 2.200 millones (unos u$s 340 FOB la tonelada).

“Continúan las lluvias y los campos no soportan la cantidad de agua caída en los últimos 15 días. Hay mucha preocupación de los productores agropecuarios en Chaco, Santiago del Estero, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos y provincia de Buenos Aires. También se han reportado inconvenientes en Córdoba. En algunas localidades del país las pérdidas son totales”, enfatizó Coninagro en un comunicado.

Sin embargo, la confederación de cooperativas rurales aclaró que todavía es “temprano” para hacer estimaciones finales sobre el impacto económico de las inundaciones, teniendo en cuenta con los pronósticos no son alentadores en cuanto al tiempo en las zonas afectadas y que hay lotes que pueden recuperarse.

“Los años pasan, falta planificación y las obras no se ejecutan. Hoy la falta de infraestructura genera al campo un daño con altos costos. Con la emergencia no alcanza ni es suficiente, aunque es necesario que se aplique lo antes posible. La magnitud del desastre es compleja y esto se agrava, aún más, porque para ayudar al productor tenemos tasas de interés que están fuera del alcance de la gente, ante su escasa rentabilidad”, expresó el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto.

“No nos sobra ningún productor. El país necesita más hectáreas sembradas y más productores. Hay que invertir en obras hídricas, viales, energéticas y habitacionales para el campo”, agregó el ruralista.

En el caso de la soja, las lluvias elevan a 2,2 millones las hectáreas implantadas que estiman en condiciones regulares a malas, en las que 500.000 ha. están muy comprometidas por los excesos hídricos.

La superficie inundada en Santa Fe es de aproximadamente 3 millones de hectáreas según datos del Centro Regional de INTA provincial. Los campos se encuentran con más de 30 centímetros de agua. En algunos sectores prácticamente se descuentan pérdidas cercanas al 100%.

Desde Coninagro reclamaron reactivar el proyecto de ley de las Economías Regionales, con otras dos iniciativas que se complementan: el seguro multirriesgo y la creación de un fondo anticíclico. “Necesitamos urgente una línea de crédito excepcional para los productores afectados por estas duras y severas inundaciones en el norte y litoral argentino”, dijo Iannizzotto.

Seguir leyendo

Economía

El Banco Central bajó otra vez la tasa de interés

Publicado

on

El Banco Central volvió a intervenir este martes en el mercado de cambios para sostener el precio del dólar. Compró 50 millones de dólares, volvió a bajar la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq) y el dólar subió 14 centavos a 38,20 pesos de acuerdo con el promedio calculado por ámbito.com en bancos y agencias de la city porteña.

Con el dólar por debajo de la zona de libre flotación, la autoridad monetaria que conduce Guido Sandleris participó en cuatro subastas consecutivas entre el jueves y este martes, incorporando un total de 160 millones de dólares al stock de reservas.

Asimismo, la autoridad monetaria licitó 211.631 millones de pesos en Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días a una tasa de interés promedio que retrocedió 19 puntos básicos y cerró en 57,610%.

Desde PR Corredores de Cambio, indicaron que “a pesar de las compras oficiales y de la leve suba del tipo de cambio, los valores persisten en un rango que se ubica claramente por debajo de la banda inferior de la zona de no intervención oficial (ubicada este martes entre $ 37,47 y $ 48,50)”.

Indicaron que “las subastas del Banco Central no tienen la contundencia necesaria frente al flujo de ingresos como para revertir claramente la tendencia a la apreciación del peso y solo parecen constituirse en un mecanismo de regulación de la base monetaria con escaso impacto en la cotización del dólar”.

Seguir leyendo

Las más vistas