Análisis sobre el rango de precios de los commodities en el mercado interno

Especial para INFOPARANA: Alejandro Di Palma

La traducción de “commodity” es “mercancía”, en economía es cualquier producto destinado a uso comercial. Al hablar de Commodity, generalmente se hace énfasis en productos genéricos, básicos, y sin mayor diferenciación entre sus variedades.

Se nos ocurre seleccionar como commodities para este pequeño análisis, un conjunto de elementos que consideramos básicos, sin diferenciación de variedades y fundamentalmente con precios fáciles de contrastar, para aquellos lectores que quieran verificar la veracidad del análisis.

Se nos ocurrió un conjunto de elementos que consideramos tan básicos que la proposición de un precio NO uniforme resulta ser compleja, rebuscada y ciertamente vinculada a la construcción de una “MARCA” que, en la consideración de los compradores, los separe del concepto de commodity, en este conjunto incluimos, el agua, la yerba, la harina, la sal y el arroz.

“Para muestra sobra un botón”

Sobre estos elementos seleccionados, parecería resultar ciertamente compleja la definicion de un precio general, un precio que difiera mucho de un rango de precios pequeño en términos de su amplitud, pero veamos los resultados obtenidos:

Contrariamente a lo que pensamos resulta verificarse que, aun en elementos tan simples como la SAL, la diferencia de los precios ofrecidos alcanza porcentajes importantes (73%).

Un caso de excepción

Veamos ahora el caso de los combustibles líquidos, a priori parecería que estamos frente a un caso franco de un commodity, sin perjuicio de que existen preferencias para todas las marcas, está claro que la ubicación de la Estación de Servicio resulta absolutamente relevante a la hora de analizar los motivos de las ventas que se verifican en un punto determinado, analicemos el rango en el que se mueven las ofertas de estos elementos para poder sacar alguna conclusión.

Sigue una tabla con la descripción de los extremos inferior y superior del rango de precios, se tomó una ciudad genérica donde la información era certera correspondiente al mismo día que se realizaron las otras verificaciones (03/02/2021), se tomó una provincia determinada (Entre Ríos) por la prolijidad con la que se informan las variaciones, tanto así como las tablas comparativas, esa información que es MUY IMPORTANTE, suele NO ser coleccionada por las Cámaras que agrupan a las Estaciones de Servicio.

Sigue la información en crudo.

Vemos que la calidad de cada uno de estos combustibles líquidos, esta garantizada por una exigencia en la regulación de describe su calidad en forma completa, aun así vemos que el rango de amplitud de los precios es muchísimo más comprimido que en cualquier otro producto que a priori parecería ser un commodity, maxime considerando que casi la totalidad de las ventas se explican a través de los productos más económicos (Nafta Super y Diesel).

Debemos observar que TODAS las Empresas Petroleras llevan adelante costosos programas publicitarios, señalando las características inigualables de sus productos, han bautizado a sus productos Premium con nombres complejos, pomposos, vanidosos y cuasi extravagantes y… a pesar de eso, queda expuesto que sus precios son similares.

Este esfuerzo publicitario que vemos de parte de las Empresas Petroleras, parecería ser apuntado a evitar, para sus productos, el estigma de commodity que las propias regulaciones que existen sobre el combustible ofrecido le imprimen, sin embargo, ninguna Petrolera parecería ensayar una política de precios que despegue sus valores del conjunto de precios general, más bien en este segmento temporal estamos observando todo lo contrario, parecería que las Petroleras se sienten cómodas sosteniendo precios similares.

¿Sera este el motivo por el cual hoy en día se multiplicaron las promociones basadas en fastuosos planes de marketing que pesan sobre las espaldas de las Estaciones de Servicio?