Bordet ante un nuevo Congreso del PJ

Foto ilustrativa.

Este jueves el PJ nacional realizará un Congreso buscando ampliar el espacio opositor y consolidar las incorporaciones que se dieron en este último tiempo. El encuentro habilitará al justicialismo a realizar acuerdos en vistas a un frente que reúna a otros partidos políticos, movimientos sociales y agrupaciones con el objetivo de derrotar en las urnas al Gobierno de Cambiemos.

En el marco de la formalidad será un paso más en los preparativos para las elecciones nacionales, donde el PJ aún no tiene definido un candidato, pero sí la idea de un frente lo más amplio posible bajo la consigna de la unidad con todos. Por supuesto, habrá ausencias y presencias que serán leídas en clave.

El armado de Alternativa Federal parece haber ingresado en cierto declive, paradójicamente, a partir de la incorporación de Roberto Lavagna, quien justamente llegaba para potenciarlo. La ancha avenida del medio que pretende transitar Sergio Massa no alcanzar el caudal necesario para romper con el esquema de la polarización. Sin embargo, dos de sus fundadores, Juan Schiaretti (Córdoba) y Juan Manuel Urtubey (Salta), decidieron no enviar representantes al congreso del jueves. Otra situación será la de Gustavo Bordet, quien hasta hace un tiempo se contaba entre las filas de Alternativa Federal.

La lejanía de las elecciones hacía factible que gobernadores peronistas encontraran en ese espacio una contención sin el riesgo de granjearse la enemistad del Gobierno nacional pero, en un año electoral, las definiciones comienzan a tener peso. Bordet ha sabido sostener ese equilibrio necesario que lo mantuvo al margen del fuego cruzado entre la oposición directa y el oficialismo y mostrar la vocación de poder que hace prever que no se embarcará en una aventura de capitanes sin tripulación. Con mucho pulso se sostuvo en una línea, duramente cuestionada por una parte del peronismo provincial, que le permitió crecer en imagen, y en el último tramo cerró un acuerdo de unidad que fue elogiado por figuras nacionales y sumó espacios impensados, como el PCR. El desafío es traducir imagen positiva en votos, pero el entendimiento con sectores identificados con Unidad Ciudadana y encolumnados tras el ex gobernador Sergio Urribarri, convence hasta a los propios radicales en Cambiemos que el resultado de las elecciones adelantadas será la reelección. La discusión parece estar más centrada en cuál será la diferencia sobre el segundo y el porcentaje de votos resultante. Las PASO de abril serán, obviamente, una muestra.

El acomodamiento gradual que viene mostrando el titular del Ejecutivo provincial y presidente del PJ entrerriano, tuvo su discreto capítulo inicial en el acto de Alternativa Federal en Mar del Plata, a principios de febrero. Allí, Bordet, envió un video de salutación al igual que su par Domingo Peppo. “No saca los pies del plato”, se entusiasmaron algunos en el espacio que se venía perfilando como abiertamente opositor a la unidad con Cristina, pero su segundo movimiento fue cerrar el acuerdo con Unidad Ciudadana. Previamente había tenido una reunión con la ex presidenta. Ahora, la participación de los congresales por Entre Ríos será otra instancia de definiciones y, más allá de la moción que los representantes del justicialismo provincial lleven al conclave, será un paso más en la unidad sin exclusiones que viene transitando el actual gobernador.

La posición del partido que hoy preside el diputado nacional José Luis Gioja, está lejísimos de excluir a Cristina Fernández de la proclamada unidad.