14.6 C
Paraná
sábado, mayo 8, 2021
HomeActualidadBreve recorrido a dos años de la licitación del transporte público de...

Breve recorrido a dos años de la licitación del transporte público de Paraná

Este domingo se cumplieron dos años de aquél 21 de abril en que el titular Ejecutivo de Paraná abrió los sobres de ofertas para la licitación del transporte público de pasajeros de la ciudad y se encontró con que el único oferente era Buses Paraná, conformada por las dos empresas que ya venían prestando el servicio, ERSA Urbano y Mariano Moreno. Difícil imaginar que aquello haya podido causar sorpresa alguna al intendente Sergio Varisco.

Desde aquél momento cargado de buenos augurios, su cumplían 35 años de la última licitación, hasta este presente hubo un sinuoso camino que fue desarmando las expectativas que había generado lo que en su momento fue señalado como “un hecho histórico”.

Hoy, desde el Gobierno municipal, parece que el único argumento válido para defender la prestación del servicio es decir que es “el más barato del país”, lo cual no quiere decir que sea barato para el bolsillo de los usuarios, se omite mencionar que en cuanto a la calidad del servicio muy probablemente el transporte en colectivo de la capital entrerriana se encuentre entre los peores.

A continuación, los dos años transcurridos entre el llamado a licitación y el reciente aumento que llevó de 14,85 pesos el pasaje a 22,80, resumidos de manera sucinta:

La concesión, prorrogada desde 1984, caducó en octubre de 2016. Entonces el intendente Sergio Varisco, durante su campaña, prometió encarar el llamado a licitación. Una vez electo, ratificó el compromiso.

El 4 de mayo de 2016, se oficializó la creación de la Mesa del Transporte: decían las crónicas de aquellos tiempos que, luego de haberlo prometido, el intendente Sergio Varisco confirmó la creación de una Mesa de Transporte que reúna a los sectores preocupados en los diversos problemas que hacen al servicio de transporte público urbano en la capital entrerriana. El anuncio fue confirmado por el secretario de Medios de la Municipalidad de Paraná, José Escobar. La idea, dijo, fue tomar las decisiones de “la manera más consensuada posible”.

Y detallaban las crónicas: Son varios los problemas del transporte en la capital entrerriana. Esto motivó que varios sectores, de trabajadores y estudiantes, vengan reclamando ser escuchados para la toma de decisiones en el marco de las renovaciones de licencias para la concesión del servicio que será a finales de año. En esa línea fue que el presidente municipal prometió y luego confirmó la creación de la Mesa de Transporte.

“Habrá participación sindical, estudiantil y vecinal”, señaló la gacetilla oficial del Municipio y agregó que los temas centrales a tratar serán las “frecuencias, la renovación de unidades y la próxima licitación”, entre otros. Escobar no ahorraba elogios: “Sergio Varisco siempre genera un grupo de voces para escuchar y obrar luego de la manera más consensuada posible, más allá de las atribuciones que le son propias. Pero primero se escucha, se debate y se busca la mejor opción, siempre se apunta a la pluralidad y el equilibrio en la conformación de un ámbito de discusión, como será, en este caso, la Mesa de Transporte”, explicó.

Desde el Municipio reconocieron que el servicio debe mejorar “sobre todo en las frecuencias, y en exigir nuevas y modernas unidades; esos serán dos puntos clave que la Comuna hará respetar en las negociaciones, como se lo ha manifestado ya a la actual empresa prestataria”. En aquél lejano 2016, el objetivo manifiesto del Ejecutivo local estaba puesto en que “encaremos el nuevo periodo con soluciones y no con los viejos reclamos postergados del usuario”.

El 12 de septiembre de 2016, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad el Marco regulatorio del transporte público: la ordenanza, cumple la función de marco jurídico para la regulación de la prestación del servicio público y para la elaboración de los pliegos de condiciones para la licitación. Además creó el órgano de Control del Sistema Integral del Transporte Urbano.

Las funciones del mencionado órgano se especifican en el Art. 98° de la Ordenanza N° 9462:

1.- Dictaminar sobre la variación de costos del sistema, conforme Artículo 52º de la presente Ordenanza y elaborar el cuadro tarifario conforme la estruc-tura establecida en los pliegos.

2.- Informar de manera periódica al Departamento Ejecutivo Municipal sobre los parámetros de funcionamiento y estadísticas del sistema, para lo cual podrá requerir la realización de encuestas y todo otro sistema que permita proyectar y asegurar servicios eficientes y económicos en concordancia con los intereses de la población.

3.- Elevar al Honorable Concejo Deliberante un informe trimestral con la información sobre el funcionamiento, cambios y avances del SITU.

4.- Proponer en función de los estudios referidos en el apartado anterior modificaciones de recorridos, horarios, frecuencias, creación de nuevas líneas, implementación y extinción de líneas. 5.- Aportar información al proceso licitatorio.

6.- Dictaminar, ante la solicitud de prórroga del Contrato de Concesión que formulara el Concesionario, en los términos y con los alcances establecidos en el Título I, Capítulo VI de la presente Ordenanza.

Otro dato relevante a la hora del análisis del funcionamiento institucional del contralor del servicio, es la composición del órgano del control, manifiesta en el Art. 100°:

1.- Secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad de Paraná, o quién tenga a su cargo la competencia sobre transporte de la ciudad, quien ocupará el cargo de Presidente.

2.- Un Secretario representante del Presidente de la Municipalidad de Paraná.

3.-Secretario de la Secretaría Legal y Técnica de la Municipalidad de Paraná.

4.- Un representante de Defensa del Consumidor de la Municipalidad de Paraná.

5.- Un especialista en materia de costo o transporte designado por el Departamento Ejecutivo Municipal.

6.- Un especialista en costos o transporte designado por los representantes de la mayoría del Honorable Concejo Deliberante.

7.- Un especialista en costos o transporte designado por la minoría del Honorable Concejo Deliberante.

8.- Un concejal por la mayoría del Honorable Concejo Deliberante.

9.- Un concejal por la primera minoría y Un concejal por la segunda minoría del Honorable Concejo Deliberante.

10.- Un especialista en costos o transporte designado por los Concesionarios.

11.- Un representante de la Unión Tranviarios Automotor de la República Argentina (UTA).

12.- El Defensor del Pueblo de la Municipalidad de Paraná.

Como se ve, hay una marcada mayoría del Ejecutivo en la conformación del órgano y la representación de una voz alternativa se ve reducida al especialista en costos representante de la minoría en el HCD y al concejal por la primera minoría, ya que a la luz de los hechos, la segunda minoría actuó desde prácticamente el comienzo de la actual gestión como un apéndice del oficialismo, al punto que uno de los integrantes del bloque UNA – Frente Renovador, Luis Díaz, actualmente forma parte de la lista de concejales con la que el intendente Varisco va por su reelección.

La participación ciudadana proclamada al comienzo del proceso licitatorio, no pasó de ser una mera declaración de buenas intenciones. El 18 de mayo del año pasado, el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza que incorporaba al Órgano de Monitoreo y Control del Sistema Integral del Transporte Urbano a un representante titular y uno suplente de los usuarios del servicio público. Un mes más tarde, el 18 de junio, mediante el decreto Nº 903, el intendente vetó esa ordenanza.

El 29 de diciembre de 2016 el Ejecutivo Municipal realizó la Audiencia Pública sobre el transporte: a las 10 de la mañana, con 30 grados de temperatura, los vecinos fueron convocados para expresarse en el salón Mariano Moreno. El hecho, destacable a pesar de la inconveniencia de la fechas elegida, rápidamente se convirtió en una especie de puesta en escena que desde el FPV calificaron como “farsa democrática”. Se armó una extensa lista de oradores, donde, por ejemplo, a los integrantes de la asamblea ciudadana les tocó en los horarios más cercanos al mediodía, cuando el calor se tornó más intenso. Al comienzo, la mayor parte del salón fue ocupado por trabajadores y funcionarios que responden a la presente gestión y de igual manera sucedió con la lista de oradores. Por último, la ordenanza Nº 8276, que fue el marco normativo para la convocatoria, determina que la audiencia no es vinculante. El marco regulatorio ya había sido aprobado, por lo que se apuntaba a que la expresión de los vecinos tuviera incidencia en el Pliego de condiciones, no la tuvo.

El 11 de enero de 2017, el HCD aprobó el Pliego de condiciones: El oficialismo con el voto de los concejales de UNA Frente renovador, Silvina Fadel y Luis Díaz, aprobó el nuevo pliego que estableció las condiciones del servicio de transporte urbano de pasajeros de Paraná. La bancada del Frente Para la Victoria no estuvo presente en el recinto, en rechazo a la norma aprobada.

Los puntos más novedosos que se resaltaban en aquel momento eran:

1- Boleto Estudiantil Gratuito: si bien el oficialismo se negó a incluirlo en el Marco Regulatorio, lo que generó un conflicto con el FPV y la viceintendenta Josefina Etienot, el intendente Sergio Varisco anunció luego la medida rodeado de varios concejales. De este modo, se hizo saber que en el pliego que el Ejecutivo enviaría al Concejo estaría el Boleto Estudiantil Gratuito para estudiantes secundarios, ya que el primario se encontraba en vigencia. Esta es una de las medidas que reclamaban casi todos los sectores que participaron de la Asamblea Ciudadana.

2- Recorridos Nocturnos: funcionaría entre las 22.30 y las 5. El servicio “durante toda la noche vinculará escuelas secundarias nocturnas, hospitales y la terminal de ómnibus”, anunció en su momento el titular de la bancada oficialista, Carlos González. Si  funcionó, si funciona, si resulta útil, no sabemos.

3- Horario con Tarifa Bonificada: habrá una tarifa diferenciada de 8.30 a 11.30 con un descuento del 20%, a los efectos de evitar el congestionamiento en las horas pico.

4- Líneas Combinadas: Entrará en vigencia la posibilidad de combinar líneas pagando un solo boleto, dentro de la hora en que el usuario tomó el primer colectivo. Esto generó polémica porque incluyó la supresión de recorridos que hace que hoy deban tomarse dos colectivos para llegar a un lugar al que antes se arrobaba tomando un solo servicio. En su defensa, Zuiani, nos decía a los usuarios que teníamos que modificar nuestras costumbres y aprender a andar en cole y caminar un poco más. Se desconoce cuándo fue la última vez que la concejal zuiani abordó un colectivo siquiera en plan de estudio antropológico.

Finalmente, en abril 2017 se efectuó el llamado a licitación: varias empresas interesadas compraron los pliegos, pero finalmente a la licitación Nº 46/17 del Estado Municipal, se presentó una sola oferente que fue la Unión Transitoria de Empresa conformada por ERSA Urbano y Mariano Moreno, bajo el nombre Buses Paraná. Esto se conoció en la apertura de los sobres con propuestas realizada el viernes 21.

En sus declaraciones a los medios, Varisco, destacó que “se puso una vara muy alta con este pliego, ya que las exigencias fueron muchas: primero, mantener la fuente laboral a las familias que están trabajando; segundo, realizar una inversión en el primer año de más de 200 millones de pesos en unidades nuevas a incorporar, lo que significa una renovación del 30% de la flota; más 100 millones de pesos en la construcción, en zona lindante al Vivero Municipal que nosotros ofrecemos como espacio, para la guarda de colectivos, lavado y control vehicular”. Este último punto, más tarde generó una dura controversia con una buena parte de la ciudadanía.

A mediados de 2017 se adjudicó la concesión al único oferente, Buses Paraná: La nueva concesión tiene una vigencia de ocho años, y podrá ser renovable por otros cuatro años.

Para ser claros, la idea de UTE conformada por de dos empresas, hace tiempo que pasó a ser una mera fachada, ya que ambas responden a la gerencia de ERSA. Empresa oriunda de Corrientes, propiedad de una poderosa familia con relaciones de larga data con el poder político, y cuyo gerente en Paraná es Roberto Albizu, uno de los fundadores del MUR, corriente interna del radicalismo paranaense, junto al actual intendente. Albizu, además fue funcionario de la anterior gestión Varisco en el municipio.

A principios de noviembre de 2017, comenzó a ser tratado en el HCD el proyecto por el cual el Gobierno Municipal autorizó la venta de un terreno propiedad del Estado local de 7,5 hectáreas, ubicado en la zona del Acceso Norte, más precisamente dentro del predio del Parque Botánico Leandro N. Alem, a la empresa concesionarias del transporte urbano de pasajeros para que construya su base operativa y una sala de primeros auxilios. Esto generó una encendida protesta de parte de los vecinos ya que el lugar es considerado un valioso pulmón verde y un lugar de cita obligada para buena parte de la ciudad que allí concurre por esparcimiento.  Allí también se realiza la exitosa Feria Periurbana.

El 9 de noviembre, durante una acalorada sesión del cuerpo deliberativo en el Club Don Bosco, en el marco del programa El Concejo en tu barrio, Cambiemos se enfrentó cara a cara con el reclamo vecinalista, organizado en la Asamblea en Defensa del Parque Botánico. Y hasta debió soportar el desaire de la viceintendenta Josefina Etienot, que hizo pública su opinión contraria a la idea del oficialismo de enajenar parte del Botánico.

A fines de ese mes se conoció la decisión de dar marcha atrás con la medida.

El 4 de enero de 2018 el intendente, Sergio Varisco, firmó el convenio de concesión del transporte urbano de pasajeros con la empresa Buses Paraná para que preste el servicio durante los próximos ocho años, con posibilidad de prórroga por 8 años más.

En marzo de 2018 comenzó a funcionar el nuevo servicio.

En el medio ya se había solicitado el primer aumento que iba a ser debatido en abril de ese año, en el Teatro 3 de Febrero, para lo cual comenzó a desarrollarse desde el HCD un amplio operativo para permitir la presencia de una importante cantidad de vecinos, pero el Ejecutivo negó la utilización del coliseo local para ese fin y obligó a trasladar la sesión al recinto del Concejo en el Palacio Municipal.

La sesión extraordinaria para tratar el aumento en el precio del boleto se realizó el 28 de mayo en el marco de un verdadero escándalo. El contexto estaba atravesado por la investigación contra el intendente Varisco, la funcionaria Griselda Bordeira y los concejales Pablo Hernández y Emanuel Gainza, en la causa por narcotráfico. Se debatían las detenciones que pocos días después, el 4 de junio, se realizaron contra Bordeira y Hernánez, aún detenidos a la espera del juicio.

En ese clima de inusitada gravedad institucional se daba la discusión del aumento del boleto, pero se jugaban también otras cosas.  En aquella sesión, el varisquismo copó el municipio saturando los pasillos y escaleras del Palacio municipal. La sesión estuvo cerca de convertirse en una batalla campal. La viceintendenta y presidenta del HCD fue agredida y hostigada por el secretario de medios, José Escobar, a raíz de lo cual debió cumplir un arresto domiciliario, por ese hecho y por amenazar a periodistas.

En esa sesión, el oficialismo y UNA – Frente Renovador, dieron su voto a favor del aumento del boleto que pasó de costar 8,75 a 14,85 en octubre de 2018. Un salto del 70% en un año.

El 8 de julio de 2018, comenzaron a implementarse los nuevos recorridos del servicio de colectivos de la ciudad, otro tema que generó polémicas, reclamos y protestas y otra vez la sospecha de acciones del Ejecutivo que tienden a beneficiar a la empresa prestataria del servicio. La medida suprimió líneas y servicios que dejaron incomunicados algunos y barrios y obligaron a utilizar dos colectivos para llegar a lugares a los que se arribaba utilizando sólo uno.

En octubre de ese año, se sustanció el incremento del 70% solicitado por la empresa y concedido en tramos. En ese mismo mes, el concesionario elevó el pedido de un nuevo incremento.

El 25 de febrero de este año, el Ejecutivo municipal convocó a sesión extraordinaria del Concejo Deliberante para tratar la adhesión al Decreto 101 que disponía el aumento del boleto del colectivo en Paraná. Hubo protesta de vecinos y concejales de la oposición ya que se enviaba un decreto del Ejecutivo y no un proyecto. Ese decreto fue retirado y se dio lugar a un proyecto, expresando lo mismo. Su tratamiento pasó a comisión, el tiempo se dilató y se venció el plazo para que los concejales definieran la aprobación o no de la medida. Aún no han logrado reunirse, pero Varisco ya tenía el decreto firmado a pocos días de que la Comisión de Servicios Públicos en que se estaba tratando la iniciativa dio despacho de mayoría. Mientras el Concejo Deliberante por un lado hacía como que en cualquier momento debatía el tema, el Ejecutivo, ajustado a reglamento, avanzó con el aumento que solicitado por Buses Paraná. Este nuevo incremento, que llevó la tarifa plana de 14,85 a 22,80, un subsidio del Estado local lo mantendrá en 20 pesos por seis meses, comenzó a regir el pasado lunes 15 de abril.

NOTICIAS RELACIONADAS