Buses Paraná comunicó sobre la crisis del transporte urbano

Buses Paraná Agrupación comunicó a través de una solicitada titulada "Crisis del Sistema de Transporte Urbano de la ciudad" que resulta "inviable" la prestación del servicio e instó a todos los actores del sistema a restituirlo.

A continuación, el texto completo:El transporte urbano de pasajeros en Argentina se sustenta, hasta diciembre de 2018, en un sistema donde el sistema del Estado nacional aportaba al mismo un monto destinado a sostener un precio del boleto accesible en todo el país.

Mediante la firma del pacto fiscal nacional y por aplicación de la Ley de Presupuesto 27.467, a partir del año 2019, la Nación traspasó a las provincias la responsabilidad de financiar el Sistema, disminuyendo sensiblemente su aporte y comprometiendo a las provincias y municipios “a garantizar la sustentabilidad del sistema”, conforme lo dispone el artículo 11 de la Resolución 1085/18 del Ministerio de Transporte de Nación.

Desde el inicio del nuevo sistema, el Grupo ERSA ha podido seguir prestando normalmente sus servicios en todo el país, con más de 1.500 unidades y más de 4.600 trabajadores. Entre las plazas que presta servicio se encuentra el área metropolitana de la ciudad de Buenos Aires, donde la Nación en forma directa aporta fondos al sistema, en la ciudad de Córdoba y Gran Córdoba, donde fondos adicionales son aportados por la Provincia y el Municipio, quienes al mismo tiempo han actualizado la tarifa, en los casos de la ciudad de Santa Fe, la ciudad de Corrientes y el Gran Resistencia, las provincias aportan fondos adicionales y también han actualizado la tarifa.

En la ciudad de Paraná, Buses Paraná Agrupación, con 193 buses y 511 trabajadores sostuvo el servicio con fondos propios aportando a la fecha más de 200 millones de pesos.

El municipio de Paraná reconoció este déficit al dictar el 4 de junio el decreto 1097/2019 donde afirma que se “acredita que sin esos ingresos resulta inviable la prestación de servicio en cuanto a los egresos son mayores que los ingresos totales”; así como los fondos con los que se contaban permitían “mantener cierto equilibrio contractual”. Sin perjuicio de ellos, el día martes 13 de agosto, la Agrupación efectuó un nuevo aporte de 8 millones de pesos a fin de dar por finalizado el conflicto.

Al haberse registrado en la jurisdicción un atraso tarifario superior al año, reconocido por el municipio, el déficit mensual del sistema asciende a 16 millones de pesos, tal como surge del reclamo enviado por la municipalidad al Ministerio de Transporte el día 14 de agosto próximo pasado.

Considerando esta situación, y que la concedente, no han adoptado las medidas necesarias para que el sistema de transporte de Paraná y el Área Metropolitana sea sustentable, Buses Paraná Agrupación, hace saber a los usuarios y a la comunidad en general que, en estas condiciones la operación del servicio resulta inviable, a pesar de los esfuerzos financieros realizados.

Lamentamos profundamente los contratiempos que este estado de situación ocasiona a nuestros usuarios, e instamos a todos los actores del sistema a extremar los esfuerzos para restituir a la brevedad, este servicio vital para la comunidad.

17 de agosto de 2019.-