Castro: “El desafío es fortalecer la economía popular”

El referente de los movimientos sociales asegura que la economía popular tendrá un rol clave en la Argentina de la pospandemia.

Reportaje a Esteban “Gringo” Castro, Secretario General de UTEP

Esteban Castro no sólo es el Secretario General de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP). El “Gringo” es uno de los dirigentes más respetados dentro de los movimientos sociales, aseguran miembros de esa organización con representación en Entre Ríos.

El dirigente social señaló hoy, en diálogo con Palabras Cruzadas, que lo primero que se debe discutir es la distribución de las tierras que hoy están en manos del estado.

Agregó “que hay muchas tierras del Estado que se le pueden dar a sectores relaciones a la producción” que hoy pagan un alquiler para producir alimentos y ese costo se traslada a los consumidores. “El ejemplo más claro son los productores de verduras. La mayoría no son dueños de la tierra, y lo que pagan de alquiler influye en el precio”, acotó.

Además Castro propone, a partir de esta iniciativa, generar una distribución habitacional que genere soberanía y federalismo. “Es el momento para discutir un plan estratégico para nuestro país, planteando lo del millón de chacras donde construir nuevas ciudades” y así evitar la concentración en el área metropolitana de Buenos Aires, manifestó. No sólo tiene que ver con el precio, también en mejorar la calidad de vida de muchos productores que viven en la pobreza extrema, agregó.

“Nosotros sabemos que el gobierno en su comienzo tomó medidas en favor de los sectores populares. Se va avanzado; para nosotros esto es un avance”, valoró.

Consultado sobre su visión sobre la situación de la cerealera Vicentín, Casto admitió que comparte la idea de tomar medidas para sacarle a los sectores más ricos y distribuir la riqueza, sin embargo aclaró que tanto el sector público cómo el privado deben coexistir.

“Nuestra preocupación no es el sector privado. Yo no tengo ningún problema con el sector privado, el problema es el margen de ganancia. Si quieren concentrar cada vez más riqueza, en detrimento del resto del pueblo, nosotros nos oponemos. Pero el sector privado tiene que estar”, cerró.