Cayó el consumo de carnes, combustibles y recreación durante el verano

A cada uno de los encuestados se les preguntó si disminuyeron, mantuvieron o aumentaron el consumo de lácteos, carnes, frutas y verduras, gaseosas, jugo y soda, salidas recreativas, combustible y medicamentos.

El informe reveló que “durante los meses de diciembre y enero, continuó la caída en el consumo especialmente en carnes, combustibles y recreación”.

El relevamiento observó, “considerando la evolución de los consumos por nivel socioeconómico, un comportamiento diferencial entre estratos, siendo el nivel socioeconómico bajo el que más disminuyó el consumo en todos los rubros considerados”.

En este sentido, el estudio mostró “por un lado una propensión a reconfigurar el consumo en términos de hidratos de carbono, relativamente más baratos y por otro lado el incremento estacional del consumo de frutas y verduras propio del verano”.

Los resultados arrojaron que el 35% de los participantes de la encuesta disminuyeron el consumo de lácteos, el 48% el de carnes, 24% frutas y verduras, 44% gaseosas, jugos y soda, 63% salidas y esparcimiento, 41% combustible, 23% medicamentos y 15% fideos, harinas y arroz.

En el otro extremo, solamente el 9% de los encuestados incrementó el consumo de lácteos, 9% de carnes, 9% gaseosas, jugos y soda, 12% salidas recreativas, 8% combustible y 10% medicamentos.

Los rubros donde la mayor cantidad de consumidores incrementaron el fueron fideos, harinas y arroz (13%) y frutas y verduras (14%).