27 C
Paraná
domingo, agosto 14, 2022
HomeÀgoraCircunstancias de la renuncia de Guzmán

Circunstancias de la renuncia de Guzmán

Por Alejandro Di Palma

Lo de Alberto Fernández en la CGT tuvo como base el compromiso del gobierno por el dinero que está faltando en las Obras Sociales, aunque más no sea los $4.700 Millones del total de $11.000 Millones que surgen de las compensaciones sobre las prestaciones por discapacidad en transporte y educación, que representan el mayor porcentaje de gasto del sistema de salud, un dinero que NUNCA LLEGÓ, otro frente abierto por un Guzmán,que en su infinita torpeza, nunca midió en amparos Políticos.

Este compromiso económico, explica la materialización de un acto que, de otra manera, sería difícil de organizar ya que podría confundirse con un “apoyo Político”.
En estos términos tanto Kicillof como Wado de Pedro, fueron (“de policías”) la garantía de la CGT para evitar “malos entendidos” con el kirchnerismo.

El incremento en la “violencia” de CFK, fue la respuesta a las “apreciaciones” de AF, sus errores históricos y de apreciación fueron hábilmente convertidos en “verdades militantes”
Errores que son, algunos “imperdonables” y otros, “imperdonables” cuando “disputas el Poder”; dentro del primer grupo está la lógica de Alberto Fernández en ejercer el Poder, una falta de énfasis asociada comúnmente a la socialdemocracia, algo que hoy se explica universalmente como “la falta de uso de su lapicera”.

Otro error imperdonable es “la forma” que elige para confrontar, “el lugar”, “los aliados”, tanto así como la falta de épica en su convocatoria, todos errores graves descriptos en el tratado “De la Guerra” por Clausewitz en 1832.

La visión sesgada en la que Alberto Fernández se arroga éxitos, no ha sido una buena compañía para el en su vínculo con el Poder (su relación con Cristina).

Esto último explica la actitud de Cristina, que fue “in crescendo” en violencia, subiendo el tono del conflicto como respuesta a las “ apreciaciones” de Alberto.

Es Cristina quien convierte hábilmente los errores de Alberto Fernández en “verdades militantes”, errores históricos y de apreciación que señalan la enorme distancia en la capacidad Política entre ambos.

En un gesto clásico de Alberto, podemos decir que desaprovechó la iniciativa que tuvo el día anterior, cualquier general diría que si tenia decidido “tirar”, lo debía haber hecho con un “mortero pesado” y NO con una “honda”.

Lo cierto es que la descripción objetiva de los sucesos, es la siguiente: ella lo espero, consciente de su “diletantismo” eligió “donde” dar la “batalla conceptual”, un movimiento de pinzas que la volvió a poner al frente de la disputa.

A esta altura resulta redundante afirmar que AF debería replantear la estrategia de una buena vez, a fin de evitar la experiencia de Alfonsin.

Sobre este punto, creo que las acciones de Alberto, son lo máximo que su capacidad Intelectual y Política le permiten, pero fundamentalmente la mayor limitante está planteada en su falta de osadía. Es decir que parte del mérito de CFK en realidad es un demérito de AF.

LA RENUNCIA

Guzmán cercado debía renunciar. Un destino que tiene como origen allá cuando Cristina le regaló la candidatura a Alberto Fernández, ungiendolo con “demasiada libertad” para elegir un equipo económico que terminó siendo (parafraseando a Mauricio Macri) “lo mismo pero más rápido” y finalmente tuvo que terminar utilizando su peso Político para reorientar al gobierno, un volantazo que para muchos, resulta demasiado tarde.

Si bien es cierto que se podría decir que Guzmán ejerció sin los “resortes necesarios“ y su renuncia era cuestión de oportunidad, también es cierto que nunca tuvo el comando completo de la economía, primero por la “impericia y negligencia” que lo llevó a concentrarse excluyentemente en la negociación de la deuda, dejando a la deriva la economía doméstica y luego negando los principios más básicos del Poder, esos que definen el alcance de las acciones sobre el amparo Político que te protege.

Guzmán falló en algo básico, la delimitación de los objetivos finales. “No se inicia una guerra, o racionalmente no debería hacerse, sin preguntarse qué se pretende obtener mediante dicha confrontación y durante la misma. Lo primero es su alcance; lo segundo, su objetivo último”, todas decisiones que debe tomar la “inteligencia Política”, quizás el gran ausente en este gobierno.

Luego el destino estaba definido, el escrito de renuncia es un texto sin explicación convincente, lo que lo convierte en una simple carta de despedida.

El momento fue seguramente elegido casi al azar, un Guzmán en búsqueda de la oportunidad de presentar su renuncia encontró la ventana de oportunidad en el medio del discurso de Cristina.

Otro gesto que desnuda nuevamente “impericia y negligencia” de parte de los principales actores de este drama, es que ninguno de los dos(Guzmán y Alberto Fernández), midió las consecuencias de sus acciones, una renuncia intempestiva y una aceptación irresponsable, sin un indispensable relevo, lo convirtieron en un sainete.

CONSECUENCIAS

Entrados en la era digital, con mercados cripto que no duermen, ayer a escasas horas de la renuncia, el dólar cripto ya se había disparado, lo que representa una advertencia en sí misma sobre lo que podría suceder mañana lunes cuando abran los mercados.

NOTICIAS RELACIONADAS