27.9 C
Paraná
jueves, octubre 21, 2021
HomeActualidadConcejo Deliberante: Las Defensorías de Paraná quedaron vacantes

Concejo Deliberante: Las Defensorías de Paraná quedaron vacantes

El Nuevo Régimen Municipal para Entre Ríos exige para su nombramiento el voto positivo de los 2/3 de la totalidad de los miembros del cuerpo legislativo (10 sufragios).

Al no haber podido arribar a un consenso en torno a los nombres de los postulantes para cubrir los cargos de defensor/a del Pueblo, defensor/a adjunto/a y defensor/a de los Derechos de las Personas Mayores durante la última sesión ordinaria especial, realizada este martes en la sede de la “Sociedad Unión Árabe”, los mismos quedaron vacantes.

En consecuencia será responsabilidad de la próxima gestión municipal, que asumirá el 11 de diciembre, convocar a un nuevo concurso para cubrir los mismos.

La decisión fue comunicada a la Presidencia del Concejo Deliberante, tras un pedido de cuarto intermedio solicitado por la presidenta del bloque de concejales del “Frente para la Victoria”, Stefanía Cora, en un intento por alcanzar los acuerdos requeridos.

Sin embargo y luego de una reunión mantenida por los integrantes de las distintas bancadas, estos notificaron a la viceintendenta Josefina Etienot mediante nota que no se alcanzaron los consensos necesarios.

En consecuencia, las defensorías quedaron vacantes, hecho que la presidenta de la legislatura local calificó como “una situación extraordinaria, que es lamentable y triste”.

Indicó que al no aprobarse por ordenanza la posibilidad de prórroga del mandato del actual defensor del Pueblo, Pablo Donadío, “lo cual hubiera sido una alternativa hasta tanto se convoque a un nuevo concurso, esto nos coloca en una situación inédita”.

Añadió que como consecuencia de ello la Defensoría del Pueblo se encuentra vacante, puntualizando que a través de la orgánica de dicho organismo, “lo que podemos hacer es nombrar a alguno de los empleados de mayor jerarquía para que quede a cargo de la función meramente administrativa, pero -advirtió- sin poder ejercer la función institucional que le compete a la Defensoría”.

Reiteró que “el concurso oportunamente convocado para cubrir los cargos ya terminó, está concluido, y será la próxima viceintendenta, Andrea Zoff, quien deberá convocar a un nuevo concurso”, proponiendo que cada uno de los expedientes vinculados a las personas que se han postulado, sean válidos para el mismo.

Resumiendo, Etienot sostuvo que “todo esto es resultado de lo que se siembra, que implica no haber alcanzado los consensos necesarios para la designación de los defensores”.

Opinión de los postulantes

Previa consulta con los concejales, la viceintendenta invitó a los concursantes presentes a manifestarse al respecto.

Ligia Natalí Blanco lamentó que “no se haya podido llegar a un consenso”, entendiendo que “así es el juego de la democracia”.

Claudio Altamirano dijo que sentía “un sabor amargo, ya que el que se queda sin defensor del Pueblo es el ciudadano de Paraná”, requiriendo de los concejales que “manifiesten por qué no pudieron ponerse de acuerdo”.

Miguel Ángel León expresó: “En el juego de la democracia uno debe aceptar lo que se decidió en este ámbito, hay decepción frente a la indefinición del cuerpo legislativo”.

Dijo que le costaba entender que “entre los 27 postulantes que quedaron para defensor del Pueblo y Adjunto, más los ocho que se presentaron para defensor de los Derechos de los Adultos Mayores, no se haya podido elegir ninguno”, sosteniendo que “pareciera que hay otra evaluación, que no tiene nada que ver con las capacidades de cada uno de nosotros”.

Julio Javier Soñez afirmó: “Más allá de los consensos o no, la lucha continúa, no nos tomamos vacaciones, ni vamos a esperar que la próxima gestión decida ocupar estos cargos”.

“Personalmente he venido luchando desde distintas organizaciones sociales y políticas, junto a mis compañeros de la “Asamblea Ciudadana” y de los “Irrompibles”, y he aprendido que la lucha no termina, y apelo a la consciencia de todos los que estamos acá, especialmente a los concejales, para que esta experiencia les sirva de aprendizaje para saber que los consensos tienen que empezar por uno mismo, no por los demás”, reflexionó.

Conceptos del defensor del Pueblo Adjunto

En la oportunidad pidió el uso de la palabra el defensor del Pueblo Adjunto, Pablo Donadío, a cargo de la Defensoría, por renuncia de su titular, Luis Garay, que se acogiera recientemente a los beneficios de la jubilación.

Al respecto planteó: “Es un caso inédito e inaudito lo que está ocurriendo, lo entiendo desde el punto de vista político, porque sabíamos que ante la proximidad del recambio institucional esto podía ocurrir, es decir que las cuestiones partidarias manchasen de alguna forma la elección de un defensor de los ciudadanos. Ustedes dirán que no, pero esto es lo que la ciudadanía ve”.

A renglón seguido, dijo: “Permítanme expresarme porque yo también provengo del campo político, es decir que no soy un improvisado que está parado acá adelante, sin conocer de qué se trata el paño”.

“Olvidémonos de que soy candidato a defensor del Pueblo, porque no es un tema que me preocupa en lo personal, pero sí en lo institucional, es una responsabilidad de este Concejo Deliberante definir cuál es la situación de la Defensoría del Pueblo”, añadió.

Donadío estimó que “quien está al frente de la Defensoría debería continuar hasta tanto el próximo Concejo Deliberante elija, porque se trata de un organismo que es unipersonal, no hay ninguna otra persona que lo pueda reemplazar”.

“La Defensoría del Pueblo es el defensor, ahora, si no quisieran darme la prórroga por alguna cuestión personal que ustedes sabrán, la Defensoría del Pueblo tiene una orgánica que está determinada, hay un director general de Relaciones de Servicios Ciudadanos, jefe de Departamento, jefe de Sección creados para este fin. Entonces me parece que hay una lógica”, opinó.

Respuesta de los ediles

En respuesta a las inquietudes planteadas por algunos de los concursantes, representantes de los distintos bloques parlamentarios usaron de la palabra.

Todos coincidieron en destacar que la decisión adoptada por el cuerpo de ninguna manera   implicaba poner en tela de juicio la capacidad de los postulantes, destacando la calidad y el estudio puestos de manifiesto en cada una de las propuestas elevadas y la solvencia demostrada por estos al momento de responder a las preguntas de los legisladores.

Resaltaron que en democracia las cuestiones sometidas a consideración de un cuerpo legislativo se resuelven a través del voto y que “en esta ocasión lamentablemente no se alcanzaron los consensos requeridos legalmente”.

NOTICIAS RELACIONADAS