Continúa la búsqueda de los autores del triple crimen con vínculos narcos en Paraná

La Justicia y la policía entrerriana continuaban hoy con la investigación para dar con los autores del triple crimen cometido el pasado domingo en el barrio Los Paraísos, de la ciudad de Paraná, que se sospecha está vinculado al narcotráfico, informaron fuentes del Ministerio Público Fiscal.

La pesquisa es conducida por el fiscal de Paraná Martín Wasinger, quien analizaba imágenes de cámaras de seguridad y tomaba testimonios con el fin de identificar a los atacantes que el pasado domingo, cerca de las 15, dispararon contra cuatro hombres y mataron a tres de ellos en Las Camelias, entre Ovidio Lagos y Mihura, de la capital entrerriana.

Según las primeras investigaciones, Cristian Barreto (43), su hermano Víctor, Laureano Morales (20) y Germán Herlein (32) se encontraban reunidos en una vivienda y cuando salieron a la calle fueron atacados por dos personas que se trasladaban en motocicleta y llevaban puestos cascos.

Los agresores efectuaron más de 20 disparos y mataron a tres de las víctimas, mientras que el único sobreviviente fue Víctor Barreto, quien alcanzó a cruzar la calle y se ocultó cuerpo a tierra en un baldío con pastizales.

Los otros tres murieron en el lugar casi en el acto, ya que recibieron múltiples disparos, varios de ellos en la cabeza, añadieron las fuentes.

Si bien los voceros aseguraron a Télam que “no se descarta ninguna hipótesis”, la principal sospecha apunta a un posible ataque “por encargo” vinculado al narcotráfico.

Las fuentes informaron que, en 2018, Herlein acordó una pena de seis años de prisión efectiva en un juicio abreviado en el que fue hallado culpable de liderar una banda de distribución y venta de drogas en cuatro zonas de Paraná, no obstante permanecía en libertad desde diciembre pasado.

El resto de las víctimas eran investigados por sus vínculos y negocios con el narcotráfico en Entre Ríos y Santa Fe, añadieron los informantes.

Ayer, en el marco de la causa, se le tomó declaración a Víctor Barreto, el único sobreviviente del crimen, pero no logró identificar ni aportar datos sobre los autores del hecho.

El fiscal aguarda los resultados de las autopsias realizadas a las tres víctimas, el análisis de las imágenes captadas por cámaras de vigilancia de la zona, las pericias sobre los teléfonos celulares de los fallecidos y los análisis científicos a elementos recolectados en el lugar, entre ellos las vainas calibre 9 milímetros secuestradas.

Los pesquisas procuraban determinar el motivo por el que los cuatro estaban reunidos en esa casa, si hubo conversaciones previas que indicaran que estaban en peligro y cuántas personas participaron de la logística del triple crimen.

El subdirector de Investigaciones policial de Entre Ríos, Ángel Ricle, aseguró a la prensa local que se trata “de una causa compleja” donde se trabajan “todas las hipótesis”, al tiempo que consideró el hecho como “llamativo”.

En el lugar trabajó personal de las divisiones Homicidios, Criminalística, Investigaciones, Inteligencia criminal y Operaciones de la Jefatura policial Paraná.

Además del triple homicidio, se registraron otros dos asesinatos en la capital entrerriana en poco más de 24 horas.

Leonardo Podestá (20) fue hallado muerto el mismo domingo de un disparo cerca de la cintura sobre calle Valentín Denis, del barrio Cáritas de la capital provincial, en la zona de bañados.

En tanto ayer a la madrugada se encontró el cuerpo apuñalado de Nicolás Ullán (28) sobre la avenida Ramírez y la calle Alejo Peyret.