Cambiemos corre riesgo de quedar tercero en Santa Fe

El próximo domingo podría ser otra jornada electoral negra para el Gobierno nacional, en línea con lo que sucedió en las primeras seis jornadas electorales del año. Cambiemos volvería a quedar tercero, esta vez en Santa Fe una provincia donde ganó hace menos de dos años.

Así lo muestra un sondeo realizado el fin de semana por Raúl Aragón & Asociados. Cambiemos aparece tercero en las primarias santafesinas detrás del socialismo y el peronismo, repitiendo así el resultado de Neuquén, Chubut y Río Negro. Para peor, la encuesta de Aragón muestra que si bien Cambiemos aparece tercero como fuerza, el candidato José Corral podría quedar cuarto detrás de Antonio Bonfatti, Omar Perotti y María Eugenia Bielsa.

El trabajo muestra que el ex gobernador socialista lidera la intención de voto con un 29,5 por ciento de las preferencias. De muy cerca lo sigue Perotti, con el 27,7 por ciento. En tercer lugar aparece Bielsa, que compite en la interna con el senador nacional, con el 19,1 por ciento. Una de las grandes incógnitas para la general es si el peronismo podrá evitar la dispersión tras la interna, aunque parece difícil y votos del socialismo podrían ir a la rosarina en las primarias del domingo.

En la encuesta, el radical Corral queda cuarto con 18,2 por ciento. De confirmarse, se trataría de un resultado demoledor para el Gobierno nacional. Santa Fe era una de las provincias que en la Rosada consideraban “ganables” tras los triunfos de Cambiemos en 2015 y 2017 y cierto declive del socialismo. Macri ganó en Santa Fe en la primera vuelta y el ballotage de 2015, y su fuerza repitió en 2017 con casi el 38 por ciento.

El socialismo pone en jaque 12 años de hegemonía radical en la ciudad de Santa Fe

Pero como sucedió en otros distritos como Entre Ríos y Córdoba la ola amarilla que imaginaron en la Rosada no se produjo. La crisis económica, el derrumbe de la imagen de Macri y las serias deficiencias de los armados políticos dejaron a Cambiemos lejos de crecer fuerte en el número de gobernaciones.

Más allá de esos factores, también llama la atención que Corral no logre ni siquiera acercarse a los números de Macri en la provincia. Como sucedió en Neuquén con “Pechi” Quiroga, el candidato radical no logra que esos votos se trasladen, aún cuando en este caso se pegó al Presidente a diferencia de lo que hizo el neuquino. Según el trabajo de Aragón, Macri tiene una intención de voto del 32 por ciento en Santa Fe.

Al respecto, Aragón sostiene que “las provincias tienen una lógica distinta a lo nacional, y eso se ve sobre todo cuando las elecciones se desdoblan, no hay arrastre hacia arriba o hacia abajo”, y por eso cree que Corral no logra captar a los votantes de Macri. “Son lógicas propias de cada elección. El radicalismo en Santa Fe está muy cuestionado, sobre todo al interior del radicalismo y una parte importante podría acompañar a otros candidatos”, afirmó el consultor.

Estos números explican que Macri haya preferido esperar a ver cómo le va a Corral en las primarias antes de meterse en esa campaña, aunque hay rumores de que podría viajar antes del viernes. Sí viajó Elisa Carrió que desembarcó con un agresivo discurso contra Bonfatti, mientras que Marcos Peña se dedicó a dar entrevistas radiales.

En el Gobierno también mirarán con especial atención a lo que suceda el domingo en Rosario, donde antes de la crisis económica Cambiemos tenía chances de ganar la intendencia con el macrista Roy López Molina. Ahora todo está en riesgo, incluso la ciudad de Santa Fe que administra Corral y podría ganar el socialismo con el periodista Emilio Jatón.