19.6 C
Paraná
viernes, abril 16, 2021
HomeActualidadCrítica situación atraviesan gimnasios en Paraná

Crítica situación atraviesan gimnasios en Paraná

Desde la Cámara que los agrupa expresaron preocupación por los puestos de trabajo y la continuidad de sus salones pero, sobre todo, por la salud de quienes concurren que no pueden realizar actividad física.

Son 220 establecimientos los que funcionan habitualmente en la ciudad, pero desde que se desató la pandemia están sin poder abrir sus puertas.

“La situación es alarmante y angustiante en Paraná y en toda la provincia porque hay gimnasios cerrándose a diario. No es estadístico, es con nombre y apellido”, definió en declaraciones a El Diario, Diego Scocco, de la Cámara de Gimnasios de Paraná.

“Hemos hablado con el secretario de Deportes de la Provincia (José Gómez) y le presentamos una propuesta de protocolo de trabajo que cada una de las agrupaciones de gimnasios del interior elaboró. Se lo acercamos y nos pusimos a disposición. Lo mismo se hizo hace 20 días en la Municipalidad. Estamos a la espera de una respuesta, hasta ahora no ha habido ningún avance, ni perspectiva alguna. Es lo más angustiante de todo, no tener una fecha. Es imposible mantener una empresa, el empleo de la gente, el trabajo que venimos sosteniendo en relación a la salud de las personas”, remarcó.

“Lo que más nos angustia es que estamos enfrentando una pandemia y nosotros somos gente que trabajamos con la salud. Nuestro trabajo no es de entretenimiento ni estético, es para mantener la salud de nuestros clientes. Hace 77 días que estamos cerrados, que estamos intentando llegar a la gente con distintas alternativas digitales. Salimos a la calle y vemos toda la ciudad en movimiento. Los bares están abiertos, los kioscos, los negocios y nosotros estamos cerrados”, lamentó Scocco.

Ante la consulta sobre cuáles son las medidas sugeridas como para que puedan reabrir con seguridad sanitaria respondió: “El protocolo que proponemos tiene un montón de medidas.

Pero básicamente, es la reducción del aforo en los gimnasios o los salones. Esa concurrencia de gente que sea controlada por turnos. En nuestro gimnasio tenemos una APP que tiene registrada la firma de una declaración jurada, el turno, y un código QR que verifica si el alumno es de esa clase o turno. Las clases van a durar 45 minutos para tener tiempo para vaciar los salones y hacer una limpieza profunda de los lugares y que no se cruce la gente en la puerta. También, establecer barreras sanitarias, espacios designados para guardar mochilas y otros elementos que se traen de afuera, además de lo básico como alcohol en gel y elementos de higiene”.

NOTICIAS RELACIONADAS