Cruces por ATN: El macrismo hecha luz sobre la distribución

La gestión de Macri respondió punto por punto las declaraciones del diputado oficialista Marcelo Casaretto sobre la distribución de los ATN en la provincia de Entre Ríos:

En primer lugar, ninguna jurisdicción tiene preasignado un monto de ATN, ya que estos fondos no tienen una distribución determinada, y mucho menos a través de los coeficientes de coparticipación de la Ley 23.548, como supone la nota. De esta manera, los supuestos $3.428 millones de ATN pertenecientes a la provincia de Entre Ríos no existen como tal, y en caso de haberse realizado dicha asignación se hubiera incurrido en una violación flagrante a la ley que crea el fondo ATN.


Entre Ríos recibió en concepto de ATN $434 millones que efectivamente se distribuyeron entre 2016 y 2019, destacándose en este punto dos aspectos:

En todos los casos, los envíos para los municipios contaron con un acuerdo político previo con el Gobernador de la Provincia, dado que los ATN pertenecen a las provincias. Respetando esta lógica, los $434 millones fueron enviados al Tesoro Provincial, y desde allí transferidos a los gobiernos locales en el marco de dicho acuerdo, y

La asignación de los recursos se realizó en base a criterios objetivos tal como indica la ley de creación del Fondo de ATN, esto es, la atención de situaciones de desequilibrio financiero y/o emergencias. En el caso puntual de Entre Ríos, las emergencias hídricas fueron un determinante crítico en el envío y distribución de los fondos.

Es falso que durante el mandato de Cambiemos el Gobierno Nacional se quedó con $62.000 millones de ATN, dado que el Ministerio del Interior distribuyó el 100% de los créditos presupuestarios asignados a ATN, y si no logró avanzar aún más en la asistencia a gobiernos provinciales y municipales fue por la propia reticencia de los legisladores opositores, que impulsaron un recorte presupuestario al fondo en las negociaciones del Congreso Nacional.

Asimismo, es incorrecto que el Gobierno Provincial no contó con asistencia financiera del Gobierno Nacional. Entre 2016 y 2019 le fueron enviados:

$23.550 millones en concepto de adelantos de coparticipación, destinados a cumplir en tiempo y forma con el pago de jubilaciones y sueldos. De este total, $900 millones se transformaron en deuda de la provincia con el Gobierno Nacional.

$1.500 millones en concepto de préstamos del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, destinados a cubrir necesidades financieras de la Provincia.

$5.652 millones en concepto de préstamos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, a tasas subsidiadas de entre el 12% y 15%.

Para finalizar, la demanda actual de los intendentes para participar en la distribución de los ATN guarda una diferencia sustancial, dado que el Gobierno Nacional creó un Programa de Emergencia Financiera (Decreto 352/20), con el objetivo de sostener el normal funcionamiento de las finanzas públicas y cubrir las necesidades ocasionadas por la epidemia de Covid-19, es decir, en un contexto inédito de crisis, se crea un fondo a través de cual se busca combatir las mayores necesidades de gasto y la caída de recursos producto de la pandemia, en forma sistémica y homogénea a lo largo y ancho del país.

Por este motivo, sería lógico que el Gobierno de la Provincia haga lo propio con sus municipios, brindándole asistencia para financiar la crisis fiscal, como ya lo han hecho un conjunto de jurisdicciones (Córdoba, Chubut y Rio Negro, entre otras).

A la fecha, la provincia ha recibido $1.238 millones en el marco de dicho Programa, a lo cual se agregarán otros $966 millones próximamente. Sobre un total de $2.204 millones, los gobiernos municipales deberían recibir $345,6 millones de acuerdo al régimen de coparticipación provincial.