De la Hidrovía Sociedad del Estado

Ha empezado a circular por los medios de comunicación la posibilidad de la creación una empresa con mayoría estatal, Hidrovía Sociedad del Estado, para ejercer el contralor de la Hidrovía, que merece algunas reflexiones.

En principio, y de la lectura de lo publicado por los medios de comunicación, entiendo que es importante que tengan participación las provincias. Creo también que no solo las provincias que comparten la vía fluvial deben tener voz, ya que las vías navegables tienen un interés sustantivo para el desarrollo nacional.

Además, cuando hablamos de participación de las provincias, me pregunto si esto va a quedar reducido a un funcionario de turno, o verdaderamente vamos a tener participación todos los actores involucrados. Sin lugar a dudas entiendo sería de un gran avance que representantes de los trabajadores, de los sindicatos vinculados de las distintas provincias, formen parte del directorio y administración. Además, los otros sindicatos, los empresarios, y los pueblos ribereños que viven de las actividades vinculadas al río deberían tener voz para poder atender a sus necesidades.

La génesis de los proyectos de esta envergadura, y de cómo se llevan adelante habla de los intereses que lo impulsan, es decir hablan por sí mismos. En este sentido veo una disociación entre los discursos y la práctica cotidiana. Puntualmente y desde mi perspectiva, veo que es escasa la participación que se nos ha dado como trabajadores del sector en lo Nacional, y lamentablemente inexistente la participación en nuestra Provincia.

Estamos en los albores de lo que puede ser un gran avance en materia de gestión de las vías navegables u otra gran decepción. Realmente a veces no se entiende la distancia que anteponen los administradores de la cosa pública de turno con los demás actores de la sociedad.

Nosotros seguimos trabajando y proponiendo, instando a que se habiliten canales de encuentro y trabajo conjunto, espero alguna vez se concrete.

En este último tiempo ha estado muy en tensión la importancia que tiene un estado presente y con políticas activas. En este caso, lo importante creo es el rol que se pretende de la empresa estatal, el alcance y posibilidades reales que tenga para avanzar en la utilización sustentable de nuestras vías navegables. Creo además que se debe fortalecer el rol del estado como contralor del privado para que se cumpla efectivamente con los contratos. Entiendo además se avecina una oportunidad atento a la renovación de la concesión. Espero no se desperdicie.

Sería fundamental esta instancia, poder darle un real aprovechamiento a los distritos de Vías Navegables, como es el caso de Paraná, con de la Draga 402_C, los estudios biométricos, escalas batimetricas, etc. Hay un conjunto de acciones que se pueden desplegar para trabajar en conjunto con municipios y provincia, como ser las tomas de agua, las defensas contra inundaciones, etc.

Estamos convencidos de la necesidad de un cambio de la figura jurídica de la repartición, para que SINDICATO DEL PERSONAL DE DRAGADO Y BALIZAMIENTO sea una empresa del Estado ágil y moderna, eficaz y eficiente, que dé respuesta a las necesidades de nuestra nación, de nuestro pueblo.

Ejercer la soberanía sobre nuestros ríos es pensar en qué modelo de desarrollo queremos y hacerlo, caminar hacia ello, en cómo vamos a utilizar nuestros recursos para el bienestar de toda la sociedad.

La actividad del trasporte fluvial es una materia pendiente para el desarrollo productivo por la posibilidad que da en mejorar la matriz de costos, el desarrollo de actividades relacionadas directamente como ser el desarrollo de la industria naval, y todo lo que esto trae aparejado.

Además, hay muchas realidades que se entretejen en torno al río, como ser la pesca, sobre todo de los pescadores artesanales que mueven las economías populares, la utilización del recurso agua, la conservación de los humedales, etc. Vuelvo sobre qué rol verdaderamente va a tener esta empresa y cómo se va a integrar, si realmente es federal y pensando en Argentina, o es solo una cuestión cosmética.

Es hora de pensar las vías navegables como herramienta para el desarrollo nacional, para que sirva como instrumento para luchar contra la pobreza que nos azota, para generar trabajo genuino, darle vida a las economías regionales del interior profundo de argentina, y no como una mera cabina de peaje.

La oportunidad está ahí, al alcance de nuestras manos, espero que prime el interés de lo colectivo, el bienestar de nuestra nación.

Por Lic. Oscar Barbieri
Secretario General
Sindicato de Dragado y Balizamiento – Seccional Paraná