Día 5: Sin servicio de colectivo de pasajeros en Paraná

Varisco intimó a la empresa Buses Paraná bajo pena de dictar la caducidad de la concesión

Agotadas todas las instancias institucionales y sin que se avizoren caminos de solución al conflicto entre la empresa Buses Paraná y el gremio UTA, que mantiene sin servicios de colectivos a los paranaenses desde hace cuatro días, el intendente intimó formalmente a los empresarios a restablecer la prestación y dar cumplimiento íntegramente al contrato vigente.

La decisión del jefe comunal se da luego de las sugerencias emanadas de la Secretaría Legal y Técnica a cargo de Walter Rolandelli.

El Departamento Ejecutivo Municipal de Paraná a través del Decreto Nº 1648, intimó este viernes a Buses Paraná, la concesionaria del servicio de colectivos en la ciudad, a resolver el conflicto que dejó sin transporte público a la capital provincial desde el martes 6 de este mes.

La administración del intendente Sergio Varisco emplazó a la agrupación que integran Ersa Urbano SA y Mariano Moreno SRL a resolver sus inconvenientes financieros, que le han impedido el pago de las deudas salariales con sus choferes, en un plazo de 15 días corridos, o pena de disponer la caducidad de la prestación, intimando a los empresarios a reanudar el servicio de forma inmediata.

Entre las fundamentaciones de la decisión municipal, se indica que: la concesionaria no se encuentra prestando el servicio de transporte desde el día 6 de agosto, lo que dio motivo a diversas audiencias en el Ministerio de Trabajo de la provincia de Entre Ríos, las cuales resultaron infructuosas no lográndose la renovación de la prestación del servicio, alegando la concesionaria que no se cumple con el servicio por no poder afrontar el pago de los haberes de los choferes y el medio aguinaldo.

Las ordenanzas y toda la normativa que regula la prestación del servicio descalifican a la “huelga de personal”, a la “falta de rentabilidad del servicio o déficit de explotación” como causal a suspender o interrumpir la prestación del servicio, es otra de las argumentaciones legales como así también que la concesionaria tampoco ha acreditado la renovación del seguro que garantice el cumplimiento de todas las obligaciones asumidas en el contrato suscripto, lo que constituye una causal más que habilita se decrete la caducidad de la concesión. Asimismo, las concesionarias han dejado directamente y sin previo aviso alguno de prestar el servicio nocturno.

Por estas, y otras razones, desde el área legal de la Municipalidad de Paraná, a cargo del abogado Walter Rolandelli se alega que “tras lo expuesto, se considera que frente a semejante situación donde la Agrupación concesionaria ha incumplido obligaciones previstas en la contratación ocasionando graves perjuicios al Municipio como titular del servicio y a toda la ciudadanía como usuarios, se debe considerar la caducidad de la concesión como sanción a la concesionaria conforme al art. 56 de la ordenanza N° 9546”.