Diputados aprobó modificaciones al Impuesto a las Ganancias

La Cámara de Diputados aprobó proyecto de reforma del impuesto a las Ganancias en una sesión maratónica que comenzó a las 11 del sábado e incluyó la sanción de varias iniciativas.

El proyecto de Ganancias se comenzó a debatir, pasadas las 23.30 y contempla la posibilidad de que más de un millón de trabajadores queden exentos del pago de ese tributo. El tratamiento se inició tras casi 12 horas de sesión en las que la Cámara debatió otras iniciativas y dio sanción al proyecto de reforma del régimen de Monotributo y la Ley de Educación Ambiental, además de la jura de nuevos diputados y pedidos de cuestiones de privilegio de diferentes diputados.

La iniciativa del Impuesto a las Ganancias se aprobó por 241 votos que fueron aportados por el Frente de Todos, Juntos por el Cambio (JxC), Interbloque Federal, Unidad para el Desarrollo, Acción Federal y el Movimiento Popular Neuquino, y tres abstenciones.

Los puntos centrales del proyecto para modificar el impuesto a las Ganancias:

-Los trabajadores que cobran hasta 150 mil pesos brutos no pagarán ganancias.
-Los jubilados que perciben hasta ocho jubilaciones mínimas no pagarán impuesto a las ganancias.
-La ley tendrá vigencia al primero de enero y el Gobierno devolverá los descuentos realizados en los primeros meses del año.
-El aguinaldo de los sueldos hasta 150 mil pesos brutos no pagará impuesto a las ganancias
-El personal de salud seguirá eximido hasta septiembre de pagar impuesto a las ganancias por las guardias u horas extras
-Los gastos de guardería hasta tres años no pagarán ganancias hasta un tope anual de 67 mil pesos.
-Se duplica la exención por hija o hijo discapacitado que en la actualidad es de 78.833 pesos
-Se permitirá la deducción por concubino cualquiera fuera su sexo.
-La provisión de ropa, equipamiento del trabajador para uso exclusivo de sus funciones o el otorgamiento de un pago por capacitación no pagará el impuesto a las ganancias.
-Se mantiene el incremento del 22 por ciento del plus patagónico en el impuesto a las ganancias para los trabajadores de la región.
-Los trabajadores que cobren entre 150 mil y 173 mil pagarán ganancias pero la AFIP establecerá las deducciones para evitar grandes diferencias entre los que deben tributar y los que están exentos.
-La actualización del piso para estar exento de ganancias se ajustará por el RIPTE (promedio de variación salarial que elabora la de Secretaria de Seguridad Social).
-El oficialismo encara el tratamiento por Ganancias con el resultado garantizado de antemano, más allá de algunas disidencias parciales que la oposición ya planteó durante el debate en comisiones. El ministro de Economía, Martín Guzmán, estuvo en el Congreso para seguir la sesión.

En su discurso de cierre, el diputado Máximo Kirchner disparó contra el expresidente Mauricio Macri por prometer durante la campaña que en su gobierno los trabajadores no iban a pagar Ganancias: “No fue un error de comunicación, fue una decisión política de mentir”.

“Aunque tengamos que sesionar toda la madrugada, vamos a votar Ganancias”, señaló el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, en una conferencia de prensa realizada en el Salón de los Pasos Perdidos, ante lo extenso de la sesión y descartando así la posibilidad de un pase a cuarto intermedio.

En el inicio del tratamiento, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda y miembro informante de la iniciativa, Carlos Heller (Frente de Todos), dijo que “con este proyecto volveríamos a la situación histórica donde solo el 7% de los trabajadores quedarían alcanzados con el impuesto a las ganancias, por lo que estamos hablando de 1.267.000 trabajadores, trabajadoras, jubilados y jubiladas que dejarían de pagarlo”.

Otro legislador del oficialismo, Facundo Moyano manifestó que “somos conscientes de las dificultades que atraviesan las administraciones de todos los países del mundo por la pandemia. Por eso es doblemente elogiable que se pueda materializar este beneficio en este contexto”.

Por el lado de la oposición, el diputado Luciano Laspina, de Juntos por el Cambio, dijo que que “Ganancias es un impuesto que se aplica en todo el mundo y es el más progresivo que se conoce”, porque “parece que fue un impuesto ideado para los gerentes de las multinacionales y no es así, está hecho para que paguen más los que más pueden pagar”.

“Recordemos que en marzo de 2016 se subió el mínimo no imponible, y que en diciembre de 2016 un proyecto de Sergio Massa lo llevaba a las nubes con el apoyo del kirchnerismo”, dijo el legislador del PRO.

Por el radicalismo, Luis Pastori, dijo que si bien “se trata de un proyecto mal diseñado, lo acompañamos porque es un alivio temporal, pero no podemos ser hipócritas, los trabajadores que ahora tendrán un beneficio lo pueden perder en muy corto plazo”.

Pastori explicó las disidencias de Juntos por el Cambio con el proyecto: “Se genera una doble discriminación: primero discriminando a los que superan esos 150.000 pesos, que pasan de una exención plena a una gravabilidad plena, más allá de las facultades que se le dan al Poder Ejecutivo para alivianar ese salto”, alertó.

“La otra discriminación es contra los trabajadores autónomos, los cuales son los grandes olvidados de este proyecto, que quedan exactamente igual, cuando no hay razón alguna que justifique el tratamiento dispar del trabajador autónomo del que lo hace en relación de dependencia”, agregó el legislador misionero.

A más de tres horas de comenzar el tratamiento de esta iniciativa la mayoría de los legisladores manifestaba su voluntad de acompañar el proyecto. Hasta ahora solo expresó críticas a la iniciativa el diputado de Juntos por el Cambio Facundo Suárez Lastra, quien anticipó que se abstendrá en la votación porque considera que pierde progresividad.

“El impuesto a los ingresos personales es el mejor tributo que existe en el sistema tributario. No es motivo de orgullo decir que cada vez menos trabajadores lo paguen” agrego el diputado radical.

En ese sentido, Suarez Lastra dijo que “se debería ampliar la base, bajar los mínimos de arranque y modificar las escalas para que cada uno contribuya de acuerdo a sus posibilidades. Así sucede en la mayoría de los países”.

El sindicalista y diputado del Frente de Todos, Carlos Cisneros, señaló que “es una repuesta a los planteos que veníamos haciendo desde las organizaciones sindicales” y agradeció al presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa “por las incorporaciones que nos dejó incorporar a los gremios”.

Agregó que aquellos que se preocupan porque el Estado va a dejar de recaudar 40 mil millones de pesos “deberían preocuparse por los jueces que no pagan impuestos a las ganancias”. “No es la mejor ley pero si es la posible y por eso tenemos que trabajar para que haya una reforma tributaria”, agregó.

En tanto, el vicepresidente segundo de la Cámara, José Luis Gioja, afirmó que “acá se dijo muchas veces que la verdad es la realidad: la verdad es que hoy 1 de cada 4 trabajadores está pagando el impuesto a las ganancias, la verdad es que ahora solo el 7% de los trabajadores son los que van a pagar”.

El diputado del Frente de Izquierda, Juan Carlos Giordano, señaló que “el salario y las jubilaciones no son ninguna ganancia: las ganancias son de los capitalistas, de los bancos, de las multinacionales, de los grandes empresarios, los agronegocios, los usureros de la deuda”.

Jornada maratónica

La realización de homenajes, juras de nuevos diputados, los planteos de cuestiones de privilegio y de pedidos de apartamiento del reglamento, además del debate de otras iniciativas, demoraron el inició del debate del proyecto sobre Ganancias, último en el temario acordado antes de la sesión.

Los diputados plantearon una voluminosa cantidad de cuestiones de privilegio que dieron lugar a diversos cruces por temas como vacunas, Formosa y las conmemoraciones por el 24 de marzo.

Tras un pedido de apartamiento realizado por la diputada de Juntos por el Cambio, Brenda Austin, el pleno convirtió en ley -sobre tablas- un proyecto que declara zona de desastre y emergencia por 180 días a los departamentos de Cushamen y de Bariloche, en las provincias de Chubut y Río Negro, respectivamente. Además, dieron media sanción a una actualización de la ley del Doping en el deporte.

Los legisladores también dieron luz verde al proyecto de ley de Educación Ambiental, con la presencia en el recinto del ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié.

La reforma de la ley de Monotributo, también obtuvo media sanción y fue girado al Senado. La iniciativa busca actualizar los topes de cada categoría y establecer un puente entre los que pasan del régimen simplificado a Autónomos para aliviar la carga fiscal.

Ganancias

La iniciativa, presentada inicialmente por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, e impulsado luego por todo el oficialismo, modifica el artículo 30 de la ley de impuesto de las Ganancias, para aumentar la deducción especial a partir del cual se calcula el tributo, con el fin de que no paguen ese gravamen los trabajadores que cobren hasta $150 mil brutos.

Esta medida beneficiará a 1.267.000 personas, entre trabajadores y jubilados, con lo cual quedarán exentos el 93% de los trabajadores.

El proyecto tiene amplia aceptación y fue apoyado por el Frente de Todos, los interbloques Federal y Unidad Federal para el Desarrollo, Acción Federal, Movimiento Popular Neuquino y Juntos por el Cambio, que presentó disidencias parciales.

El despacho contempla además excluir del cálculo del impuesto el pago del aguinaldo cuando se trate de salarios de hasta $150.000 brutos y jubilados que perciban hasta ocho haberes mínimos, y la deducción por concubino.

También se sumó una deducción por gastos de guardería hasta los tres años con un monto anual de hasta 67.400 pesos, y por elementos de trabajo o capacitación.

La ley, que se buscará convertir en ley en la primera semana de abril, se aplicará desde el 1 de enero, y el Gobierno contempla devolver los descuentos que se han realizado a los asalariados que quedarán exentos de ese tributo.

Además, se establece que los asalariados que perciben entre 150 mil pesos y 173 mil pesos tendrán una deducción especial para que no terminen cobrando más dinero aquellos que están eximidos de pagar el impuesto a las Ganancias, para lo cual la norma prevé facultades especificas para poder corregir esa situación.

El proyecto que debate la Cámara de Diputados establece que quedarán eximidos del impuesto a las Ganancias los trabajadores que cobren hasta 150 mil pesos brutos y los jubilados que perciban hasta ocho haberes mínimos.