15.9 C
Paraná
miércoles, octubre 5, 2022
HomeÀgoraEl Canuto - Un secreto a voces

El Canuto – Un secreto a voces

Opinión: Por Alejandro Di Palma

Un par de semanas después de su asunción como Ministra de economía (04/07/2022), Silvina Batakis filtró a los medios un “textual” que hizo enfurecer a los gobernadores. “NO PODEMOS SEGUIR GIRANDO FONDOS PARA SOLVENTAR GASTOS CORRIENTES MIENTRAS QUE HAY PROVINCIAS QUE TIENEN EN PLAZO FIJO UN APALANCAMIENTO QUE LE PERMITIRÍA AFRONTAR LOS COSTOS DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA POR UN AÑO”, eso fue exactamente el 21 de Julio pasado.
El motivo por el cual se dispara el conflicto entre la exministra y los gobernadores, es que, si bien las provincias reciben fondos a través de la coparticipación, fondos que están fijados por ley por lo que no se pueden discutir, hay un volumen muy importante de dinero EXTRA, que resultó ventilarse y cuestionarse en ese “textual” referido.
Concretamente estamos hablando de los fondos que el Gobierno gira a través de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y las remesas relativas a obras públicas dependen discrecionalmente del Ejecutivo de turno, por lo que el “textual” de Batakis cayó como un mazazo en las provincias.
De manera que, no fue casual el operativo clamor de algunos gobernadores que pidieron que Massa se hiciera cargo del ministerio de Economía aun cuando Batakis estaba en Washington negociando con el FMI.
Un día antes de que la Rosada oficializara la llegada de Massa, una docena de gobernadores mantuvo una tensa reunión con Alberto Fernández en la Rosada en la que le advirtieron que no iban a resignar “ni un peso” de sus provincias.
Esa, fue la reunión más caliente que el presidente tuvo que soportar delante de los mandatarios provinciales.
Ahora con Massa, los gobernadores esperan un trato más “amigable” mientras se preparan para dos discusiones centrales, que son los subsidios al transporte y a la energía.

EL SECRETO
Pero volvamos a Batakis, al analizar las cuentas y la situación de cada una de las provincias, la ahora exministra, se encuentra con un dato tan sorprendente que es tomado como paradigma (y hace suyo), para justificar su tan pretendido como fallido ajuste. Ese dato, resulta ser el nudo del “textual” filtrado el 21 de Julio.
Pero… ¿cuál es la provincia a la que se refirió Batakis?… es en este punto, en el que debemos observar una curiosa acción de la mayoría de los medios periodísticos nacionales que han “mirado para el costado”, haciéndose los distraídos ante semejantes declaraciones.
Se sabe que esa provincia es ENTRE RÍOS y es por eso que Bordet fue uno de los gobernadores que encabezo el mencionado “operativo clamor”.

DOS POSIBILIDADES (LA CONFUSION)
Parece sensato, intentar interpretar los motivos de ese superávit provincial denunciado por Batakis, el que se da en un contexto de PYMES destruidas, pobreza y recesión en crecimiento y un fenómeno imposible de negar, que es la multiplicación de la mendicidad en las ciudades provinciales, un ejército de menesterosos que visitan durante todo el día, los modernos contenedores de basura que recientemente fueron duplicados para sostener un relato “eco friendly” que, por supuesto, responde a agendas más europeas que telúricas.
Para ello, las alternativas son las siguientes:
1-La primer respuesta a ese superávit provincial, podría plantearse como una falta de capacidad de la gestión para ejecutar el presupuesto, en este sentido uno podría pararse, por ejemplo enfrente del hospital San Martin de la ciudad de Paraná y preguntarse… si sobra dinero, ¿porque no se orienta ese superávit a mejorar estas instalaciones? o si uno prefiere tener una mirada microeconómica la pregunta podría ser… ¿porque el gobernador siendo contador, consideró que la erosión de los ingresos de los funcionarios NO impactarían sobre la actividad económica provincial?…vemos que hay demasiadas preguntas sin respuestas…
2-La otra forma de explicar este superávit, es que el mismo resulte ser “una meta en sí misma”, sobre esta alternativa que resulta algo más verosímil que la anterior, debemos decir lo siguiente: más allá de que esté de moda la comparación de un “Estado” con una “empresa privada”, desde el punto de vista funcional, resulta inmediata, la primer gran diferencia y es casualmente ahí donde suenan todas las alarmas, el fin, el objeto de una “empresa privada” es la obtención de una renta, es por eso que, cuando nos referimos a “empresas” a secas, hablamos de “empresas con fines de lucro”, sin embargo el “Estado” es una “institución SIN fines de lucro” entre cuyos fines se me ocurre citar: el servir a la comunidad, promover la prosperidad general y garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en su Constitución y facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan y en la vida económica, política, administrativa, entre muchos otros.
De manera que el haber llevado adelante una acción de gobierno tendiente a juntar ese “POZO”, representa un profundo error político… una grave confusión.

APAGON INFORMATIVO – (“SILENZIO STAMPA”)
A las circunstancias provinciales que describimos anteriormente debemos agregar enfáticamente, una situación empresarial tan gravosa que sella un destino de “dependencia oficial” para los medios de comunicación, es demasiado notorio que la libertad de prensa termina donde se inicia el poder del anunciante. De manera que para ser publicados necesitamos cuidarnos de agredir a los mentores económicos, razón por la cual, en esta crisis desesperante, termina ganando el cinismo y la obsecuencia. Agregamos que esa colonización de los medios, fue la única “política energética” que, la provincia de Entre Ríos, llevó adelante en este último tiempo y explican la falta de investigación sobre este tema.

EL CANUTO
Conforme lo anterior, resulta inmediato que ese superávit que fuera abiertamente señalado por Batakis, resulta absolutamente cuestionable, un superávit que surge claramente de la erosión de los ingresos de los funcionarios públicos, una infelicidad que explica en gran medida la situación socioeconómica de la provincia, pero que NO encuentra un justificativo razonable.
Un volumen de dinero tal que explica “UN AÑO DE SUELDOS de toda la administración pública” (dicho por Batakis) y que fue ahorrado a partir del sacrificio del pueblo, esto anterior representa en sí mismo, una actitud abiertamente oprobiosa, que como dijimos, NO tiene un justificativo simple, en un lenguaje más pedestre nos referiríamos a esa colocación financiera de Bordet como un “CANUTO”.
Sorprende el primer puesto de nuestra provincia, en el tan publicitado, ranking de transparencia presupuestaria ya que, “EL CANUTO” de Bordet, que fuera ventilado por Batakis, no parecería ser tan transparente.

NOTICIAS RELACIONADAS