El futuro es hoy, no hay más tiempo para esperar

Por: Lic. Oscar Barbieri Secretario General Sindicato de Dragado y Balizamiento Seccional Paraná Triunviro CGT Regional Paraná

Somos una Repartición Pública Nacional originalmente creada para mantener las condiciones de navegabilidad de nuestros ríos, que son estratégicos en cualquier plan serio de desarrollo nacional, que también tiene asentamiento en Concepción del Uruguay, la provincia de Corrientes y otras provincias. Tenemos como patrimonio un legado de más de cien años de la historia hídrica, profundidades, mutaciones de nuestro Río Paraná y Uruguay, que nos permite junto con la información actualizada tomar las decisiones necesarias para garantizar lo operatividad de las vía navegables.

Nuestra repartición participó activamente en el dragado de grandes obras y el mantenimiento de la Hidrovía hasta 1994 cuando el menemismo lo pasó a manos privadas en un plan de desguace del estado nacional. Entre las dragas que contábamos estaba la draga 331-c que fue construida en nuestro país, cuando teníamos una industria naval pujante y que junto con la industria aeronáutica nos posicionaban a nivel internacional. Ésta draga junto con las 311-c fueron las primeras en ser paralizadas como parte de este plan sistemático de desmantelamiento. Hoy este proceso está en su momento culmine, nuestra repartición está en terapia intensiva con pronóstico reservado, esperando una política pública que vuelva a atender los interesas nacionales en pos de promover el trabajo, la producción, el transporte, etc.

La planificación y ejecución del desguace, la paralización y el desmantelamiento de Vías Navegables, que fuera parte del Ministerio de Obras Públicas, se consolidó y finalmente se produjo lo evitable, su paralización. Hoy los dólares se van afuera, pagando el servicio de dragado y balizamiento a empresas extranjeras, sin un ente de contralor nacional que siquiera garantice que lo que se contrata se realice conforme a las necesidades reales de transporte fluvial. Vale la pena mencionar también que no tenemos participación en los fletes fluviomarítimos que están en manos extranjeras, en nuestro país que comercia fundamentalmente por este modo con el mundo, otro tema más pendiente.

En Paraná los trabajadores, a través del Sindicato de Dragado y Balizamiento, han realizado una propuesta para la reactivación del sector, a través de la puesta en marcha de un astillero para la reparación y construcción de pequeñas embarcaciones, con una mirada a largo plazo de avanzar en la constitución de un Polo Científico Tecnológico especializado en materia de transporte fluvial, en alianza estratégica con otros actores como por ejemplo la Escuela Técnica N° 100 Puerto nuevo, donde sus egresados son técnicos en construcciones navales.

Sin ir más lejos, hoy con la gran bajante del río se producen varaduras, la dársena de Paraná es una calle consolidada, y la Ciudad de Paraná tiene serias dificultades en la toma de agua. Al mismo tiempo vemos con tristeza la draga 402-C amarrada a muelle, que ante la emergencia está operativa para el dragado. Ahí está Vías Navegables a la espera de que los funcionarios de turno vean la importancia para los intereses de nuestra gente, en particular, de nuestro interior profundo. En este sentido también es importante mencionar que el cambio climático trae consecuencias inesperadas para las que tenemos que estar preparados para hacerle frente, nuevamente Vías Navegables tiene un rol importante que cumplir, faltan políticas públicas.

Podemos dragar, realizar los estudios batimétricos, ser un ente de contralor, hacer aportes científicos al servicio de la actividad fluvial, realizar tareas en nuestros talleres navales, incorporar un servicio de guardería náutica, etc. Podemos muchas cosas y podríamos más. Vale citar que nosotros propusimos la apertura de la Escuela N° 100 de Puerto Nuevo, única con título nacional de Técnicos en Construcciones Navales por el año 1989, comenzando en los 90, y que se pudo llevar adelante en conjunto con el Gobierno Provincial y el Consejo General de Educación.

Está todo por hacerse pero no dejan hacer, mientras vemos como espectadores en nuestra propia casa como se sigue entregando nuestro patrimonio descaradamente. Se entregan oficinas y talleres, mientras nos niegan la posibilidad de trabajar, y hasta la posibilidad de ocupar talleres inactivos para realizar cursos de capacitación laboral abiertos a la comunidad en clara iniciativa de nuestro sindicato de fomentar la cultura emprendedora, como sucedió tristemente este año 2019. No vamos a ser cómplices de este perjuicio a nuestra patria guardando silencio.

Tenemos las ganas, las propuestas y la voluntad. Somos parte de la historia, pero sobre todo queremos ser parte de un futuro mejor para todos, que se construye a partir de hoy.

Hoy decimos si al desarrollo integral de Vías Navegables, si al desarrollo de la industria naval fluvial, si al desarrollo de Paraná, de Entre Ríos, de Argentina toda
No hay mucho que entender, no hay más que explicar, es hora de hacer.