El Gobierno afirmó que “el salario no está perdiendo contra la inflación”

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, sostuvo que “estamos viendo que por lo menos el salario no está perdiendo contra la inflación”.

El funcionario se refirió además al anuncio de este viernes, acerca de la baja del 45% al 20% de la tasa nominal anual del programa Ahora 12 para financiar compras con tarjeta de crédito.

En ese escenario, el funcionario sostuvo: “El Presidente nos había pedido que tratáramos de buscar alguna alternativa para poder dinamizar de nuevo este programa, que es muy bien visualizado por los consumidores”.

“Plan Octubre”
La novedad del Ahora 12 es un capítulo más del “Plan Octubre” de medidas económicas que lanzó el Gobierno este año de cara a las elecciones, apremiado por el descontento social y luego del pico inflacionario de marzo de 4,7%, que incluyó un congelamiento de precios de los alimentos con los “Precios Esenciales”, la marcha atrás con el tarifazo en varios servicios públicos y la aprobación por decreto la Ley de Lealtad Comercial, con el objetivo de “asegurar la lealtad y transparencia en las relaciones comerciales”. Medidas que van bastante a contramano de la concepción económica que pregonaba originalmente el Ejecutivo.

Como se recordará, en abril se llegó a un acuerdo con 16 empresas de primera línea para que 60 productos esenciales de la canasta básica mantengan sus precios durante al menos seis meses. Entre esos 60 productos hay aceites, arroz, harinas, fideos, leche, yogur, yerba, infusiones, azúcar, conservas, polenta, galletitas, mermeladas y bebidas.

Además, el Gobierno puso a disposición de los consumidores cortes de carne a precios accesibles. “Los frigoríficos exportadores acordaron vender 120.000 kilos por semana de asado, vacío y matambre a 149 pesos el kilo (precio final) en la feria minorista del Mercado Central y en las bocas de expendio de cada uno de los frigoríficos”, se explicó oficialmente.

En este marco, el Gobierno además aprobó por decreto la Ley de Lealtad Comercial con el objetivo de “asegurar la lealtad y transparencia en las relaciones comerciales y garantizar el acceso a información esencial sobre los productos y servicios comercializados”, con sanciones que van desde multas hasta la clausura por 30 días de los establecimientos.

Por otro lado, el precio mayorista de la energía se congeló para los hogares de todo el país hasta fin de año. Los aumentos estaban previstos para mayo y agosto y se calculaban en un 4% sobre la tarifa final de Edenor y Edesur, lo que podía significar más en algunas provincias,

El transporte público y los peajes que no dependan de las provincias tampoco tendrán nuevos aumentos este año.

Las medidas anunciadas no implicaron un acuerdo con las petroleras sobre el precio de los combustibles, lo que significó que se mantiene la desregulación del mercado y redundó en el nuevo aumento de 1,5% anunciado este viernes por YPF y Shell.

“En general, hubo algo de recomposición”
Sica agregó que “hay más o menos seis millones de trabajadores bajo convenio y ya hemos cerrado paritarias con el 50 por ciento”.

El funcionario insistió: “En todos los casos hubo alguna recomposición con respecto al año pasado y eso estaba muy atado a la capacidad que tenía cada sector. Tampoco se podía, por recuperar salario, poner en peligro la estabilidad del trabajo”.

“En general, hubo algo de recomposición y casi todas las paritarias se firman con cláusula de revisión”, remarcó Sica en declaraciones a radio Continental.

Al ser consultado sobre el empleo, puntualizó que está “observando en este trimestre una desaceleración de la caída” en algunos sectores.

“En este trimestre podríamos ver una mejora en la actividad”, confió el ministro.

Destacó que tiene un “impacto especial en actividades vinculadas con calzado y marroquinería” y aseguró que los cambios se aplicaron “por un compromiso que hicieron los bancos”.

“Son más de 370 mil comercios los que están adheridos en todo el país”, indicó en diálogo con radio Continental.

Además, resaltó que “todos los comercios y marcas convocados estaban entusiasmados porque decían que podían incrementar fuerte las ventas”.

“Estaban contando que mucha gente quería comprar, pero como la tasa de interés afectaba a la cuota, no le alcanzaba para una sola cuota”, señaló y evaluó que “lo importante es que dura hasta fin de año” el beneficio de las cuotas sin interés.