El intendente Varisco gasta a cuenta de las próximas gestiones

Una Ordenanza aprobada y promulgada en 2017, autorizó al Departamento Ejecutivo Municipal de Paraná a tomar deuda por hasta 7.345.306 millones de dólares para realizar las obras que se ejecutan en estos meses. El pago, en tres cuotas, deberá realizarse a partir de 2023, es decir, durante futuros gobiernos.

El intendente Sergio Varisco, en varias oportunidades, manifestó su aversión hacia las gestiones que dejan deudas como herencia a sus sucesores. Así lo expresó en su discurso de apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante realizado en marzo de 2017. Allí describió el estado en que recibió el Municipio de parte de Blanca Osuna, como “catastrófico” y apuntó contra las “deudas impagas, obras paralizadas, parque automotor destruido y la ausencia del municipio en los servicios básicos”. Un año más tarde, reiteró su desagrado con esta situación al expresar que estaba pagando “varias deudas viejas”. Sin embargo, a la hora de gobernar parece haber perdido ese rechazo hacia el endeudamiento a cuenta de futuras gestiones. Es lo que se desprende de la lectura de la Ordenanza N°9615, aprobada el 14 de septiembre de 2017, y promulgada mediante el Decreto N°1627, del 2 de octubre de ese mismo año.

La mencionada norma autoriza al Ejecutivo Municipal a “concretar operaciones de crédito y/o financiamiento con el Superior Gobierno de la Provincia de Entre Ríos, por hasta la suma de DÓLARES SIETE MILLONES TRESCIENTOS CUARENTA Y CINCO MIL TRESCIENTOS SEIS (U$S 7.345.306)”. Es decir, se habilitó el endeudamiento del Estado local por una cifra cercana a los 338 millones de pesos, según el precio actual de la divisa norteamericana. Un acto claramente lícito desde lo administrativo pero, si se tienen en cuenta las fechas de pago acordadas, contradictorio para los códigos éticos manifestados por el intendente Varisco al comienzo de su gestión.  Sucede que la ordenanza, en el punto 5 del Artículo 2°, manifiesta que “el monto de Capital se amortizará en tres (3) cuotas: (1) 33,33%, el 8 de febrero de 2023; (2) 33,33%, el 8 de febrero de 2024; y (3) 33,33%, el 8 de febrero de 2025”. Sólo en caso de una hipotética reelección de Cambiemos al frente del Municipio, Varisco tendrá que afrontar dos de estos tres pagos; aunque todo indica que no continuará al frente del Ejecutivo local, sino que será Adán Bahl el encargado de saldar la herencia futura; los contribuyentes, en definitiva.

El destino de los fondos generados en la operatoria debe ser la inversión en bienes de capital o en obras y servicios públicos de infraestructura, indica la norma. El préstamo comenzó a efectivizarse en 2018, para su control debía conformarse una Comisión de seguimiento, integrada por representantes del Ejecutivo y concejales de los tres bloques, lo cual nunca sucedió.

Nadie podrá dudar de la necesidad de obras de distinto tipo que tiene hoy la capital entrerriana, sin embargo, el hecho de que se estén llevando adelante en medio de un año electoral y durante la gestión de un intendente que se ha concentrado justamente en cuestionar las deudas heredadas, hace que el objetivo de las mismas aparezca, por lo menos, relativizado.