El Municipio quiere condonar una deuda a un privado a cambio de terrenos inundables

La situación se manifestó en la sesión del Concejo Deliberante realizada el lunes de la semana pasada, a raíz de un pedido de informes de parte de la concejala Cristina Sosa en referencia a un proyecto presentado por el edil Carlos González.

El proyecto de González, habilita al Ejecutivo local a permutar el inmueble ubicado en calle Apolinario Osinalde 282, que cuenta con un galpón e instalaciones y servicios,  por 513 hectáreas de humedales situados en la zona de Bajada Grande. La diferencia surgida de las tasaciones de una y otra parcela correría a cuenta de una deuda que el propietario de los terrenos de Bajada Grande tiene con el Estado Municipal.

El hecho surgió de manera confusa, ya que las 513 hectáreas en cuestión pertenecían a la Coceramic, cuyos trabajadores que conformaron la cooperativa de trabajo que se hizo cargo de la empresa luego de la quiebra en 1993, se encuentran en conflicto por las instalaciones de calle Los Vascos. En ese contexto, la iniciativa causó alarma entre los cooperativistas. Sin embargo, durante el plenario del HCD se arribó a la conclusión de que el proyecto del oficialismo no toca a los trabajadores puesto que los terrenos en cuestión fueron vendidos hace tiempo a la empresa Empremeaur S.A. El nuevo dato pone la atención ahora en el cálculo de la deuda del actual propietario con el Municipio y las razones por las cuales el Gobierno local pretende trocar dependencias de la repartición de Parques y Paseos, ubicadas en una zona lindante al Parque Urquiza, con acceso a asfalto y todos los servicios, por terrenos inundables. De la descripción que realiza González en su proyecto se infiere que la idea es que ambas partes hagan la transacción sin mediar dinero, ya que la diferencia del valor del terreno jugaría a favor de Empremeaur S.A. por lo que ese remanente cubriría el saldo adeudado con el Estado Municipal.

El pedido de informe de Cristina Sosa (FPV), fue en ese sentido y no fue respondido en el momento por los ediles del oficialismo, aunque tienen un plazo para ello.

El proyecto que lleva la firma del compañero de fórmula de Varisco en la lista con que el intendente de Paraná buscará su reelección, plantea la idea de desarrollar la ciudad hacia el oeste y mirando al río. La zona de Bajada Grande, donde Coceramic tiene alrededor de 1700 hectáreas que utiliza como yacimiento de arcillas renovables para la elaboración de tejas, ladrillos huecos, baldosas y ladrillos para techos, es identificada por el concejal como “el lugar donde históricamente se depositaron los residuos urbanos y se extrajo materia prima para ladrillerías y fábricas de tejas”. Su descripción es una generalización que luego afina a la hora de determinar la parcela en cuestión. De hecho, el depósito de los residuos urbanos y la cantera de arcilla están bien diferenciados en el terreno. La valoración de ese espacio de parte de González apunta a que la zona es “el lugar de una de las más hermosas puestas de sol sobre el río”. Sin embargo ninguna observación hace sobre la aptitud del terreno para el desarrollo urbano que declama en la iniciativa.