El Senado convirtió en ley el plan de los 1.000 días

Tras la histórica aprobación de la legalización del aborto, el Senado convirtió hoy en ley el plan de los mil días, que establece que el Estado garantice el acompañamiento a la maternidad desde el embarazo hasta los primeros años de vida del niño.

La iniciativa, que había sido enviada por el Poder Ejecutivo junto a la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, obtuvo en la madrugada de este miércoles 65 votos afirmativos.

El plan beneficiará a unas 680 mil mujeres y a 2.100.00 niños de hasta 3 años, habían destacado los funcionarios nacionales al defender el proyecto de ley.

Para llevarlo adelante, se prevé una inversión de más de 5.000 millones de pesos anuales en el fortalecimiento de la seguridad social para atender a lo que establece esta iniciativa.

El plan de los mil días también había obtenido un amplio respaldo en la Cámara de Diputados: al igual que este miércoles, se había votado después del debate sobre la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

En este programa de acompañamiento a la maternidad desde el embarazo hasta los primeros años de vida del niño se destaca la creación de una Asignación por Cuidado de Salud Integral.

Es una nueva asignación universal que consiste en el otorgamiento de tres pagos anuales consecutivos por cada niño o niña menor de 3 años de edad que se encuentre a cargo de la persona gestante.

A su vez, la asignación universal por embarazo, que se abonaba mensualmente en seis períodos, pasará a pagarse en 9 mensualidades.

En tanto, se amplía el pago por Nacimiento y por Adopción a las personas beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que hasta ahora estaban excluidas de este beneficio.

Esto significará que las asignaciones por nacimiento o adopción abarcarán no sólo a hijos de asalariados sino además de padres desempleados o con trabajo no registrado.