15.1 C
Paraná
viernes, septiembre 17, 2021
HomeEconomíaEn medio de la pandemia, estudian reformas al sistema impositivo argentino

En medio de la pandemia, estudian reformas al sistema impositivo argentino

El equipo del Ministerio de Economía se reunió para discutir los primeros lineamientos del Presupuesto 2021. El elemento clave serán los cambios en materia impositiva. Apuntan a la progresividad del esquema tributario.

El Gobierno trabaja en un proyecto de Presupuesto 2021 con una intención: dejar sentadas las bases de una nueva estructura tributaria. La idea es incluir en la discusión presupuestaria cambios estructurales en materia impositiva.

En eso se discutió en la primera reunión que todo el equipo de Martín Guzmán mantuvo para avanzar con el objetivo de discutir los lineamientos principales del proyecto de Presupuesto 2021 (para 2020 queda en la modalidad de “prorrogado” el de 2019).

“En la gestión anterior hubo una modificación tributaria que hizo menos progresivo el esquema tributario y, además, implicó una caída en la recaudación de impuestos”, explicó una fuente oficial al diario Clarín. La progresividad del esquema tributario implica que cada persona paga impuestos según su capacidad económica.

Guzmán cree que Macri hizo una reforma que decantó en dos efectos adversos en términos sociales: volvió regresiva la estructura impositiva y además, erosionó las posibilidades de recaudación, disminuyéndolas.

No obstante, al tratarse de los primeros intercambios, la fuente aseguró que no se habló de alguna modificación en algún impuesto en concreto. “Sí nos parece la oportunidad para discutir muchos tributos de una manera amplia”, contó.

El proyecto de Presupuesto Plurianual 2021-2023 va a ser el primero que presente la gestión del Alberto Fernández. En la resolución 235, publicada en el Boletín Oficial la semana pasada, se fijó un cronograma para llegar al 15 de septiembre con la presentación en el Congreso.

Dentro de ese cronograma, uno de los pasos es definir, antes del 29 de mayo, la proyección de las variables macroeconómicas para el período 2020 – 2021.

“Por ahora se trata de un ejercicio iterativo, en el que existen supuestos que marcan diferentes escenarios”, aseguraron. Es que de hecho, hasta el 15 de septiembre, muchos de estos supuestos pueden tomar diferentes caminos que determinarán diferentes resultados.

“El grado de incertidumbre es muy fuerte por varios motivos: el estado en el que recibimos la economía el año pasado, a lo que se suma la crisis derivada del coronavirus y la incertidumbre en relación a la resolución de la renegociación de la deuda”, mencionó. Es por eso que prefieren no difundir los distintos escenarios que manejan hoy.

En un comunicado del Ministerio de Economía de principios de mayo, cuando decidieron dar a conocer algunos intercambios que se habían mantenido con los acreedores privados, difundieron un documento en el que hay algunas proyecciones: que la economía caerá un 6,5% y el déficit fiscal será de un 3,1% del PBI en 2020.

NOTICIAS RELACIONADAS