Estiman que la pobreza alcanzará al 38% de los argentinos a fin de año

"En el segundo trimestre de 2019, ya estábamos cerca del 37%. Seguramente estemos en el 38. La situación es complicada, pero no catastrófica", dijo el director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, Agustín Salvia.

La pobreza podría ubicarse a fin de año en torno al 38%, una cifra que representa un aumento de casi diez puntos con relación a diciembre de 2015.

La estimación fue realizada por el director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), Agustín Salvia, quien aseguró que la pobreza creció pero consideró que no se encuentra en una situación “catastrófica”.

“El 5 de diciembre vamos a presentar nuestro informe de pobreza. Siempre da un poquito por arriba de los datos oficiales”, indicó.

En ese sentido, señaló: “En el segundo trimestre de 2019, ya estábamos cerca del 37%. Seguramente estemos en el 38%”.

Al realizar un análisis sobre la pobreza en la Argentina, puntualizó: “La situación es complicada, pero no catastrófica”.

En 2015, año en el que asumió Macri, esa problemática social llegaba al 29,2% de las personas, por lo que si se confirma el dato de la UCA anticipado este martes, se dará un incremento de casi diez puntos en cuatro años.

En diálogo con Futurock, Salvia se refirió al encuentro entre el presidente electo, Alberto Fernández, y representantes del sindicalismo, empresariado, cultos y organizaciones sociales para empezar a delinear lo que será el Consejo Federal Argentina contra el Hambre, que conducirá el actual diputado nacional Daniel Arroyo.

De ese modo, afirmó: “A Alberto Fernández lo veo focalizado y preocupado en solucionar el problema”.

“A otros presidentes no los vi con la misma actitud, interesado en ver cómo es el problema, cuáles son sus causas”, sostuvo y aseguró: “Todos queremos que al próximo Gobierno le vaya bien”.

Así, si bien la administración de Cambiemos aseguró que reducir la pobreza iba a ser una “prioridad”, la problemática mostró una aceleración sobre el final de la gestión.

El presidente Mauricio Macri ya había admitido el año pasado que “lamentablemente” el índice iba a mostrar un incremento por la “devaluación” y el “rebote” inflacionario.

Durante la campaña electoral, el mandatario saliente había promedio “pobreza cero”, mientras había pedido que su administración fuera evaluada según el desempeño de esa variable.