Fernández apuntó a “opositores disfrazados de chacareros”

El Presidente consideró que con la huelga están "defendiendo a los grandes productores". Además, cuestionó Macri por sus dichos sobre el coronavirus y el populismo, y consideró que son "una tomada de pelo" para los argentinos.

El presidente Alberto Fernández aseguró que “no hay explicación” para el paro del campo, y señaló que las entidades agropecuarias están “condicionadas por dirigentes opositores disfrazados de chacareros”.

A la vez, subrayó que “esta vez no es la 125”, en referencia al enfrentamiento del gobierno de Cristina Kirchner con el campo en 2008 por las retenciones móviles.

“La sociedad cree que este paro es incomprensible”, remarcó el jefe de Estado y consideró que con esta medida se está “defendiendo a los grandes productores”.

Fernández sostuvo que las entidades del campo “están condicionadas por un grupo de autoconvocados, que son dirigentes opositores disfrazados de chacareros”.

“A mi juicio, es un error (el paro)”, subrayó el Presidente, y agregó: “No se entiende lo que están haciendo, pero si lo quieren hacer…”.

“Yo no quiero sumar palabras, confío en que en algún momento los dirigentes se van a dar cuenta que no es el camino”, expresó el jefe de Estado.

Según señaló, no se trata de una situación como “la 125” en 2008, porque ahora se está “cumpliendo con una ley que impone hacer lo que se hizo, bajar retenciones (a algunos productos) y subir 3 puntos para la producción de soja”.

“La que hizo Martín Lousteau fue una medida inconsulta, con Cristina confiamos en que se había hablado con el campo y no (fue así)”, recordó Fernández, y destacó que en esta oportunidad se habló “mucho con el campo”.

Y agregó: “Todos tienen que hacer un esfuerzo porque hay gente que está necesitando. Lo que estoy pidiendo es ayuda para el plan contra el hambre”.

Cuestionamiento a Macri

Fernández cuestionó al ex mandatario Mauricio Macri por sus dichos sobre el coronavirus y el populismo, y consideró que son “una tomada de pelo” para los argentinos.

“Es vergonzoso. Todos sienten que es un chiste, una tomada de pelo, no puede estar hablando seriamente”, señaló Fernández, al ser consultado sobre las declaraciones de Macri, que la semana pasada en Guatemala afirmó que el populismo es “más peligroso que el coronavirus”.

A su entender, “es tremenda la distancia con la realidad” de Macri, y parece “alguien que no se da cuenta de lo que hizo”.

“Me parece que queda muy mal él frente a la gente”, evaluó el Presidente en una entrevista con Canal 9 de Buenos Aires.

En tanto, se refirió a un eventual encuentro con su par de Brasil, Jair Bolsonaro, y sostuvo que se dará “alguna vez”.

“Yo amo al pueblo de Brasil, (Bolsonaro) merece mi respeto”, indicó Fernández, aunque destacó: “Somos muy distintos”.

El Presidente, a la vez, afirmó que el país necesita que la Justicia “funcione bien”, y sobre el caso de Milagro Sala consideró que habría que hacer una “revisión”.

“Conmigo los jueces pueden sentarse a esperar, no los voy a llamar en mi vida, pero que sean jueces probo”, enfatizó el jefe de Estado.

Además, a poco de enviar el proyecto oficial sobre legalización del aborto al Congreso, Fernández aseguró: “Hipócritas son los que me dicen no propongamos el aborto porque no conviene”.

“Muchas mujeres sufren daños corporales enormes interrumpiendo sus embarazos porque lo hacen en la clandestinidad. Esto pasa, no hay que ser hipócritas”, expresó el mandatario nacional.