Fernández sobre “escraches” a Lorenzetti y Cristina: “Son propios del fascismo”

El presidente Alberto Fernández se solidarizó con el juez de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti y con la ex presidenta Cristina Kirchner por las manifestaciones frente a sus respectivos domicilios, y aseguró que esas protestas son “el más vil de los escraches”, propios “del fascismo y del nazismo”.
“Quiero solidarizarme con el doctor Lorenzetti que sufrió el escrache de un grupo de ciudadanos opositores al Gobierno que fueron a presionar a un juez”, indicó Fernández durante la puesta en marcha del hospital municipal “Presidente Néstor Carlos Kirchner”, en el municipio de Escobar.

“Me solidarizo con Cristina, que lo vive en su casa permanente. Llamo a la reflexión a quienes promueven esas cosas. Eso no tiene nada que ver con la democracia. No es un reclamo popular, no es un reclamo a las instituciones: es el más vil de los escraches, propio del fascismo y del nazismo, y no tiene nada que ver con la democracia”, agregó el mandatario, quien estuvo acompañado por el gobernador Axel Kicillof, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, entre otros dirigentes del espacio oficialista.

En un acto con conexión virtual con diferentes provincias argentinas, el mandatario cuestionó este tipo de manifestaciones, que dijo, “muestran intolerancia”.
“Los reclamos que se hacen, del modo que se hacen, no son reclamos sino que dejan en evidencia la peor muestra de intolerancia y respeto a la democracia que le costó 30.000 vidas a la Argentina”, subrayó el mandatario.
“No vamos a negociarla, vamos a cuidarla”, advirtió el mandatario respecto a la democracia.

En otro tramo de su mensaje, el Presidente se refirió a situación epidemiológica del país en el marco de la pandemia de coronavirus al remarcar su “preocupación” por lo que está sucediendo en las provincias en relación al aumento de los contagios e insistió con que “la pandemia no se ha terminado”.
Además, el jefe de Estado puso el acento en el papel del Estado y señaló que “donde hay una necesidad hay un derecho”, parafraseando a Juan Domingo Perón y al expresidente Néstor Kirchner, de quien en pocos días se cumplen diez años de su muerte.
Por eso, el Presidente convocó a los argentinos que dicen que quieren irse del país “que se arremanguen” y colaboren para ayudar a los que más necesitan.