Finalizó el paro agropecuario con amenazas de más medidas de acción

El presidente de la combativa Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), Matías de Velazco, advirtió en Expoagro que si no hay “una señal del Gobierno, van a seguir las medidas”.

Desde el principio, CARBAP dio un fuerte impulso a la protesta, por la que este jueves no hubo ingreso de animales al Mercado de Liniers.

Por su parte, CARBAP impulsó a Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) a motorizar el paro del sector, mientras que Coninagro y la Sociedad Rural mantuvieron un perfil bajo y Federación Agraria Argentina afrontó divisiones entre sus bases, varias de las cuales están de acuerdo en la segmentación de productores prometida por la administración de Alberto Fernández.

En conferencia de prensa, De Velazco dijo que “la pelota la tiene ahora el Gobierno”.

Para el dirigente bonaerense, el cese de comercialización de granos y hacienda con destino a faena tuvo un “alto acatamiento”.

Según el titular de CARBAP, el cese no respondió sólo a la suba de derechos de exportación de tres puntos a la soja, sino también a la fuerte “presión impositiva” que no deja al sector agropecuario “seguir trabajando”.

“Confiamos en la calidad de estadista del presidente Alberto Fernández; él va a tener que leer este mensaje, escuchar la voz del sector productivo y la pelota la tiene el Gobierno ahora”, manifestó De Velazco.

Añadió que “el campo no se va a quedar quieto y van a seguir las medidas” si el “Gobierno no da una señal”.

Para la semana próxima está programada una reunión de la Mesa de Enlace con las autoridades del Banco Nación, con el fin de analizar medidas de financiamiento para productores agropecuarios.