Flamante entidad impulsa sanción proyecto de ley que dé sustento al sector exportador

El presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins, afirmó este domingo que la creación del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) tiene por objetivo impulsar un proyecto de ley que dé mayor sustento al sector exportador y rechazó que la flamante asociación busque “crear poder ni ser una entidad gremial” destinada a reemplazar a la Mesa de Enlace.

Martins es uno de los principales referentes de Consejo Agroindustrial Argentino, una coalición compuesta por 45 cámaras y entidades del sector que se presentó formalmente en sociedad hace un par de semanas.
El dirigente bursátil, en diálogo con Télam, dijo que las entidades que conforman la CAA hicieron “una autocrítica muy fuerte” y que con este entendimiento “demostraron madurez” para encarar la nueva etapa.

Martins, tras precisar que el plan ya fue presentado ante la UIA y a diversos Gobiernos provinciales, señaló también que planean presentar el proyecto al presidente Alberto Fernández y a la vicepresidente Cistina Fernández de Kirchner.

“La decisión de las cámaras y las entidades de conformar la CAA está demostrando una madurez y una autocrítica muy fuerte, un sentido de la responsabilidad muy grande y, por sobretodo, la dinámica de entender que vamos a explorar este camino porque en los demás fracasamos. No estamos tratando de crear poder ni ser una entidad gremial, ni mucho menos”, subrayó Martins en diálogo con Télam.

El CAA hizo su presentación formal hace dos viernes con un “plan exportador” para reactivar la economía del país, que tiene como objetivo la creación de 700.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos y aumentar las ventas argentinas hasta los US$ 100.000 millones para el 2030.

La iniciativa, entre otras cuestiones, contempla también la creación de una Mesa Nacional Exportadora, que será la encargada de consensuar la redacción del proyecto de ley que impulsan las entidad que conforman la CAA.
Esa iniciativa deberá partir de la idea base de dotar a estre sector de una “estabilidad fiscal por 10 años” para atraer inversiones y fomentar exportaciones, entre otras cuestiones, señaló Martins.

El plan de la CAA ya fue presentado ante las carteras Desarrollo Productivo, Trabajo, Cancillería, Agricultura, Ganadería y Pesca; al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; a los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti; Santa Fe, Omar Perotti; y de Entre Ríos, Gustavo Bordet.

“Lo que queremos hacer, de una vez por todas, es primero despertar el interés del Gobierno nacional, de los provinciales, del oficialismo y de la oposición; sentarnos todos en una Mesa Nacional Exportadora que nos permita hablar sobre lo que necesita el privado y el Estado y juntarlo y ver cómo hacemos una ley marco que nos dé una estabilidad por 10 años que nos permita crecer en exportaciones y en empleos”, explicó Martins.

“Queremos llegar al Presidente y decirle ‘creemos tener una solución, no le traemos un problema’. Queremos llevarle algo un poquito más armado y, sobre todo, tener la bendición para que se arme esa la Mesa Nacional Exportadora, para armar un proyecto de ley que sea discutido antes de fin de año. Si no hay ley, vamos a seguir con los mismo, con voluntarismo. Hay gobiernos que ponen buena fe, pero cambiamos de gobierno y lo tiramos”, sostuvo Martins.

En esta línea, Martins agregó que desde la CAA “tenemos muy claro cuál es el problema estructural de Argentina. No pretendemos subsidios del Estado, pero sí un plan nacional que tenga fomento de la inversión, exportaciones, estímulos para canje de bienes de capital, un régimen especial de amortización acelerada para nuevas inversiones.

En lo que respecta a los derechos de exportación, un tema considerado de alta sensibilidad para el campo, Martins dijo que “no pedimos retenciones cero para mañana”.

“Cuando hablamos de derechos de exportación y reintegros, no estamos diciendo retenciones cero para mañana. Sabemos que es inviable. Queremos sentarnos a discutir con los responsables del Gobierno y los legisladores a ver cómo podríamos tener un marco con un plazo de tiempo para ir reduciendo esa carga y facilitando que se expanda la economía y haya inversión. Ese es el trayecto que queremos recorrer”, subrayó.

Martins marcó también como un punto necesario para que el plan exportador pueda desarrollarse, la necesidad de un cierre exitoso de la renegociación de la deuda externa.
“Somos optimistas de que vamos a llegar a cerrar la renegociación de la deuda. Yo no quiero ni pensar cuál podría ser el escenario si no lo logramos. si hay un default vamos a estar hablando de otra cosa, la vamos a pasar mal. Partimos de la base que creemos que se va a renenegociar la deuda,. que vamos a ver crédito”, concluyó.