Francolini: “La ley de Emergencia Solidaria es una medida necesaria, oportuna y justificada”

El intendente de Concordia, Alfredo Francolini, consideró que el proyecto de ley de Emergencia Solidaria que presentó el gobernador Gustavo Bordet en la Legislatura, “es una medida necesaria, oportuna y plenamente justificada” teniendo en cuenta la situación actual de pandemia.

Reportaje a Alfredo Francolini, Intendente de Concordia

El presidente comunal hizo notar que “en el mundo los gobiernos analizan diferentes estrategias para mitigar el impacto del Covid 19 en su sistema de salud y en su economía, que en su entramado social ha tenido un impacto muy grande tanto en el gobierno nacional, como al provincial y a los municipios”.

En ese sentido, consideró que “cuando Bordet tiene que definir una estrategia para gobernar que le permita hacer con menos recursos más cosas, tiene que garantizar el cuidado de la salud de toda la población y no desatender a los sectores más vulnerables. En este marco, es una medida necesaria, oportuna y plenamente justificada esta ley de Emergencia Solidaria”.

Destacó que con ella “se demanda un esfuerzo mayor a los sectores que lo pueden hacer, protegiendo siempre al más vulnerable y desfavorecido. Es fácil ser crítico desde el afuera y decir cómo tiene que hacer y gobernar el gobernador, pero en esto el gobernador tiene una responsabilidad, tiene que tomar decisiones en la crisis, tiene que amortiguar el impacto y hay decisiones excepcionales que se adoptarán en un marco de emergencia y sin mucho margen de error”, sostuvo.

“Estas decisiones se miden en los resultados concretos que la medida posibilite, creo que en este marco el proyecto de ley demuestra que el gobernador actúa con responsabilidad y con criterio de solidaridad y justicia. Acá se busca que el que más tiene y gana, más contribuya”, insistió.

Situación epidemiológia en Concordia

En otro orden, sobre la situación epidemiológica en su ciudad, precisó que “tuvimos tres casos, que ya están recuperados; vinieron del exterior, dos de Estados Unidos y uno de Méjico”.

Señaló que, ante esto, se dispusieron medidas “que nos han dado buenos resultados, como el ingreso a la ciudad, primero, únicamente por la ruta 015; y después parcialmente por la 22, esta última más que nada por el sector productivo, de 6 a 18. Después continúa por la 015, que es el acceso norte”.

“Esto nos llevó a tener un control de dónde vienen las personas y obligarlas a hacer el aislamiento obligatorio; nosotros tenemos que tener, primero, la responsabilidad civil, individual de cada uno; segundo, si vamos a algún lugar donde hay circulación del virus, cuando volvemos tenemos que tratar de aislarnos 14 días porque podemos ser posibles portadores del virus. Un delito no es ser el portador del virus, sino que sería salir, estar en una reunión social, juntarse, ir a trabajar y contagiar masivamente”, apuntó.

Más adelante, Francolini se refirió las personas que se manifestaron anticuarentena y sostuvieron que la pandemia era un invento, “hasta que le tocó de cerca. Cuando le tocó de cerca, obviamente cambiaron de opinión y fueron cambiando su discurso, fueron menguándolo y también empezaron a decir que se hubiera podido hacer un montón de otras cosas por fuera de la cuarenta. Pero lo más importante es tener en cuenta que el problema que estamos viviendo no es la cuarentena, si no la pandemia. Cuando nos demos cuenta que realmente es eso, la entenderemos todos”, agregó.

Luego volvió sobre las versiones en contra de la cuarentena. “Justamente no es así. En todos lados la pandemia hizo una crisis económica mundial, no solo en Argentina. Lo único que estamos haciendo aquí es aplanando la curva, como diría el Presidente de la Nación, teniendo muy pocas muertes a pesar de que son un montón, pero al lado de otros países si nos ponemos a comparar, aunque no es una comparación linda, estamos mucho mejor y seguramente la cuarentena ha tenido su impacto”, sostuvo.

Reconoció que este virus “nos va a traer más que un dolor de cabeza”, pero “lo importante sería que el contagio sea muy lento y que el sistema de salud de la posibilidad de atender a todos”. Para ello hay que “fortalecer la salud pública y garantizar el cuidado de la vida y la salud de los entrerrianos” y, a la vez, “mitigar un impacto económico tanto en el Estado como en el sector privado en esta emergencia que estamos viviendo todos. Creo que acá salimos entre todos, es la única manera de combatir a este virus que, como dijo el Presidente, es un enemigo invisible”.