16.9 C
Paraná
martes, abril 13, 2021
HomeDeportesFútbol argentino: cuándo volverían los partidos oficiales y cómo se jugaría el...

Fútbol argentino: cuándo volverían los partidos oficiales y cómo se jugaría el primer torneo

La autorización del Gobierno para que los equipos vuelvan a los entrenamientos respetando el protocolo sanitario puso en marcha a los dirigentes. Tanto, que la semana próxima quedaría definido el cronograma de regreso a la actividad oficial: el viernes 25 de septiembre es la fecha en la que, en principio, comenzaría el enésimo torneo de transición del fútbol argentino. Desde los primeros días del mes próximo, los clubes estarán habilitados para organizar amistosos (incluso en el interior del país si las autoridades locales los autorizan) y así llegar de la mejor manera a la competencia, que se disputará sin público en los estadios hasta nuevo aviso.

El premio por ser el mejor del próximo torneo es un lugar en la Copa Libertadores 2021. La liga Profesional tendrá 24 equipos, y no 26 como estaba previsto para esta parte de la temporada. El coronavirus retrasó la definición de los dos ascensos; uno de los cuales tiene pendiente de resolución un reclamo en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), y fue iniciado por San Martín de Tucumán, el mejor de todos en la Primera Nacional. También permanecen en la elite los tres peores promedios de la Superliga (Gimnasia, Patronato y Central Córdoba de Santiago del Estero), ya que el comité ejecutivo de la AFA suspendió los descensos… por dos años. En el torneo de transición, en principio, no habrá ni siquiera promedios, que sí volverán a partir de 2021 y determinarán a los dos equipos que perderán la categoría en 2022.

Mientras la segunda categoría resuelve lo suyo, la primera división terminará de resolver el formato del torneo: dividirá a todos sus equipos en seis zonas de cuatro equipos cada uno. Jugarán todos contra todos en formato de ida y vuelta. La mayoría de los clubes está de acuerdo con que haya una fecha de clásicos interzonales (sería un atractivo extra para los dueños de los derechos televisivos), pero esta cuestión podría terminar en una votación. Los dos primeros de cada zona se clasificarán a una llamada “Copa Principal” y los demás a otra “Copa Secundaria”. Cada una tendrá su propio sponsor, que le dará su nombre.

Los 12 mejores equipos que integren la zona principal del torneo serán divididos en dos zonas de seis. Jugarán una vez contra cada uno de sus rivales de llave y los dos primeros de cada zona dirimirán entre sí el pasaporte a la Copa Libertadores del año próximo. El perdedor de ese partido se enfrentará con el ganador de la “Copa Secundaria”, a disputarse con el mismo formato que la llave principal, por un lugar en la Copa Sudamericana 2022.

El calendario de los próximos meses comenzará a oficializarse en la reunión de la comisión de Competencias de la Liga Profesional, que se realizará el martes próximo por la tarde. De todas maneras, parte de lo que se definirá en ese encuentro (que será virtual por las medidas sanitarias vigentes) ya fue comunicado mediante una carta a las empresas de TV que lleva la firma de Marcelo Tinelli, presidente de la Liga Profesional. En ella, además de prometer que cada señal tendría a disposición 10 de los 20 partidos amistosos que se organizarían en septiembre, el empresario y animador televisivo comunica que la actividad oficial del año próximo comenzaría el 14 de enero de 2021.

Sobredosis de partidos
A los potenciales 13 partidos que jugarán quienes lleguen a la final del torneo de transición se les pueden sumar otros compromisos ya asumidos en los próximos meses. Por ejemplo, los cuatro equipos de la Liga Profesional que tienen partidos de la etapa de grupos de la Copa Libertadores: Boca, River, Racing y Defensa y Justicia. Estos cuatro, además, tienen programados sus respectivos partidos de 32avos de final de Copa Argentina, que también se jugará desde el mes de octubre. Boca se medirá con Claypole (Primera D), River, con Defensores de Pronunciamiento (Federal A), Racing con Sportivo Belgrano (Federal A) y Defensa y Justicia con Estudiantes de Caseros (Primera Nacional).

En principio, los 32avos de final de la Copa Argentina se jugarían en la fecha FIFA de octubre, por lo que los clubes de la Liga Profesional no tendrían disponibles a sus futbolistas de selección. Lo mismo ocurriría en noviembre, cuando el hueco en el calendario dejado por la fecha FIFA de ese mes sería usado para los 16avos de final del torneo más federal del país. Entre enero y febrero del año próximo se jugarían el resto de las instancias: octavos de final, cuartos de final, semifinal y final. El ganador se clasificará a la Copa Libertadores 2021, que comenzará en marzo: la final de la Copa actual se mudará a enero próximo.

En los casos de Boca, River, Racing y Defensa y Justicia, tienen asegurados la disputa de al menos 17 partidos hasta fin de año entre Copa Libertadores (4 fechas pendientes de ronda de grupos), torneo local (12 encuentros) y al menos uno de Copa Argentina. Esta cifra podría incrementarse, desde luego, en la medida que avancen en las copas mencionadas.

La TV, asegurada.

La certeza de que los equipos podían volver a los entrenamientos alivió a las dos empresas encargadas de la televisación de los partidos. Ahora, al menos, tienen un horizonte. Hace unas semanas habían asegurado el pago de los $575 millones de julio y un monto similar de agosto, por lo que en septiembre, con el retorno de las transmisiones de los amistosos y el posterior regreso de los encuentros por los puntos, estarían en condiciones de volver a facturar el Pack Fútbol.

El servicio premium tenía, en marzo de este año y gracias al cabeza a cabeza de River y Boca por el título de la Superliga, 2.060.000 suscriptores. El abono mensual costaba $665. Durante todos estos meses en los que el fútbol estuvo parado, Fox-Disney y Turner siguieron pagando su parte del contrato. La AFA se comprometió a firmarles una opción de renovación de contrato por cuatro años (2027-2031) cuando el comité ejecutivo pueda volver a reunirse.

NOTICIAS RELACIONADAS