Connect with us

Economía

Habrá menos obras, recortes de salarios y subas de tarifas

Publicado

on

Hace dos años y medio, Mauricio Macri prometió a los mercados un plan de ajuste fiscal. ¿En qué consistía? Alcanzar el equilibrio fiscal primario en 2019. Así muestran las columnas salmón de la infografía: un sendero descendente que arrancaba en 4,8% del PBI y terminaba en 0,3% del PBI.
Cálculos del Gobierno estiman que bajar el déficit fiscal a 1,3% del PBI como se comprometió con el FMI, significará alrededor de US$ 8.500 millones menos de dinero del Estado en la economía.

¿De dónde vendrá el ajuste? Las planillas distribuidas anoche por el Ministerio de Hacienda dejan algunos indicios.

– el gasto primario bajará un punto del PBI en 2019;

– los rubros que experimentarán esa caída son los subsidios a la energía y al transporte, salarios del Estado, transferencias a las provincias e inversiones en obras públicas del Estado -buscará compensar con PPP-.

– el rubro que presenta más ajuste para el año próximo respecto a este es la baja del gasto en subsidios: casi medio punto del PBI. Entendible: el aumento del precio del dólar y del barril hacen prever que el horizonte de ajustes para las tarifas continúe, incluso, en un eventual segundo mandato de Macri según muestran las planillas.

-El gasto en jubilaciones y otros gastos sociales no sólo es el único que aumentará en términos reales, sino que el que el oficialismo prevé hacer subir hasta 2020.

En materia de inflación, el Gobierno se propone en 2019 alcanzar la tasa más baja en diez años -en 2009 había sido 16,4%-. Argentina llegaría recién el año que viene al nivel de inflación que Macri había prometido para 2017.

Fuente: Clarín

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Economía

Pymes piden frenar aumento de tarifas, limitar importaciones y ampliar créditos

Publicado

on

El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, pidió que los cambios en el Gabinete nacional beneficien a la actividad industrial y reiteró la importancia de ponerle un techo por seis meses a la suba del precio de la energía, limitar las importaciones y ampliar la oferta crediticia.

“Hay medidas que deben tomarse de manera urgente para reactivar la producción y poder ayudar al conflicto financiero que se generó y que benefició a las inversiones no productivas. Tenemos un plan de acción que podemos aportar en el marco de un plan industrial”, afirmó Rosato.

Las expresiones del dirigente pyme se dan en el marco del anuncio del presidente Mauricio Macri de designar a Javier Iguacel en reemplazo del ministro de Energía, Juan José Aranguren; y a Dante Sica por el ministro de Producción, Francisco Cabrera.

El IPA, a partir del trabajo de sus departamentos técnicos, propuso pesificar el precio del sistema energético a las Pymes nacionales para lograr una estabilidad en las proyecciones de los costos productivos por seis meses y recuperar así parte de la productividad perdida a partir del efecto inflacionario.

“Si tenemos 30% de incrementos en energía y gas es imposible poder pensar en inversiones. Necesitamos tener un precio definido por un tiempo fijo para conocer el costo de venta que tenemos”, sentenció Rosato.

El titular del IPA también pidió aprovechar los nuevos aires en el Banco Central para restituir una tasa de interés diferenciada para la industria que sea destinada para el pago de los salarios.

La propuesta buscará ayudar a las fábricas a mantener el personal aún cuando existe una baja en la producción ante la caída del mercado interno y el crecimiento de las exportaciones.

“Nadie quiere vender su producción porque no tiene un costo fijo. Si lo hace, es sólo para pagar salarios. En la actualidad no hay financiamiento en los bancos y aquellos que acceden, están perdiendo plata por las tasas imposibles de pagar”, dijo Rosato.

El comercio exterior es otro de los puntos clave para la reactivación del sector industrial, para lo cual planteó “fundamental ponerle un tope a las importaciones porque mientras las Pymes luchan por retener a sus empleados, no despedir y mejorar la productividad interna de nuestras unidades productivas, los productos terminados entran al país sin que signifiquen ni siquiera un mejoramiento de precios”, se lamentó Rosato.

Seguir leyendo

Economía

Salarios pierden poder de compra

Publicado

on

Desde la consultora Elypsis, Gabriel Zelpo explica que “el empleo privado se ve mayormente afectado por el escenario de alta inflación y la reciente escalada del tipo de cambio”. Y comparte el último informe de la consultora, titulado “Masa salarial, jubilaciones y pensiones”. Allí se señala que, teniendo en cuenta que el Gobierno cerró paritarias del 15% con el compromiso de “revisión”, sumado a la aplicación de la cláusula gatillo del año pasado y al reciente 5% de aumento adicional, todo eso queda por debajo de la inflación promedio proyectada del 25,1%. “Por lo tanto, estimamos un caída promedio del salario real privado registrado del 3% para 2018”.

Según la consultora, el escenario para el sector público, inclusive, va a ser el más afectado, debido a las reducciones proyectadas del gasto primario. “El salario real público registrado se contraerá cerca del 5,6% este año, sumado a una caída del empleo público cercana al 1% promedio”, señaló.

La estimación de la consultora para toda la masa salarial real de la economía (incluidos los asalariados registrados, los jubilados, pensionados, los monotributistas y los no registrados) arroja una caída de la masa salarial total, del orden del 2,6%.

La suerte del poder de compra de la gente, será, este año, según Elypsis, similar a la del 2016. “Esperamos una fuerte caída en los meses siguientes a la devaluación (junio y julio) que se desacelerará en los últimos meses del año gracias a los reajustes salariales”, agrega Zelpo.

Desde la consultora ABECEB, la economista Soledad Pérez Duhalde considera que los salarios registrados (únicos datos disponibles) cerrarían con una suba del 24 al 27%. Sin embargo, con los aumentos en los bienes que son inelásticos (como el Transporte, el combustible y la electricidad, entre otros) y crecen por encima de la inflación, finalmente los salarios quedarían con subas del 9 o 10%.

Si bien es un momento muy difícil para que los economistas hagan sus estimaciones debido a las turbulencias de los últimos días, “frente a una inflación que puede terminar el año entre 27 y 30%, la pérdida del poder adquisitivo podría ubicarse entre el 5 y el 6%”, calculó la analista.

Parte de la dificultad en hacer las estimaciones es que no se conoce bien cuál será realmente el “pass through” o traslado a precios de la suba del dólar hacia los bienes de consumo. “En especial, cuando la demanda está retraída como ahora y la confianza de los consumidores, (en el nivel más bajo desde que asumió el Gobierno), adelanta que la retracción puede seguir.

En este sentido, Federico Filipponi, analista de la consultora Kantar WorldPanel dice que el consumo masivo en mayo y junio caerá 0 y -1%, respectivamente. Y que los sectores más golpeados por la caída del consumo serán los del nivel “bajo inferior”.

Hacia adelante, el panorama sobre la ecuación salarios e inflación, podría ser más benigna. Según Elypsis, para 2019, un año estable en cuanto a tarifas y con una inflación promedio del 23%, proyectamos una recuperación moderada del salario real del 1% anual.

“La masa salarial real privada, si bien va a crecer, lo hará en registros inferiores a los de 2015 y 2017, principalmente, debido a una recuperación más lenta del salario real que la observada en esos años”, concluyó la consultora.

Fuente: Clarín

Seguir leyendo

Economía

Macri: “Vamos por menos gradualismo”

Publicado

on

El presidente Mauricio Macri dijo que el plan para bajar la inflación “fracasó” porque los aumentos de tarifas impactaron más, el combustible aumentó en dólares y algunos fenómenos externos “nos pegaron en el medio”.

Al ser consultado sobre si fue un error haber puesto metas de inflación, respondió: “Sí. Fue un exceso. Fue una convicción del ministro de Hacienda (en ese momento Alfonso Prat Gay). Nadie lo pedía”.

Y agregó: “Nosotros necesitábamos un camino descendente de la inflación, pero nadie toma conciencia de lo que es reconstruir el cuadro tarifario de todos los servicios públicos y el peso que tiene en la inflación. Esas tarifas nos dejaban sin energía y nos estaban llevando a Venezuela, a un apagón, sin agua. Cada vez más rápido”.

Sobre los cambios en el Gabinete que se anunciaron el sábado (la salida de Aranguren y Francisco Cabrera de los Ministerios de Energía y Producción, respectivamente), Macri destacó que está agradecido a ambos ex funcionarios y explicó que estaban “desgastados”.

“(Los reemplazos) Son para mejorar. Hay momentos en los que se cumple un ciclo y las personas se desgastan más allá del trabajo maravilloso que hicieron”, comentó.

De Aranguren dijo que “le tocó lo peor”, en alusión a recomponer todo el sistema tarifario, y agregó: “Falta retocar un tercio (las tarifas de servicios); lo antes posible, mejor”.

“Estamos buscando un equilibrio entre lo que le duele a la gente y la necesidad en que cada uno asuma su tema. La energía cuesta y la tenemos que importar. Cada pico de frío se le va a cortar a fábricas. No tenemos energía porque hay muchos que en invierno están en su casa y consumen de más”, remarcó.

Sobre la marcha de la política económica de su gestión tras recurrir al FMI, Macri sostuvo que “el gradualismo es el camino para cuidar a los más vulnerables”, pero que “ahora vamos por menos gradualismo porque deterioramos la confianza del mundo”.

El mandatario reconoció en una entrevista que brindó a Canal 13 y que fue grabada este domingo al mediodía, que por culpa de esta “interrupción financiera”, en referencia a la suba del dólar de las últimas semanas, el crecimiento va a bajar, mientras que planteó que “bajar el déficit fiscal” es “ampliar la economía” y “fortalecer el crecimiento del empleo”.

Y finalizó: “Estos golpes nos hacen dudar, pero no vamos a cambiar. El año que viene ustedes decidirán. Les pido que por más que les duela, que esa angustia no los hagan cambiar. No estoy acá por la plata ni por el poder. Estoy acá de corazón par dará pero necesito que cada uno haga su parte”.

Seguir leyendo

Las más vistas