Informe de fiscalía federal de San Isidro sobre la muerte de Maradona

Tras conocerse detalles de la autopsia, dónde se detalla que el paciente Diego Armando Maradona muere a causa de un edema agudo de pulmón secundario a insuficiencia cardiaca crónica reagudizada. Corazón con miocardioparia dilatada.

FISCALIAGENERAL DE SAN ISIDRO.

IPP 14-08-002093-20 CARATULADA “MARADONA, DIEGO ARMANDO S/ AVERIGUACION CAUSALES DE MUERTE”

En el ámbito de la Fiscalia General de San Isidro, se toma conocimiento del óbito de quien en vida fuera Diego Armando Maradona a las 13.20. Frente a la novedad, el Fiscal General de San Isidro Dr. John Broyad dispuso en primer término la creación de un grupo de trabajo, conformado por los Agentes Fiscales Dres. Patricio Ferrari, Cosme Iribarren y Laura Capra para que coordinadamente realicen las diligencias que sean menester. El curso de las directivas y diligencias en todo momento fueron supervisadas por el Procurador General Dr. Julio Conte Grand.

Acto seguido, los fiscales actuantes se presentaron en el lugar del hecho, sito en el Barrio Privado San Andres, ubicado en la localidad de Benavidez. Desde allí se dispuso la realización simultanea de medidas tendientes a establecer las circunstancias que rodearon el deceso, la preservación del lugar del hecho y la contención de los familiares, con la presencia de personal del Centro de Asistencia a la Victima dependiente de esta Fiscalia General. En ese contexto, a las 16.00 horas personal jerarquizado de distintas delegaciones dependientes de la Superintendencia de policia científica realizo su labor en la vivienda supervisada por los fiscales actuantes. Luego se dispuso el traslado del cuerpo a la Morgue de San Fernando fijándose horario de inicio de autopsia a partir de las 18.00 hs., habida cuenta la conmoción pública que el caso trae aparejada.

Realizado aquello, se dispuso nueva distribución del trabajo, siendo que parte del personal se abocó a recibir las declaraciones testimoniales en la sede de la Fiscalia de Benavidez, mientras que otro grupo de fiscales y funcionarios se dirigió al Hospital de San Fernando para presenciar la autopsia.

De los testimonios recogidos en el ámbito de la sede fiscal se concluyo lo siguiente:

La última persona que lo vio con vida fue su sobrino el día martes 24/11, a las 23 horas.

En la fecha se encontraban en la casa su sobrino, su asistente, un empleado contratado para su seguridad física, una enfermera y una cocinera.

Llegaron después, a las 11.30, el psicologo y la psiquiatra personales del fallecido, quienes ingresaron en primer término a la habitación. Se dirigen verbalmente, pero Diego Armando Maradona, que aparentaba estar dormido, no respondia. Por lo que son convocados el sobrino y el asistente quienes lo intentan despertar y sin observar, en principio, la existencia de signos vitales requieren la presencia de la enfermera y la psiquiatra quienes le realizan maniobras de RCP infructuosas.

Solicitan la presencia de ambulancias de distintas prestadoras y en ese interregno piden un medico en la guardia concurriendo un medico cirujano vecino del barrio. Éste arriba y prosigue con maniobras de reanimación. Luego llegan las ambulancias a cargo del medico clinico de la prestadora medica. Prosigue con las maniobras; aplica ampollas de adrenalina y atropina, constatando finalmente el deceso del causante.

Parte de los fiscales actuantes se dirigen a la morgue de San Fernando a fin de controlar y supervisar la diligencia de autopsia respecto de la que, por separado, se aportaran los detalles.