21.1 C
Paraná
sábado, mayo 21, 2022
HomeNotas del EditorJuego abierto, final incierto

Juego abierto, final incierto

Depurar postulantes a la Presidencia de Argentina no será solo una meta de las elecciones primarias.
La depuración podría ser necesaria incluso antes de las mismas para clarificar el panorama de las uniones transitorias electorales (UTE).

La disputa dialéctica que lleva adelante el binomio que comanda las acciones políticas en el país abre interrogantes sobre el futuro de la UTE gobernante.

Es el mismo peronismo el que agita uniones en el marco de las divisiones. Parece una contradicción, pero no lo es.

Desde Madrid, el presidente Fernández lanzó su candidatura para un nuevo período. Olvidó aquello de “nunca más me voy a pelear con Cristina”.

Pero ¿la pelea es tal? Todo parece indicar que sí. Cristina se muestra con Sergio Massa y lo sube a un ring deseado por el tigrense pero, quizás inoportuno, según consideran en su entorno.

¿Qué hará “la jefa”? La vicepresidenta parece dispuesta a desgastar todo lo que se identifique con Alberto y el grupo Callao.

El desgaste puede derivar en efectos nocivos para la vida del frente de todos (pocos).

La diáspora interna hace mella en la confianza. Sin confianza, ningún gobierno llegó a buen puerto.

El fracaso del gobierno, imaginan desde el Instituto Patria, puede redundar en un beneficio para el sector interno mayoritario que depositó a Alberto en el sillón de Rivadavia.

Pero el fracaso puede jugar también en contra de las aspiraciones del Patria.

Los gobernadores peronistas, lejos de entrar en la pelea de Balcarce, hacen su propio juego e imaginan un candidato que los represente.

Aparece así, Juan Schiareti bajo el paraguas del Peronismo Federal.

El escenario es tan confuso como la redacción de esta hoja.

Habrá tres candidatos del PJ, en la misma interna o separados. Los resultados, en cualquier caso, no serían los mejores para la UTE gobernante.

Alberto, Sergio y Juan, dividirían el 50 % del electorado.

Si no es en PASO, dentro de un mismo espacio, corren riesgo de entrar terceros en una carrera que, en principio, sería más sencilla para la oposición.

Pero del otro lado tampoco está muy claro el horizonte. Juntos seguirá siendo una UTE o cada empresa seguirá un camino propio.

El PRO tiene tres precandidatos claros. El ex Presidente Mauricio Macri que avisó que quiere su segundo tiempo, la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich y el alcalde de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

Pero esta vez el radicalismo quiere su parte. Ahí aparecen Gerardo Morales, Martín Losteau y Facundo Manes.

Si Juntos conserva la UTE, las chances de volver al poder son ciertas, si divide, no tantas.
Aparece ahí un tercero en discordia. Javier Milei.

En un escenario de divisiones, es el único que capitalizaría todo su patrimonio pre electoral. Esto es un poco más del 20%. La pregunta es ¿alcanza?

Todo dependerá del PJ. Si no es primarias donde define a sus candidatos y cada cual presenta una opción en las generales por su lado, Milei podría acceder, incluso sin crecer mucho más, a disputar un balotage.

Parece lejano. Pero es una posibilidad. En el entorno no tan cercano del León, imaginan al radicalismo yendo por las suyas, al peronismo dividido y el PRO sin la estructura de la UCR. Se ilusionan.

Es difícil pensar en más de un candidato por frente, entonces cada uno jugará su partido. Todos llegarían en las PASO para jugar las generales. Y allí, se verá.

El terreno de las especulaciones es alimentado por los distintos sectores internos del oficialismo y también de la oposición. Todos quieren, nadie parece estar dispuesto a resignar nada. Los acuerdos peligran y las opciones se multiplican.

Así como los partidos sufrieron una dispersión, las UTE parecen encaminarse hacia el mismo norte.
El final es incierto, el juego está abierto.

NOTICIAS RELACIONADAS