Kicillof descartó una reforma agraria

El candidato a gobernador de Buenos Aires del Frente de Todos expuso su plan de gobierno ante el Consejo Directivo de Carbap, en el marco de la convocatoria de la entidad. Se comprometió a analizar los impuestos al sector.

Axel Kicillof propuso a los productores agropecuarios nucleados en CARBAP la creación de una mesa tributaria y comenzar a analizar iniciativas sobre impuestos al campo, en el marco de la exposición de candidatos a gobernador realizada por la entidad.

En concreto, el exministro invitó a que el sector le eleve una propuesta para estudiar sobre el inmobiliario rural, el inmobiliario complementario, y el impuesto a la herencia, tres puntos por los que la Confederación cuestiona a la Provincia por la presión impositiva

“Los impuestos tienen que ser pagables, porque si no son pagables son una exención”, fue una de las frases que dejó al pasar, en un claro guiño al sector rural.

Kicillof, quien descartó que haya pensado en hacer una reforma agraria –como pidió el dirigente Juan Grabois– sostuvo que buscará trabajar en superar la dicotomía entre el interior y el conurbano bonaerense. “Hay que coordinar todas las identidades en una única identidad”, apuntó.

Asimismo, hizo hincapié en el acento a la producción. “El gobierno de la Provincia tiene herramientas para mejorar la producción y uno es el Banco Provincia que durante esta gestión prácticamente ha abandonado esa función”, afirmó.

Con fuertes críticas a la política económica nacional, Kicillof desarrolló frente a los productores el rol que piensa imprimirle al Banco Provincia, en caso de confirmar el resultado de las PASO el 27 de octubre, aunque también manifestó sus dudas.

“No sé en qué estado patrimonial vamos a encontrar el Banco. Pero si sé que vamos a otorgar créditos para la producción. La Provincia tiene que tener políticas segmentadas, por sector. En la provincia queremos tener una política productiva que incluya a todos los sectores”, sostuvo el exministro de Economía.

Kicillof señaló que hay distintas problemáticas para el sector agrícola y habló de mejorar la infraestructura en más ciudades del interior. “Las prioridades van a ser la Producción, el empleo, la salud y la educación”, recalcó.

En ese sentido, también se refirió a la deuda en la provincia de Buenos Aires, aunque se mostró cauto. “El cierre de caja de la provincia de Buenos Aires, según las estimaciones y publicaciones, va a ser difícil”, sostuvo.

En ese sentido dijo que quizás Vidal necesita requerir que el Banco Provincia “cubra las necesidades del tesoro, pero el banco también está comprometido”, admitió.

“La duda de la Provincia creció y cambió la composición que antes era 50 por ciento en dólares y ahora es 80 por ciento en dólares”, enfatizó.

Economía

Kicillof no dejó pasar la oportunidad de referirse a la situación económica nacional. Estimó que la caída del Producto Bruto Interno será del 8% en diciembre y centró sus críticas en las altas tasas de interés y el cierre de empresas.

“Una de las consecuencias es que han cerrado, en promedio, 140 empresas promedio por mes. Las tasas de interés están 20 por ciento arriba de la inflación. Tenemos la tasa de interés más alta del mundo”, se quejó.

“Este es un modelo que afecta muy fuertemente a la producción. Los sectores productivos que producen para el mercado interno (del agro) han sufrido pérdidas. No así a los sectores exportadores. Pero incluso las actividades exportadoras que están lejos de los puertos también perdieron”, sostuvo.