La híper atomización

Entre el 80 y 90% de las ventas globales de la provincia, son de YPF, Shel y Axion. Por Alejandro Di Palma

A partir de un trabajo estadístico ofrecido por la Cámara de Estaciones de Servicio de la provincia de Entre Ríos que consiste en una completa colección de datos de las ventas de combustibles en la provincia, por año, por combustible y por marca:

Vemos que la participación en ventas de las tres empresas más importantes (YPF, Shell y Axion) viene creciendo, o sea que las ventas de atomizan en este sector de marcas, fenómeno mucho más marcado en la medida que se analicen los combustibles Premium.

Veamos cómo fueron evolucionando las ventas de distintos combustibles en los años 2016, 2017, 2018 y 2019 conforme solo analicemos las otras estaciones de servicio que no poseen ninguna de las tres banderas mencionadas.

2016 2017 2018 2019
Nafta Premium 10.28% 8.69% 5.52% 9.05%
Gas Oil Premium 15.69% 16.12% 15.68% 15.63%
Nafta Super 18.6% 19.54% 18.12% 17.29%

Analicemos ahora la cantidad de estaciones de estas marcas líderes en la provincia YPF 56, Shell 28 y Axion 27, o sea en total 111 estaciones (de estas tres marcas), consideremos que según este informe el total de estaciones vendiendo combustibles líquidos es de 226 por ende las estaciones de estas marcas centrales representan el 49% del universo de las estaciones de servicio.

Vemos como corolario que entre el 80 y 90% de las ventas globales de la provincia (dependiendo del combustible que analicemos), son vendidos por menos de la mitad de las estaciones de servicio.

En este mercado absolutamente desregulado, donde el Estado se apartó de toda regulación, estas empresas petroleras centrales, resultan absolutamente selectivas a la hora de ofrecer sus marcas a las estaciones de servicio, no hace falta agregar que esta mitad del universo de las Estaciones de Servicio resultan estar ubicadas en los lugares mas favorecidos, o lo que es lo mismo, las otras estaciones de servicio están en los lugares más invisibles, pobres y/o periféricos del área de análisis.

Para ser gráfico el desinterés del Estado por regular este mercado no amortiguó sino apalancó la devastación en los lugares anteriormente descriptos con descarnada sinceridad.

Lamentablemente este tipo de acciones se multiplican en cada tema que se analiza dentro del sector de los combustibles, por ende resulta inmediato inferir que se trata de una matriz de funcionamiento, podemos afirmar que estas realidades están pasando de ser una crisis aguda del sector, a ser condiciones crónicas donde la desigualdad y el subdesarrollo los lugares alejados, es la norma.

Este status quo diseñado a medida para satisfacer los intereses de estas empresas petroleras, pareciera ser aceptado tanto por el Estado como por los representantes del sector, quienes luego de publicar estas estadísticas, evitan estos temas que hieren en lo más profundo a un rubro que sostiene un servicio indispensable en los lugares menos favorecidos tanto así como al mismísimo Federalismo.

Queda así demostrado que la indolencia tanto así como la gravedad… es una fuerza casi inmutable.