La Mesa de Enlace aseguró que no habrá aumento de retenciones ni intervención en los mercados

El titular de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes, indicó que se analizará el funcionamiento de “las cadenas de valor”. Las cuatro entidades llevaron un documento con propuestas y medidas para mejorar la producción del campo.

El presidente Alberto Fernández, “no aumentará las retenciones ni intervendrá en los mercados” de exportación de productos agropecuarios, aseguró este miércoles el titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, tras finalizar un encuentro entre la Mesa de Enlace y el mandatario en la Casa Rosada.

“No va a haber incremento de retenciones ni intervención en los mercados”, contó Chemes y añadió que se acordó el compromiso de “una continuidad y acercamiento para analizar cómo están funcionando las cadenas de valor” con motivo de la “baja participación en el precio final” que tienen estos productores.

Ante el aumento en los precios que afronta el consumidor final, el presidente de la CRA consideró que “hay responsabilidad de los diferentes valores de la cadena” como lo son “la industria, la comercialización, la distribución y también el Estado con los impuestos”.

Con este último referencia, indicó que durante la reunión se habló “continuamente para, de esa manera, bajar los costos de producción” aunque el foco estuvo puesto en “generar confianza en el producto para que se incremente la producción”.

Chemes llegó cerca de las 15 junto con los titulares de Coninagro, Carlos Iannizzotto; de la Federación Agraria Argentina, Carlos Achetoni; y de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pellegrina, acompañados por los vicepresidentes de cada entidad.

Los representantes llegaron a la oficina en la que, además de Fernández, se encontraron el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra; el canciller Felipe Solá; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

En la puerta de Balcarce 50, Pellegrina agregó que antes de que Fernández sea presidente le alcanzaron una propuesta “con lo que el campo necesita para despegar definitivamente y aportar exportación, trabajo y desarrollo”.

“Aumento de derechos de exportación o cupos no es el camino y eso quedó muy claro, y por eso el presidente refrenda que no es por allí”, aseguró.

Tiempo después de las palabras de los integrantes de la Mesa de Enlace, el ministro Basterra, en contacto con la prensa, reiteró el mandato central del Gobierno: “Que la mesa de los argentinos tenga alimentos accesibles”.

El titular de la cartera de Agricultura, Pesca y Ganadería estableció que lo que se busca es que “los productores produzcan y produzcan mucho y generen recursos para el país, trabajo y buenas economías”.

“Vamos a convocar a otros actores de la cadena para que se debatan las estructuras de costos y ver que todos se comprometan con esfuerzo para que los alimentos sean accesibles para la ciudadanía”, subrayó.

Cómo se llegó al cónclave

La reunión fue agendada por el Presidente horas después de que las entidades del campo la solicitaran para debatir propuestas sobre cómo estimular la producción y reducir costos que afectan su precio en góndola, y manifestar personalmente su rechazo ante un posible aumento de retenciones o la aplicación de cupos a la exportación de productos primarios.

La reacción del sector se produjo luego de que el Presidente planteara la posibilidad de aplicar ese tipo de medidas para evitar un traslado al consumidor del aumento del precio internacional de productos como la carne, el maíz y el trigo para, así, “garantizarle a los argentinos que tengan la comida que necesitan a precios razonables”.

Fernández dijo que no está “contra el campo” sino enfocado en una recuperación del salario “en términos reales” después de una pérdida que, en los últimos cuatro años, “fue del 20 por ciento”, según expresó durante un reportaje concedido días atrás.

“Lo que tienen que entender los productores es que los pastos no están dolarizados. La producción del maíz no está dolarizada. No pueden trasladar a la mesa de los argentinos los precios internacionales porque no producen a precios internacionales”, señaló el Presidente.

La convocatoria del mandatario a los ruralistas se dio también en momentos en que el Gobierno nacional comenzará una instancia de diálogo con sectores empresariales y sindicales para alcanzar acuerdos que tengan como premisa lograr la mejora real de los salarios por sobre los precios.

El documento de la Mesa

La Mesa de Enlace llevó un viejo petitorio elaborado para los candidatos de las últimas elecciones PASO, en julio del 2019, donde plantearon 14 propuestas del campo y la producción para llevar adelante.

En el documento los ruralistas advierten que las cuatro entidades del campo abogan por el “desarrollo armónico” del país, de la producción, el empleo, la reducción de la pobreza, la alimentación de nuestro pueblo y la vinculación inteligente con el mundo.

Entre los “puntos centrales” de los temas que preocupan a la Mesa de Enlace, se destacan un mayor impulso del mercado interno y una reforma tributaria.

“Necesitamos que se dejen de lado herramientas distorsivas como ingresos brutos, impuesto al cheque, impuestos de sellos, impuestos a la masa salarial, tasas estadísticas en los insumos importados”, señalaron. Y agregaron: “Proponemos un nuevo esquema tributario que incluya incentivos fiscales especiales para los productores de menor escala, pymes, economías regionales y situaciones de emergencia. Debe evitarse que los impuestos se cobren por adelantado, bajo la prerrogativa de pagos a cuenta”.

Además, solicitaron que sea el Congreso quien defina las retenciones. “Los derechos de exportación son un mal impuesto, no tienen en cuenta la rentabilidad de los productores, desincentivan la inversión y reducen la competitividad de las exportaciones, por lo que impulsamos su eliminación para todos los productos”, indicaron.