22 C
Paraná
viernes, septiembre 17, 2021
HomeActualidadLa ocupación de camas críticas es del 91% y crece la preocupación...

La ocupación de camas críticas es del 91% y crece la preocupación en Santa Fe

La tensión que genera la ocupación de camas en el sistema de salud no cede en efectores públicos ni privados. La semana cerró el viernes con las camas críticas de los sanatorios al 98 por ciento y no mucho mejor escenario tenían los hospitales. Es más, si bien este domingo los números en el privado habían cedido al 95 por ciento y en ámbito público al 87, el responsable del Tercer Nivel del Ministerio de Salud de la provincia, Rodrigo Mediavilla, afirmó que durante el fin de semana no hubo sanatorio ni hospital donde la ocupación de camas estuviera por debajo del 95 por ciento y que se hicieron derivaciones de unos a otros para garantizar la atención.

Además, indicó que siguen trabajando en sumar camas generales. En Rosario, ya evalúan la instalación de un módulo en uno de los patios del Hospital Provincial, lo harán también en el Cullen de Santa Fe e iniciarán gestiones con la Universidad para avanzar en una solución similar en el Centenario.

La situación viene siendo crítica no solo por la demanda a los efectores de salud, sino además porque la curva de contagios de la segunda ola no desciende y los especialistas indican que el pico llegará recién en mayo. En ese contexto, la Asociación Médica de Rosario (AMR) alertó en las últimas horas “el riesgo de un inminente colapso sanitario”.

Tal es así que apelaron a “quienes tienen responsabilidad de gestión en los distintos niveles del Estado y en las instituciones de la sociedad” para que se refuerce las medidas que restrinjan la circulación y las actividades, el control de esas disposiciones y el cumplimiento de protocolos para las actividades cuya continuidad se considere indispensable.

Si bien reconocen la situación económica y las apelaciones al cuidado grupal y la sensibilidad, hicieron también hincapié en la “sobrecarga laboral” de los profesionales médicos, incluso estando “mal remunerados”.
Camas al límite
Con más de 6.600 casos activos en la ciudad y un conteo que excede los 600 nuevos positivos cada 24 horas, la ocupación de camas de terapia intensiva en efectores públicos y privados de la ciudad, no cede.

En las últimas horas, fue en los sanatorios donde la altísima demanda llevó a cerrar la semana con una ocupación de 98 por ciento, señaló el referente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, Rodrigo Sánchez Almeyra.

Si bien indicó que para el sábado el número había cedido al 95 por ciento y de hecho este domingo el porcentaje no bajó de ese piso, reconoció que “la demanda es muy alta”, aunque descartó que haya instituciones donde no se estuvieran recibiendo pacientes.

Por su parte, el secretario de Salud Municipal, Leonardo Caruana, alertó en las últimas horas “niveles críticos” de ocupación y el desarrollo de un plan de contingencia en la ciudad.

Y en el mismo sentido, Mediavilla explicó que “el sistema está tenso y en ese escenario no puede estar bien el sector público y mal el privado, o al revés, lo que sucede es que todos los efectores están trabajando al límite”.

En ese punto, indicó que “se hacen derivaciones constantes para garantizar la atención” y para graficar recalcó que “así como en los hospitales se están recibiendo pacientes con obra social, hace unas horas se derivó al privado una emergencia cardíaca de alta complejidad y fue aceptada”.
Sumar camas generales
Ante la imposibilidad de sumar plazas en las unidades de terapia intensiva, la estrategia continúa siendo la de incorporar camas generales en los hospitales, tanto de Rosario como de la capital provincial.

Es que la ocupación de estas plazas, si bien es menor, tampoco muestra números holgados y la semana cerró con apenas un 12 por ciento de disponibilidad en el sector público y menos de un 30 por ciento en el privado.

Por eso, como se hizo en Rafaela cuando un pico de contagios obligó a construir un módulo sanitario en un sector externo del hospital, la misma decisión ya está tomada para el Cullen de Santa Fe.

En Rosario, esa misma solución se está evaluando en el Hospital Provincial, un edificio que permite la instalación de módulos en uno de los patios. Y en el caso del Centenario, adelantó que se iniciarán esta semana las gestiones con las autoridades de la Facultad de Medicina de la UNR, con quienes comparten el edificio, para avanzar en el mismo sentido en parte del edificio de Francia y Urquiza.

“Estamos trabajando muy al límite, pero nadie ha dejado hasta ahora de recibir pacientes”, recalcó Mediavilla.

NOTICIAS RELACIONADAS