La soja acumula suba de 4,13% en dos días en Chicago

La reducción de las existencias estadounidenses y la expectativa por ver nuevas compras chinas alentaron a los fondos de inversión a renovar la apuesta por las cotizaciones de la oleaginosa.

Por segunda rueda consecutiva, el valor de la soja se negoció en alza ayer en la Bolsa de Chicago, donde la reducción de las existencias estadounidenses y la expectativa por ver nuevas compras chinas alentaron a los fondos de inversión a renovar la apuesta por las cotizaciones de la oleaginosa.

Al cierre de los negocios, las pizarras reflejaron alzas de US$4,96 y de 4,78 sobre los contratos noviembre y enero de la soja, cuyos ajustes resultaron de 337,86 y de 342,64 dólares por tonelada. Tras las dos primeras ruedas de la semana estas posiciones acumularon ganancias del 4,13 y del 3,90% frente a los valores vigentes el viernes pasado, de 324,45 y de 329,78 dólares por tonelada.

Los operadores trabajaron en función del stock de 24,85 millones de toneladas de soja relevado anteayer por el USDA al 1º de septiembre, que quedó un 7,15% abajo de los 26,73 millones previstos por el mercado. En tanto, las máquinas avanzaron sobre el 7% del área, en el inicio de la cosecha 2019/2020 en Estados Unidos.

Pero, más allá del actual sentimiento alcista que se percibe en Chicago por el dato sobre el stock, por las recientes compras de “buena voluntad” concretadas por firmas de China y por una cosecha que difícilmente alcance los 100 millones de toneladas, la sustentabilidad de la corriente positiva sigue atada a lo que suceda entre los negociadores estadounidenses y chinos, que durante este mes se verán las caras en Washington. Solo si logran los acuerdos necesarios para ponerle fin a la guerra comercial iniciada en marzo de 2018 y para restablecer un comercio de soja -entre otros muchos productos- sin trabas arancelarias, Estados Unidos podría achicar sus existencias, que aún constituyen un récord histórico.

En las últimas semanas, sobre todo a partir de las compras chinas, el mercado estadounidense vio mejorar sus precios de exportación, que redujeron notablemente la brecha con los valores sudamericanos, entre ellos, con los argentinos. En efecto, un mes atrás el FOB de la soja en el Golfo de México era de 336,90 dólares, contra los 350 dólares vigentes en los puertos argentinos. Ayer esa relación fue de 353,70 contra 354 dólares, respectivamente.

En cuanto a los precios de la soja en al mercado disponible local, la demanda ofreció US$240 por tonelada para el Gran Rosario, US$3 más que anteayer. Los US$240 también se propusieron por el grano con descarga entre abril y mayo, pero en ese caso no implicaron cambios. En el Matba Rofex las posiciones noviembre y mayo subieron US$2,20 y 0,40, al cerrar con ajustes de 245,70 y de 240,40 dólares.