Macri habló de “defender la estabilidad cambiaria” y el dólar pegó un salto

El jefe de Estado lamentó la "incertidumbre política" que generó su derrota en las primarias y llamó a la oposición a "colaborar para que exista una institucionalidad democrática".

El presidente Mauricio Macri aseguró hoy que su Gobierno ha decidido “hacerse cargo” del problema que plantea la deuda y le solicitó a la oposición apoyo para avanzar con el reperfilamiento de los vencimientos.

“Nos hicimos cargo del tema de la deuda para defender la estabilidad cambiaria en el corto, en el mediano y en el largo plazo. Y vamos a trabajar como siempre, sin especular. Eso significa no patear los problemas para adelante”, dijo Macri.

El mandatario se expresó así en un acto por la botadura de un buque construido por la empresa estatal Tandanor.

Macri afirmó que el plan de reperfilamiento de la deuda surgió “de haber escuchado a los propios y a los de la oposición porque es fundamental encontrar acuerdos entre todos”, por lo que solicitó diálogo político y hallar consensos.

“Como presidente me hago cargo de lo que está ocurriendo, por eso estoy acá porque mi misión es llevarles tranquilidad. Para eso estoy tomando las medidas e implementando las herramientas que hacen falta para reducir la incertidumbre”, dijo.

Señaló que tiene la “responsabilidad de liderar este país hasta que logre la calma” y se puedan encontrar “las certezas que hoy no están en esta coyuntura”, por lo que aclaró que sus “intenciones no son egoístas, son pensadas más allá de cualquier especulación personal”.

El jefe de Estado dijo que cuando asumió el nuevo ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, él le pidió que se ocupara de esta crisis para “que no haga sufrir más a los argentinos, que hoy sienten que hoy no tienen más espalda para soportar todo esto”.

“Estamos focalizados en lograr reducir el impacto de la inflación y la incertidumbre que afecta el bolsillo de los argentinos. Estas medidas buscan reducir este riesgo”, dijo el mandatario.

El Presidente dijo que quedan 59 hasta el 27 de octubre en el que se celebrarán las elecciones y dijo que es responsabilidad suya “que se transcurra de la mejor manera” posible.

“Pero nunca depende solo de un gobierno. Todos los que ocupamos de alguna u otra manera el rol de liderazgo en nuestro país sabemos el peso que tiene cada paso que damos y como incide en el presente y en el futuro de los argentinos”, sostuvo.

Por otra parte, lamentó la “incertidumbre política” que generó su derrota en las primarias y llamó a la oposición a “colaborar para que exista una institucionalidad democrática”.

“Los argentinos estamos viviendo a partir del resultado de las PASO un clima de preocupación y de angustia. Se ha generado una incertidumbre política con estas PASO, que han tenido consecuencias económica”, sostuvo el mandatario, que definió a las elecciones primarias como “una encuesta, la más cara de todas”.

El jefe de Estado llamó a la oposición a “colaborar para que exista una institucionalidad democrática, que permita el desarrollo” del país.

“De mi parte está todo el compromiso para dialogar y cooperar con todos los que haga falta para que esto suceda”, añadió el líder del PRO, al tiempo que afirmó que está para “seguir dando pelea por el futuro”.

Y, en clave electoral, concluyó: “No podemos aflojar. Los argentinos decidimos cambiar porque estamos seguros de que podemos ser mejores. Basta de resignación, que no le gane a la esperanza. Si llegamos hasta acá es porque elegimos el futuro y la paz. Ese sentimiento tiene que crecer y reafirmarse en el corazón de cada uno de nosotros”.