17.8 C
Paraná
lunes, agosto 15, 2022
HomeActualidadMegajuicio: Comenzaron los alegatos de clausura de Fiscalía

Megajuicio: Comenzaron los alegatos de clausura de Fiscalía

Finalizadas las declaraciones de imputados en la jornada de este lunes del juicio que se le sigue por cinco legajos de investigación al exgobernador, Sergio Urribarri; sus exministros, Hugo Marsó (Turismo) y Pedro Báez (Comunicación), y otros exfuncionarios y particulares, se dio inicio a la etapa de alegatos de cierre por parte del Ministerio Público Fiscal.

El Tribunal de Juicio integrado por José María Chemes, Carolina Castagno y Elvio Garzón escuchó durante toda la mañana y las primeras horas de la tarde la exposición de la fiscal Patricia Yedro, quien encabeza la acusación luego de la decisión del Jurado de Enjuiciamiento de apartar de su cargo a la Procuradora Adjunta, Cecilia Goyeneche, como consecuencia de la apertura de un jury en su contra.

Yedro se refirió a la causa conocida como de las imprentas en la que, según la acusación, las empresas TEP y Next son propiedad del cuñado de Urribarri, Juan Pablo Aguilera, y no de quienes figuran como dueños (Maximiliano Sena; Emiliano Giacopuzzi y Alejandro y Luciana Almada), los que serían meros testaferros.

También adelantó que los fiscales interinos, Juan Francisco Ramírez Montrull y Gonzalo Badano, se ocuparán de abordar otras de las causas que forman parte del juicio.

“Nos tildaron de arbitrarios, irresponsables, de ejercer el poder de manera desmesurada y hasta de inhumanos. Siempre estuvimos comprometidos con nuestra labor y el descubrimiento de la verdad”, sostuvo Yedro al inicio de su intervención.

“Esta investigación tuvo un transitar lento, estuvo plagado de cuestionamientos, sin embargo hoy podemos decir que todo aquello que sostuvimos ha sido comprobado”, agregó.

En relación a la causa propiamente dicha sostuvo que las empresas TEP y Next “habían nacido de manera paralela con el fin de absorber la totalidad de las contrataciones de publicidad estática en vía pública; crecieron y se desarrollaron de manera simultánea”, y que Juan Pablo Aguilera “era el dueño” de las mismas, lo cual era “un secreto a voces”.

Respecto de Giacopuzzi, Sena, Luciana y Alejandro Almada, Yedro afirmó que “no tenían otro rol que ser la cara visible”. “No eran más que empleados de las empresas, testaferros”, dijo.

“Es posible que el proyecto haya sido de ellos dos (en referencia a las declaraciones de Giacopuzzi y Sena quienes relataron cómo fue que comenzaron y desarrollaron los emprendimientos), pero al aparecer Aguilera, se convierte en un proyecto de cinco”, declaró y agregó: “Ninguno de los cuatro que aparecen como dueños actuaban como tal; todos trabajaban pero ninguno se comportaba como socio gerente”.

Respecto de la acusación al exgobernador, la referencia efectuada por Yedro fue que “Urribarri no desconocía que las empresas eran de Aguilera” y obtenía un “rédito personal porque parte del dinero era aplicado a su promoción”.

En esa línea, mencionó “la autonomía y discrecionalidad” del exmandatario y del entonces ministro Pedro Báez respecto de las órdenes de publicidad con las empresas.

• Disco externo

A lo largo de su alegato, Yedro exhibió correos, mensajes y documentos que según entiende la fiscalía, dan cuenta de gestiones de Aguilera vinculadas con las empresas.

Los documentos fueron encontrados en el disco externo que contiene información sobre supuestos movimientos contables de las empresas TEP y Next, y que fue cuestionado oportunamente por las defensas debido a dudas en el proceso de secuestro y custodia en la etapa de investigación preparatoria, por lo que hicieron reserva del caso federal al considerar que se estaban vulnerando los derechos de sus pupilos.

En ese sentido, Yedro dedicó varios minutos a dar cuenta de los allanamientos y la incorporación del disco externo así como de la labor de los agentes informáticos de Fiscalía, que también fueron cuestionados en su momento respecto de sus incumbencias profesionales para la realización de los informes que elaboraron y sobre los cuales se sustenta la acusación.

“Éramos conscientes de que la mayoría de los testigos iban a ser hostiles”, dijo la fiscal, y remarcó la “especial atención a la prueba documental y evidencia digital”.

Más adelante, en relación al disco señaló que “la información allí resguardada, que está vinculada íntimamente con los ilícitos que se investigan en este legajo, resulta ser la principal fuente de la hipótesis fiscal”.

En otro tramo de su exposición, Yedro se refirió a la contadora Corina Cargnel, quien según la acusación, era quien “rendía cuentas a Aguilera”. “La hipótesis fiscal se asienta en los registros que llevaba Cargnel”, dijo Yedro y señaló que era quien “tenía contacto fluido con Montañana y Bustamante”.

• Oposición de las defensas

Antes de pasar al primer cuarto intermedio de la jornada, previsto para la sanitización del espacio físico, el abogado defensor Emilio Fouces realizó un planteo de oposición a la exhibición de documentos efectuada por la fiscalía.

“No está previsto, no es el espíritu de esta parte del proceso”, sostuvo. “La oportunidad de exhibir pruebas ya la tuvo Fiscalía; el alegato es una etapa procesal netamente oral, así lo establece el artículo 449 (del Código de Procedimiento Penal). Creemos que la fiscalía viola el debido proceso y el derecho de defensa”.

“Tampoco las defensas tenemos las herramientas y la posibilidad de desarrollar una actividad como la que está desarrollando fiscalía con asistentes y demás”, agregó.

A este planteo adhirieron los letrados Ignacio Díaz y Miguel Ángel Cullen.

El Tribunal no hizo lugar a la petición por lo que las defensas dejaron planteada la reserva del caso federal. (APFDigital)

NOTICIAS RELACIONADAS