Monitorean ingreso de langostas a Entre Ríos

Reportaje al Director de Agricultura de Entre Ríos, Carlos Toledo

La manga de langostas que ingresó, en primera instancia el 21 de mayo pasado desde Paraguay a Formosa, ya amenaza a los productores de Corrientes quienes ya están en alerta para evitar grandes pérdidas en plantaciones cítricas, hortícolas y temen que se dirijan a la zona de yerba y el te.

En Santa Fe, adonde llegó el pasado miércoles, afectó campos de trigo y avena de pequeños productores. Pero todavía no hay un registro real del impacto causado por la manga de langosta.

El director de agricultura de la provincia de Entre Ríos, Carlos Toledo, aseguró hoy en diálogo con Palabras Cruzadas que, si se dan las condiciones climáticas previstas hasta ahora, el grupo de insectos, que cubre aproximadamente 10 kilómetros a la redonda, podría pasar a Entre Ríos. Todo depende de la cuestión climática de las próximas horas, sobre todo el viento, aclaró el funcionario del Ministerio de producción de Entre Ríos.

Luego agregó que “Es una plaga que se mueve con el viento y las temperaturas. Estamos muy atentos con lo que pueda pasar con clima”, insitió.

Toledo aseguró que “Es una plaga que se mueve con el viento y las temperaturas. Estamos muy atentos con lo que pueda pasar con clima” y agregó que se monitorea junto al programa de Control de Langostas y Tucuras del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, (Senasa) para determinar los pasos a seguir si, finalmente, la manga de langostas invade territorio provincial.

Finalmente, el funcionario llevó tranquilidad a los sectores poblados. No es un insecto perjudicial para la salud de los humanos, no hace daño, solo a la vegetación y es en lo que se trabaja mediante monitoreo constante, concluyó Toledo.