Municipales de Bovril no han cobrado sus haberes de Julio

"Hay un déficit estructural”, afirmó el jefe comunal de la localidad.

Alfredo Blochinger (Cambiemos), intendente de Bovril, departamento La Paz, abordó la compleja situación que atraviesa el municipio en cuanto a lo financiero, ya que cuenta con trabajadores municipales y subvencionados que aún no han podido cobrar los salarios de julio.

El secretario de Trabajo de la provincia intervino y, este miércoles, en el marco de una audiencia entre el intendente y los gremios, dispuso la conciliación obligatoria por 15 días hábiles, de modo que los trabajadores no podrán realizar ninguna medida de fuerza como venían haciendo. Por su parte, el municipio se comprometió a ir solventando progresivamente hasta el próximo 3 de septiembre, los sueldos de julio y abonar los haberes de agosto al día siguiente.

La situación del municipio

Blochinger manifestó que el municipio tiene “un déficit estructural” que lleva años y que ello tiene que ver con que se fueron asumiendo pagos destinados a la “contención social”. En cuanto a la situación actual, el jefe comunal precisó que la planta de personal es de 100 personas, entre contratados y quienes están en planta permanente; y que entre 240 y 270 son subvencionados a quienes mes a mes, desde 2004, se les paga una suma de dinero en función de las tareas en algún área de servicios públicos.

Las subvenciones laborales contemplan un monto de 2 millones de pesos y los salarios de la planta de trabajadores una suma de $2,5 millones. En este sentido, el municipio necesita entre 4 y 5 millones para pagar a sus trabajadores, lo que implica para el municipio el 80% del presupuesto.

“Estamos con una situación financiera muy complicada, la venimos arrastrando hace más de un año. Es un déficit importante, por el déficit estructural. En Bovril contener social y laboralmente a la gente nos trae serios problemas de financiamiento a la hora de cumplir con nuestras obligaciones salariales”, expresó el intendente radical.

Blochinger remarcó que los trabajadores que actualmente reclaman por el pago del salario de julio son, en su mayoría, subvencionados que recibían un pago por contraprestaciones mínimas. En este sentido, indicó que este programa se remonta al año 2004, momento en que “por el marco económico en que estábamos, el municipio podía solventar esos programas y se trasladó a costa del presupuesto municipal”.

Sin embargo, los tiempos que corren son hostiles para las arcas del municipio: “Cuando hay momento de ajuste económico y la situación económica general tiende a desmejorar, se hace muy difícil para el municipio. Cuando iniciamos la gestión en 2011 con el Fondo Federal Solidario nosotros cumplíamos las dos quincenas del mes perfectamente, y eso después vino disminuyéndose hasta que el año pasado se eliminó y provocó el desfinanciamiento del municipio”, destacó.

Las medidas anunciadas por Macri

En línea con la posición de los referentes de Cambiemos sobre el tema, Blochinger consideró que las medidas redundarán en mayor consumo y, por ende, más recaudación a través de Ingresos Brutos, impuesto que es coparticipable.

“Con esto se va a permitir que haya mayor movimiento económico, de circulación de dinero por parte de los consumidores. Va a permitir tener una mayor recaudación en otros conceptos dentro del mismo pueblo. Va a haber más circulante y se va a generar más recaudación en ingresos brutos, en las tasas. Uno tiene fe que esta medida genere una reactivación que a su vez genere una mayor recaudación”, dijo el presidente municipal.

Las opciones que tiene en mira

El intendente de Bovril, a pesar de sus críticas a la postura de Bordet sobre las medidas económicas anunciadas por Macri tras su derrota en las PASO, sostuvo que pidió una audiencia con el gobernador para interiorizarlo sobre la difícil situación y proponerle acompañamiento económico con algún programa provincial.

Asimismo, recordó que el municipio recibió este año ayuda del gobierno nacional, cuando a través de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) enviaron 2 millones de pesos. Admitió en este sentido que seguirán necesitando fondos de ese tipo para hacer frente al pago de sueldos de los próximos meses y para solventar el “costo social permanente” (subvencionados).

Finalmente, aseveró que se iniciaron los trámites pertinentes ante el ministerio de Desarrollo Social de la Nación por el envío de programas sociales para los subvencionados, cuyos sueldos actualmente se hace cargo el municipio.