Por ordenanza, extreman medidas para cumplimiento del distanciamiento social

En la sesión de este jueves, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad el proyecto de ordenanza remitido a la legislatura local por el intendente Alfredo Francolini con el objetivo de reforzar las conductas y acciones preventivas del coronavirus COVID-19 en diferentes ámbitos de la ciudad.

En tal sentido, la norma avalada por los ediles remarca que en los establecimientos comerciales, culturales, deportivos y religiosos se deberá cumplir estrictamente lo dispuesto en la Emergencia Sanitaria declarada por Nación y Provincia, sin superar en ningún caso el cincuenta por ciento de la capacidad de dichas instalaciones.

En cuanto a los bares, café, restaurantes, pub, cervecerías y afines, la distancia mínima autorizada entre cada mesa será de dos metros; también bajo la condición de cumplir rigurosamente las disposiciones vigentes en cuanto al número de asistentes y las condiciones de higiene.

Asimismo, se establecerán y supervisarán medidas en el ámbito de supermercados, hipermercados, bancos, agencias de cobranzas y financieras para garantizar la distancia mínima de un metro entre cada una de las personas.

Por otra parte, se dispuso la “aplicación obligatoria de medidas sanitarias de desinfección” en medios de transporte, espacios laborales y lugares de acceso público donde exista la posibilidad de aglomeración de personas.

PREVENIR Y TOMAR CONCIENCIA

“El municipio adhirió a todas las medidas que establecidas por el gobierno de Entre Ríos y la Nación. La ordenanza que aprobamos hoy tiene como objetivo reforzar el cumplimiento de todo lo que se viene estableciendo y reglamentando en los últimos días”, señaló la concejal Lía Solís (PJ).

“En una situación de emergencia como la que estamos atravesando, el Ejecutivo necesita estar facultado para tomar determinadas medidas extraordinarias que le permitan afrontar de mejor manera esta instancia. Nosotros cumplimos con nuestra responsabilidad como concejales trabajando este tema, colaborando y facilitando que el Intendente pueda contar con este respaldo y con estas herramientas para trabajar mejor y que el municipio esté mejor preparada para cumplir con la enorme responsabilidad que ejerce en una situación así”, detalló la concejal.

“Más allá de las ordenanzas y las normas, es importante comprender la importancia del compromiso de cada uno”, agregó Solís, “todos tenemos un papel esencial que desempeñar desde un rol activo; todos podemos disminuir la circulación del virus, minimizar la posibilidad de transmisión y mitigar el impacto a corto, mediano y largo plazo. Nos tenemos que involucrar y comprometer más porque, si bien hay responsabilidades en el Estado y sus diferentes estamentos, la decisión de cuidarse es de cada uno, así como también el compromiso de cuidar a su familia y cuidar a los demás”, enfatizó la concejal.

NOTIFICACIONES

Ya en horas del mediodía, personal de Inspección General recorría instituciones comerciales, bancarias, recreativas y sociales para notificar la sanción de la nueva ordenanza y concientizar sobre la importancia de cumplir lo determinado en la misma para colaborar con la prevención del coronavirus.