13.4 C
Paraná
miércoles, junio 23, 2021
HomeEconomíaProponen ¿rebeldía fiscal? en Rosario

Proponen ¿rebeldía fiscal? en Rosario

El sector gastronómico de Rosario se declaró en estado de cesación de pagos debido a la grave crisis que arrastra desde hace más de un año por la pandemia de coronavirus. Los empresarios del sector adelantaron que las únicas obligaciones que afrontarán serán el pago de sueldos a los empleados y los compromisos con los proveedores.

Los propietarios de bares, restaurantes y parrillas plantearon que no podrán cumplir con el pago de servicios y de impuestos de carácter nacional, provincial y municipal, “en virtud de que no hay caja para hacerlo”. “La prioridad será pagar sueldos y proveedores que son los que permiten sostener el negocio en pie”, afirmó Alejandro Pastore, integrante de la Cámara Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Rosario.

El referente del Paseo Pellegrini precisó que la situación “es crítica y gravísima” y que las medidas de asistencia económica que requirió el sector para poder sobrevivir a la pandemia “no han llegado y las consecuencias son éstas”.

En declaraciones a LT8, Pastore agregó que desde el 19 de marzo del año pasado “nadie pudo retornar a la actividad de manera plena. Siempre se trabajó con un cincuenta por ciento como máximo de los factores ocupacionales de los locales, es decir de la cantidad de público que puede ingresar a un salón, y con horarios restringidos de distinta índole”.

Pastore describió así el panorama: “En estos meses tuvimos recortes de horarios. Desde suspensiones a partir de las 19 hasta no trabajar como ahora. Nunca pudimos reactivarnos con total flexibilidad. Eso generó que muchos negocios contrajeran pasivos muy importantes, que se financiaron a partir de este año con la expectativa puesta en que el proceso de vacunación avanzaría a la velocidad anunciada por el gobierno nacional, y que eso iba a deparar en algo de normalidad. La vacunación se realiza a cuenta gotas y la consecuencia es que atravesamos nuevas restricciones”.

Pagar lo imprescindible
“Nadie discute las medidas sanitarias, pero la realidad es que el sector no puede pagar todo lo que no sea absolutamente imprescindible. Entonces determinamos la cesación de pagos de servicios e impuestos de los tres niveles del Estado”, agregó.

Pastore reclamó una “ayuda rápida” del Estado y que “el dinero ingrese de la forma que tenga que ingresar. Hicimos planteos sobre la EPE (Empresa Provincial de Energía) y recibimos a cambio la postergación de vencimientos, pero a valores plenos. En cuanto al tema de aportes y contribuciones y asistencia al salario, los planes Repro llegaron para reemplazar a los aportes para el trabajo y la producción (ATP) pero es más difícil acceder a ellos y tiene muchas trabas burocráticas ”.

“Al no estar esa asistencia, ahora priorizamos lo más importante, nuestros planteles de empleados y los proveedores, porque sin mercadería no se puede trabajar. Necesitamos acceder a las medidas de ayuda para volver a retomar cierta normalidad”, añadió.

Beneficios para el sector
Aunque el sector -afectado por las restricciones- viene sosteniendo desde el inicio de la pandemia este tipo de reclamos, las asistencias nacionales en mayor medida y provinciales este año fueron numerosas.

De hecho, esta semana el gobierno provincial estableció un conjunto de beneficios concretos para el sector. El ministro de Economía, Walter Agosto, precisó que se eximirá del pago de las cuotas de abril a agosto del Régimen Simplificado de Ingresos Brutos, medida que alcanzará a la totalidad de los pequeños contribuyentes, independientemente del rubro y la actividad a la que pertenezcan.

Esto incluye a bares, restaurantes, hoteles y alojamientos, salones de eventos y servicios relacionados, Fútbol 5 y demás establecimientos deportivos, jardines maternales y centros de atención de desarrollo infantil, servicios relacionados al turismo, salas de teatro, de eventos culturales y complejos cinematográficos, discotecas y gimnasios. Todos estos rubros estarán eximidos de pagar el impuesto a los ingresos brutos correspondientes a los meses de abril a agosto.

De ese modo, tampoco serán objeto de retención y/o percepción de ningún tipo y serán excluidos del Sircreb (Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias). Y en esta misma línea, no deberán abonar el pago del impuesto mínimo y se les devolverán las retenciones y/o percepciones y/o retenciones por Sircreb que hubieran sufrido entre abril y mayo del corriente año, para lo cual se deberá realizar un trámite web en API.

Por otra parte, amplió las asistencias económicas que la provincia venía otorgando a 30 sectores que fueron afectados por las medidas en 2020 al incorporar otros rubros por vía de transferencias directas, como es el caso de los trabajadores de la gastronomía, hotelería y el transporte turístico.

Entre las exenciones impositivas, también la provincia fijó una prórroga del plan de regularización de deudas tributarias vigente por 60 días y el estableció un nuevo plan especial de pago con costo cero para deudas impositivas generadas este año.

Además, la semana pasada el gobierno provincial anunció beneficios en el pago de los servicios de electricidad y agua para los sectores comerciales y productivos afectados por las nuevas restricciones impuestas a raíz de la pandemia. Tanto en el caso de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) como Aguas Santafesinas, incluyen pagos de las facturas a valores históricos sin intereses de actualización o mora.

NOTICIAS RELACIONADAS