Recurren a un amparo para lograr que se junten residuos en Paraná

Sin respuestas a los reclamos, con la basura diseminada por doquier, vecinos le piden a la justicia que le ordene cumplir con la recolección al municipio de Paraná.

Un grupo de vecinos de Paraná presentaron un amparo para que el intendente Sergio Varisco ordene urgentemente la recolección de la basura que desde hace días no se cumple en la capital provincial a raíz de una medida de fuerza de los sindicatos municipales.

“Los residuos sólidos urbanos se encuentran ‘tirados y acumulados’ en la vía pública de la ciudad de Paraná desde el pasado 01 de Noviembre de 2019 a raíz de la medida de fuerza tomada por el personal municipal, lo cual es de público conocimiento”, sostuvieron en el escrito.

El Gobierno local, al no cumplir con este servicio, “omite” el cumplimiento de los deberes expresamente establecidos en la Ley Nacional Nº 25.916, en la Ley Provincial Nº 10027 – y su modif. – las Ordenanzas Municipales Nsº 9091/12 y 9233/2014 y sus decretos reglamentarios, “atento a que es el Ejecutivo Municipal ‘el garante’ de la ‘recolección y del transporte’ de los RSU desde los sitios de disposición inicial y hasta la planta de tratamiento y/o sitio de disposición final”, mencionaron.

Además, en tanto ciudadanos paranaenses y representantes de distintas comisiones vecinales, resaltaron que “los deberes omitidos están generando una evidente violación a derechos y garantías amparados en la Constitución Nacional (Arts. 33º, 41, 75 inc. 22º) y Provincial (Arts. 7º, 22°) y Tratados y Convenciones Internacionales con rango constitucional, como lo son el ambiente y la calidad de vida de los paranaenses”.

Más adelante, narraron que la suspensión del servicio de recolección por parte de los gremios municipales (ATE/Suoyem) se ejecutó “por distintos inconvenientes que tienen que ver con cuestiones, netamente, laborales (renovación de contratos, falta de insumos para la prestación del servicio, maquinaria rotas, etc., etc,)”; a la vez que expresaron que “como consecuencia de ello se está comenzando a observar la acumulación de residuos en esquinas, en contenedores (atento a que los mismo están colapsados), en las inmediaciones de ellos, así como la proliferación de mini basurales en lugares lindantes o cercanos a contenedores o espacios destinados por los vecinos para el depósito inicial del residuo”.

Olores nauseabundos, pestilencias, contaminación del aire, del ambiente y visual en los barrios que se encuentran con mayor densidad poblacional son las consecuencias más visibles de esta situación a la que hay que sumarle que dada la etapa del año en la que nos encontramos las “abundantes precipitaciones” provocarán “si no se toman medidas urgentes, la obstrucción de los desagües pluviales”, alertaron en el amparo.

Sin dejar de señalar que los residuos “se comienzan acumular en los frentes de escuelas” exponiendo a los más chicos a los efectos nocivos de la acumulación de basura y a la posibilidad cierta de contraer enfermedades, los accionantes también dan cuenta de los ” problemas ambientales” que “indefectiblemente” ocasionará esta situación, sino se corrije inmediatamente.

En otro tramo del amparo, traen a colación que “en la Ley de Municipios (Ley Nº 10027), específicamente en el Art. 11º donde se establecen las competencias en el marco de los Arts. 240 y 242 de la Constitución Provincial” y allí se establece que “el Municipio es el encargado de ejercer la policía higiénica y sanitaria a través de (c.1) la provisión de todo lo concerniente a la limpieza general del Municipio, a la atención de la salud pública; y a la adopción de medidas y disposiciones tendientes a evitar epidemias, disminuir sus estragos y remover las causas que las producen o favorecen en su difusión”.

“No cabe la menor duda que existe un deber a cargo de DEM que se ha omitido cumplir”, asentaron, para remarcar después: “Queremos aclarar que nosotros no cuestionamos el derecho constitucional que están ejerciendo los agentes municipales, solo pretendemos que el responsable arbitre los medios para evitar en mal mayor, y porque así lo establece la Ley y las Ordenanzas locales”.

En ese tono, enfatizaron que “la medida de fuerza de los empleados no es un argumento que la corporación pública o el funcionario público pueda oponer a la población paranaense” y en este sentido “son los accionados los obligados a cumplir el deber o la manda legal con o sin los empleados municipales, vale decir, que la recolección de los RSU se tiene que efectuar a como dé lugar, no pudiendo tampoco excusarse en la lentitud que los procedimientos administrativos le puedan generar en la contratación de empresa o personal externo para que cumplan las tareas”.

Como parte de la presentación y además del pedido para que en forma urgente se ordene la recolección, los vecinos peticionantes solicitan a la Justicia que “arbitre las acciones necesarias y conducentes para regularizar el servicio de recolección de basura en toda la ciudad de Paraná; remediar los mini basurales a cielo abierto”, al tiempo que demandan “que se realice un relevamiento en toda la ciudad, dentro del plazo de diez (10) días, de los predios y espacios públicos donde se ha depositado basura para su posterior remediación y recolección”.