10.3 C
Paraná
martes, junio 22, 2021
HomeActualidadRehenes que subsidiamos la incompetencia

Rehenes que subsidiamos la incompetencia

OPINIÓN: Por Sergio Fischer Director de INFOPARANA.COM.AR

Hay una forma de sufrimiento de los sectores populares que es la inestabilidad, muchas veces emparentada con la falta de sensibilidad de los sectores que determinan, con su impericia o ineficacia, políticas que impactan en la sociedad.

Las cosas pasan… o no pasan. El colectivo pasa a veces, en otras, deja de pasar y en otras pasa con las puertas cerradas, no para.

Hoy, directamente no salen. A la vera del camino, parados en espera interminable, los que utilizamos el servicio a diario.

Ante situaciones tan inestables, la gente acomoda el tiempo.

Pero esa no es la puerta de salida adecuada para quienes somos rehenes de un servicio que debiera prestarse a pesar de los conflictos que se generen entre las partes.

Naturalizamos que son dueños de nuestro tiempo, de nuestro trabajo y hasta de nuestras vidas. Aceptamos que nadie se haga cargo de lo que nos sucede.

El servicio de transporte urbano de pasajeros es, ni más ni menos, un servicio público y como tal no admite interrupciones a pesar de las circunstancias.

En un contexto de igualdad de oportunidades, se nos dice que el esfuerzo y la inteligencia deberían darle a unos más beneficios que a otros.

No es el caso. Se inyectan recursos desde el estado –en todos sus niveles- a las empresas prestatarias del servicio y estas, sin esfuerzo alguno, por carácter transitivo toma de rehenes a los usuarios.

El sistema actual de pago de boletos, sea este subsidiado o no, pone al usuario como financista de un servicio que hoy no se presta.

Para ser didáctico, si tenés una SUBE y esa SUBE tiene saldo favorable, hoy estas financiando de antemano un servicio que no te prestan.

Financiamos los usuarios el servicio, subsidiamos con nuestros impuestos a los empresarios y estos no garantizan un prestación digan del mismo.

Le pido al estado, reacción. A los ciudadanos, acción. No podemos seguir naturalizando que somos la variable en todo y los que ponemos todo para sostener un sistema perverso que nos tiene cautivos.

Le pido al estado que ponga fin a los métodos empleados por los empresarios y que deje de subsidiar la incompetencia.

NOTICIAS RELACIONADAS