Se diluye la propuesta de diálogo con la oposición

Sobre fines de abril, los mercados enviaron otra fuerte señal de alerta al Gobierno de Mauricio Macri. La crisis económica, la devaluación de la moneda argentina y el alto costo de vida se acentuaron durante 2019, que tiene el condimento especial de ser año electoral. Desde la Rosada se vieron obligados a lanzar una serie de medidas paliativas en materia de consumo y tarifas, pero también de índole política.

En este contexto, el Presidente, a pocos meses de concluir el mandato para el que fue elegido en 2015, invitó, mediante una carta, a dirigentes de la oposición, sindicales, miembros de la Iglesia y gobernadores a adherir a los “10 puntos del consenso”. La finalidad es enviar señales de confianza a los mercados y a los inversores extranjeros.

La preocupación es tal en Balcarce 50 que del convite fue parte Cristina Kirchner, a quien Cambiemos ha vinculado hasta el cansancio en diferentes causas y hechos de corrupción. Cristina, desde la Feria del Libro, evitó confirmar su asistencia, pero habló de la necesidad de un “contrato social de ciudadanía responsable”.

En general, aunque con matices, la respuesta de la oposición fue similar. Piden un verdadero consenso, donde confluyan todos los sectores, y no reuniones bilaterales. Cuestionan el rumbo económico y varios de los puntos esbozados. En esta línea se posicionan Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Miguel Angel Pichetto.

En tanto, Roberto Lavagna, el hombre que tiene ganas de ser el candidato de la gran avenida del medio, fue un poco más duro, elaboró sus propios diez puntos del consenso y comenzó a buscar adhesiones.

Los gobernadores, la mayoría con procesos electorales en curso en sus provincias, prefieren correrse. Sólo unos pocos de Cambiemos y otros tantos que ya atravesaron comicios se mostraron alineados y dieron apoyo.

Está claro que los tiempos de la Rosada no son los tiempos de la oposición y, tampoco, los de los mandatarios provinciales. El Gobierno deberá aprender a cultivar la paciencia y buscar soluciones alternativas que traigan un poco de alivio y le den chances de retener el poder en octubre.